Cifosis-joroba-chepa Clínica Fuensalud

Cifosis tratada con fisioterapia

En la actualidad son muchos los pacientes que acuden a la consulta de Fisioterapia con dolores o con molestias en su espalda. Estas molestias pueden ser ocasionadas por una gran multitud de causas. Puede ser debido a simples contracturas musculares o bien pueden ser causadas por la presencia de deformidades en la columna vertebral. En esta ocasión nos vamos a centrar en las molestias de la espalda derivadas de las deformidades de la columna. En este artículo os quiero explicar todo lo referente a la cifosis. Seguramente esta patología no la hayas escuchado tal cual, con este nombre, pero seguramente te suene más el concepto de “chepa o joroba”.

El objetivo de este artículo es explicarte todo lo referente a la cifosis.

Pero además podrás averiguar:

  • Los tipos de cifosis que existen.
  • Las causas por las que una persona puede padecer o sufrir cifosis.
  • Las consecuencias que pueden producir las cifosis en nuestro cuerpo.
  • Y además de vamos a explicar los diferentes tratamientos que se pueden seguir para mejorar la cifosis.

Como has podido leer, a lo largo de este artículo podrás resolver muchas de las preguntas que te hayas planteado.

Pues sin más dilaciones vamos a comenzar a desarrollar este artículo, que espero que sea de vuestro interés y de utilidad.

¡Comencemos!

 

Introducción

Como se ha comentado anteriormente, un alto porcentaje de la población sufre alguna lesión o patología en su columna.

Estas lesiones pueden ser muy leves llegando a provocar simples molestias y por lo tanto su tratamiento es sencillo.

Pero sin embargo en la columna vertebral podemos encontrar otras patologías que pueden llegar a ser muy invalidantes para la persona que la sufre o la padece, debido a los síntomas tan molestos que produce.

Este aumento de casos, y en la mayoría de las veces, estas molestias o patologías en la columna vertebral, se debe en gran medida a la deficiencia que la mayoría de las personas pueden tener en sus hábitos diarios de higiene postural.

Es decir, con esto lo que quiero indicar, es que por lo general a lo largo de nuestro día a día no solemos prestar atención a cómo nos sentamos delante de un ordenador o bien a cómo cogemos objetos pesados.

Trabajando con el ordenador crea chepa con Clínica Fuensalud

 

Estos malos hábitos de higiene postural, poco a poco pueden ir haciendo mella en nuestra columna vertebral, haciendo que esta se resienta.

Es por ello que debemos prestar la atención que se merece a nuestra columna, para evitar padecer esos molestos dolores o bien que aparezcan en ella deformidades o desviaciones.

 

Anatomía de la columna vertebral

Para que se pueda entender mejor cómo se desencadena una cifosis y las causas que esta puede llegar a desencadenar, vamos hacer un breve resumen de la anatomía de la columna vertebral.

De este modo, también podrás ubicar de mejor manera dónde se sitúa la cifosis en nuestro organismo o en nuestro cuerpo.

La columna vertebral del cuerpo humano está formada por 33 vértebras. Estas vértebras se distribuyen de la siguiente forma:

  • Región o zona cervical. Está formada por 7 vértebras, que comprenden desde C1 hasta C7.
  • Región o zona dorsal. Está formada por 12 vértebras, que comprenden desde D1 hasta D12.
  • Región o zona lumbar. Está constituida por 5 vértebras, que abarcan desde L1 hasta L5.
  • Región o zona sacra. Está integrada por 5 vértebras, que comprenden desde S1 hasta S5.
  • Región o zona del coxis, que está formada por cuatro vértebras, que está fusionadas.

Curvas Fisiológicas de la columna por Clínica Fuensalud

 

Estas 33 vértebras están unidas entre sí gracias a los cuerpos o discos vertebrales, que van a permitir que la columna vertebral tenga movilidad en sus diferentes ejes de movimientos.

Pero además la columna vertebral va a estar formada por unas curvaturas fisiológicas, es decir, va a tener diferentes curvaturas o formas para poder permitir que la columna pueda soportar las diferentes cargas axiales.

Estas curvaturas fisiológicas o curvaturas normales a las que estoy haciendo referencia son las siguientes:

  • A nivel cervical vamos a encontrar una lordosis. Es decir, una curvatura convexa.
  • A nivel dorsal vamos a encontrar una cifosis. Es decir, una curvatura cóncava.
  • A nivel lumbar vamos a encontrar una lordosis, con una curvatura convexa.
  • Y a nivel del sacro y del coxis vamos a encontrar una cifosis, formando una curvatura cóncava.

