Cambios en los pies por el embarazo por Clínica Fuensalud

¿Cómo cambian los pies durante el embarazo?

El embarazo es una experiencia increíble para cualquier mujer. Durante estos meses de gestación, la mujer experimenta una serie de cambios en su cuerpo mientras dura esa dulce espera del nacimiento de su hijo o de su hija. Todos estos cambios que acontecen al feliz nacimiento del recién nacido, pueden afectar considerablemente a la mujer. Sobre todo, estos cambios se ven acusados en el aparata locomotor, afectando de forma indirecta otras estructuras. Pero en este artículo nos vamos a centrar en los cambios que sufren los pies durante el embarazo y los trataremos desde el punto de vista de la Podología.

Si estás embarazada o conoces a alguien que lo esté, en este artículo podrás dar respuesta a muchas de las preguntas que te estés planteando.

 

Cambios durante el embarazo

Como ya hemos comentado son muchos los cambios que sufre el cuerpo de una mujer embarazada. Estos cambios pueden llegar a afectar de forma indirecta a otras estructuras del cuerpo.

Hay que decir, que cada embarazo es diferente ya que cada mujer es completamente diferente una a la otra, aunque tengan características similares. Por lo tanto, siempre se debe tratar cada embarazo y cada caso de forma individualizada y personificada atendiendo a las características de cada mujer.

Mujer embarazada de Clínica Fuensalud

 

A continuación, os voy a explicar de forma sencilla los cambios más significativos y más llamativo que suceden en el cuerpo a lo largo del embarazo:

  • Evidentemente el cambio más significativo es el aumento de peso que sufre una mujer a lo largo del embarazo. Este peso siempre debe ser controlado por el médico especializado en ginecología, ya que no es conveniente que el peso cogido a lo largo del embarazo sea muy elevado.

Este aumento de peso hace que el cuerpo tenga que adaptar el centro de gravedad del cuerpo. Pero por otro lado, también hay que comentar que este aumento de peso va a repercutir en las rodillas, en los tobillos y en los pies, ya que tienen que soportar más carga, es decir, más peso.

Aumento de peso por Clínica Fuensalud

 

 

  • Otro de los cambios que sufre el cuerpo de una mujer se va a observar en su pelvis. Es evidente que la pelvis debe adaptarse a los cambios y al crecimiento que va adquiriendo el bebé a lo largo del embarazo.

Por lo tanto, la pelvis se va ensanchando y esto hace que la región lumbar o su columna lumbar se adapte, realizando una hiperlordosis.

Este aumento de la lordosis lumbar, se debe a que el cuerpo tiene que readaptar el centro de gravedad.

Hiperlordosis durante el embarazo de Clínica Fuensalud

  • Este ensanchamiento de la pelvis y el aumento de tamaño que progresivamente va adquiriendo el bebé, afecta directamente al útero, ya que éste ejerce presión sobre los diferentes vasos sanguíneos que están ubicados en la pelvis, provocando un descenso en el ritmo del retorno venoso.

Cambios en la pelvis por Clínica Fuensalud

Todos estos cambios indicados anteriormente suelen ser mucho más visibles a partir del segundo trimestre de gestación y completamente apreciables en el tercer trimestre del embarazo o en la recta final del mismo.

Pero insisto, cada mujer y cada embarazo es diferente. Hay mujeres que pueden experimentar estos cambios en mayor o menor intensidad.

 

¿Cómo afectan estos cambios en los pies durante el embarazo?

Por norma general y en nuestro día a día tendemos a no prestarle atención a nuestros pies. Siempre comento que la tendencia general de la población es a ignorar a los pies, siendo éstos una parte fundamental de nuestro cuerpo.

Si esto sucede en una persona o en una mujer que no está embarazada, imaginaros en una mujer que sí lo está. Toda su atención se centra en otras partes de su cuerpo y toda su energía y atención se centra en el bebé.

Pero debo señalar que los pies también cambian a lo largo de los meses de gestación y además cambian de manera considerable.

En muchas ocasiones en la consulta de Podología se pueden ver a mujeres embarazadas, que cuando acuden a nosotros es porque ya presentan verdaderas molestias en sus pies.

Para evitar estas molestias y problemas en los pies, siempre recomiendo que es mejor prevenir.

En este punto os quiero indicar algunos de los cambios más significativos que sufren los pies a lo largo de un embarazo y que debes tener en cuenta para evitar patologías futuras.

  • Como ya hemos comentado anteriormente, uno de los cambios que más evidente se hace a lo largo del embarazo es el cambio o aumento de peso. Y que esto produce cambios en la pelvis, en las rodillas, en los tobillos y en los pies.

Pero, ¿cómo afecta este aumento de peso a los pies de una mujer embarazada?

A consecuencia del aumento de peso generalizado de todo el cuerpo, la bóveda plantar tiende a descender, provocando además, que el marcha sea pronadora.

  • Como consecuencia del punto anterior además el pie tiende a crecer. La mujer embarazada en ocasiones se sorprende porque ve aumenta en uno o dos números el pie que habitualmente calzaba.

Este aumento del número del pie tiene una explicación y se debe a que la mujer embarazada a lo largo de los meses de gestación produce o genera una hormona que se llama Relaxina.

Hormona Relaxina en sangre de Clínica Fuensalud

Esta hormona tiene la función de actuar sobre los ligamentos, de tal manera que va hacer que estos ligamentos y sobre todo los de la pelvis se relajen para el momento del nacimiento del bebé.

Pero esta relaxina, no actúa de manera concreta solo sobre los ligamentos de la pelvis, si no que cuando se segrega lo hace afectando a todo el cuerpo, afectando también a los ligamentos de los pies.

Por lo tanto la Relaxina, va hacer que los ligamentos de los pies y más concretamente los de la bóveda plantar descienda, haciendo que:

  • El pie crezca.
  • Que la bóveda plantar descienda.
  • Y que la pisada de una mujer embarazada sea pronadora.
  • Todos estos cambios en los pies, y sobre todo al descenso de la bóveda plantar puede hacer que los pies de la mujer embarazada sufran a lo largo del embarazo una fascitis plantar.

Esta fascitis plantar puede hacer que haga acto de presencia el dolor en la planta del pie. Este dolor puede ser considerablemente importante, llegando incluso a que la mujer embaraza no pueda caminar.

Fascitis plantar por Clínica Fuensalud

 

 

Si quieres saber más sobre la fascitis plantar en este enlace podrás leer un artículo, que te proporcionará toda la información necesaria: qué es la fascitis plantar

  • Los pies de una mujer embarazada no solo puede sufrir estos cambios, si no que además puede presentar inflamación o edema.

Este edema o inflamación se debe a la presión que ejerce el útero sobre los vasos sanguíneos localizados en la pelvis. Este aumento de presión debido al aumento del peso y tamaño del bebé, hace que el retorno venoso se vea reducido. Aumentando con ello la presencia de edemas en los tobillos.

  • Como consecuencia de la presencia de edema en los tobillos y pies, la mujer embarazada puede sufrir en sus pies uñas encarnadas.

Si quieres saber más sobre las uñas encarnadas y cómo sería su tratamiento con Podología en este enlace te aportamos toda la información que necesitas: Cirugia ungueal en las uñas encarnadas

  • A lo largo del embarazo la piel también sufre sus cambios. Uno de estos cambios que sufre la dermis es que se ve más seca y deshidratada. Esta deshidratación o sequedad también afecta a los pies de la mujer embarazada.

Hidratar los pies por Clínica Fuensalud

 

  • A medida que los meses de gestación van avanzando el tamaño de la tripa de la mujer embarazada también aumenta. Es por esto que ya en la recta final del embarazo puede resultar difícil realizar la autohigiene de los pies. Es decir, puede resultar complicado cortarse las uñas de los pies.

 

Como habéis podido leer, los pies de una mujer embarazada están sometidos a muchos cambios a lo largo de los meses de gestación. Es por esto que siempre recomiendo que se realice una correcta prevención, para evitar que ciertas molestias o lesiones se cronifiquen o bien que perduren más de lo normal en el tiempo.

 

Consejos de podología para cuidar los pies durante el embarazo

En este punto os quiero dar unos consejos muy sencillos y muy fáciles de llevar a cabo para que tus pies durante el embarazo no sufran y luzcan siempre bonitos y repletos de salud.

  • Sigue siempre las recomendaciones de tu Ginecólogo o Ginecóloga para controlar el peso. Evita coger más peso de lo permitido.

Para ello haz una dieta rica y equilibrada y que no falte en ella ningún nutriente.

  • Anteriormente hemos comentado que por lo general durante el embarazo la piel está más seca. Para evitar esta sequedad de la dermis procura beber agua. Esto ayudará a tu piel.
  • Para evitar la sequedad en los pies y la formación de grietas y heridas hidrátalos con una buena crema hidratante apropiada para los pies.
  • Antes hemos comentado que se debe aumentar un poco la cantidad de la ingesta de agua a lo largo del día para evitar la sequedad en la piel.

Pero este gesto de beber más agua, también va a ser beneficioso para los edemas que se formen en los pies durante el embarazo.

Beber agua con Clínica Fuensalud

 

  • Por otro lado, para controlar el edema es recomendable dar pequeños paseos.

No es conveniente estar mucho tiempo sentado, ya que no va a facilitar la circulación.

Pero por otro lado, tengo que decir que tampoco es conveniente estar mucho tiempo de pie. Ya que, se aumentan demasiado las cargas sobre la bóveda plantar y hay que evitar a toda costa problemas tales como la fascitis plantar.

  • Del mismo modo, para evitar la retención de líquidos y como consecuencia la aparición de edema, es conveniente no abusar del consumo de sal durante el embarazo.
  • En tus periodos de descanso o cuando llegues a casa después de tu jornada labora es conveniente que pongas los pies en alto. Con este simple gesto vas a favorecer el retorno venoso y tus pies y piernas no se sentirán tan cansadas e hinchadas.
  • En el caso que tus pies durante el embaraza presenten en algún momento edema, puedes meter los pies en agua y hacer baños de contraste.

Estos baños de contraste consisten en preparar dos recipientes con agua, uno con agua fría y otro con agua caliente. Debes introducir primero los pies en agua caliente durante dos minutos y a continuación meterlos en agua fría también durante dos minutos.

Con estos baños de contraste el edema de tus pies mejorará considerablemente.

  • En el caso que cualquiera de todas estas recomendaciones propuestas anteriormente para evitar o mejorar el edema de los pies durante el embarazo, no den los resultados esperados, te recomiendo que pidas cita con un Fisioterapeuta, para que realice un Drenaje Linfático Manual (DML) en tus piernas.

Si quieres saber más sobre esta técnica, en este enlace podrás obtener toda la información necesaria: Drenaje linfático ¿qué es y para qué sirve?

  • Como he comentado hay que evitar que los pies durante el embarazo sufran lesiones, es por ello que se debe buscar un calzado cómodo y evitar en todo momento que haga rozadura o heridas.
  • En el caso que aparezca alguna lesión en los pies durante el embarazo, como por ejemplo una fascitis plantar, es recomendable acudir al Podólogo para que nos realice un estudio de la pisada y posteriormente si o ve conveniente prescribir unas plantillas personalizadas.

Plantilla personalizada de Clínica Fuensalud

 

  • Por otro lado, es mejor que no realices autoquiropodias. Ya que, puedes realizarte un corte o bien puedes cortar mal las uñas, dejándote algún pico en ellas que te puedan producir alguna herida.

Del mismo modo, el Podólogo puede hacerte un seguimiento de los pies y estar pendiente para que no se formen las temidas uñas encarnadas comentadas anteriormente.

Como habéis podido leer son consejos muy sencillos para cuidar los pies durante el embarazo. Se trata de evitar con ellos posibles lesiones o que estas lesiones (en el caso que aparezcan) se hagan crónicas, perdurando en el tiempo.

Si sigues estos sencillos consejos, tus pies durante el embarazo te lo agradecerán.

¡Pisa bien y vive mejor!

 

Clínica Fuensalud. Departamento de Podología.

Share your thoughts