Por lo tanto, si observamos una columna vertebral de lado podemos apreciar que la columna del ser humano tiene forma de “S”.

Cuando estas curvaturas fisiológicas están alteradas, es cuando aparecen las lesiones, patologías o deformidades en ella, llegando a producir molestias y/o dolor en la espalda.

 

¿Qué es la cifosis?

Como hemos comentado en el pequeño resumen anatómico del apartado anterior, la cifosis se localiza en la zona dorsal de la columna vertebral. Está constituida por 12 vértebras y tiene una curvatura en forma cóncava.

Cuando esta curvatura pierde su forma o su curvatura fisiológica normal, es cuando aparece una deformidad. A esta deformidad o patología a la que estamos haciendo referencia es hipercifosis.

Esto quiere decir que su curvatura ha aumentado, haciendo más pronunciada su curvatura cóncava, apareciendo lo que todos conocemos de forma habitual con el nombre de “joroba o chepa”.

Esta deformidad de la columna dorsal, puede traer consecuencias a corto y largo plazo para la persona que lo padece. Pero si os parece estas consecuencias lo trataremos de forma más extensa en otro punto.

 

Tipos de cifosis

Existen varios tipos de cifosis. Su clasificación se va a realizar en función de la causa o del origen de la cifosis.

Por lo tanto, las cifosis se pueden clasificar del siguiente modo:

1.- CIFOSIS POSTURAL. Como su nombre indica, son aquellas cifosis que se producen debido a que se han adoptado malas posturas. Este tipo de cifosis son las más habituales o frecuentes y por norma general son más propensas en adolescentes.

2.- CIFOSIS CONGÉNITAS. Son aquellas cifosis que se forman en el bebé dentro del vientre de la madre, debido a que no se ha formado correctamente la columna vertebral.

Cifosis Congénita de Clínica Fuensalud

 

3.- CIFOSIS DE SCHEUERMANN. Este tipo de cifosis son frecuentes observarlas en la edad adolescente. Esta cifosis las vértebras se van a encontrar acuñadas, generando esto dolor y rigidez.

4.- CIFOSIS SECUNDARIAS. Son cifosis producidas por otras causas secundarias, como por ejemplo caídas que producen un acuñamiento de las vértebras. O bien debido a infecciones o tumores.

 

Síntomas de la Cifosis

Los síntomas que produce o provoca una cifosis pueden variar considerablemente, ya que va a depender del grado de afectación y del tipo de cifosis que se padezca.

Es importante señalar, que en las fases iniciales de la formación de una cifosis, por lo general el paciente no suele presentar síntomas. Y en el caso que presente alguna molestia habitualmente no lo suele asociar a la formación de una cifosis.

Los principales síntomas que el paciente suele presentar con una cifosis:

  • Quizás el síntoma más llamativo es la formación de una “joroba o chepa”, que hace que el paciente esté inclinado hacia delante y que además estéticamente es muy visible.
  • Por otro lado, otro síntoma también muy característico suele ser la aparición de dolor en esta zona.
  • Es importante también señalar que los pacientes que sufren cifosis presentan rigidez al realizar ciertos movimientos.
  • Debido a la postura encorvada, los hombros tienden a estar echados hacia delante. Esta postura mantenida durante mucho tiempo puede hacer que el paciente presente hormigueos en las manos o bien mareos o vértigos.

Dolor en la nuca de Clínica Fuensalud

Pero cuando la cifosis es bastante pronunciada los síntomas pueden agravarse considerablemente, afectando la calidad de vida del paciente.

Algunos de estos síntomas a los que estoy haciendo referencia son los siguientes:

  • Pueden aparecer problemas respiratorios, ya que de las vértebras dorsales salen las costillas. Al disminuir la capacidad de la caja torácica, el diafragma que es el músculo respiratorio también se ve afectado.
  • Por otro lado, también pueden aparecer problemas en otros órganos del cuerpo. Esto se debe a que la cajá torácica alberga órganos tan importantes como el corazón. Es por ello, que en ocasiones pueden aparecer problemas cardiacos.

Caja torácica por Clínica Fuensalud

 

Efectos secundarios de la cifosis

La cifosis no solo tiene efectos a nivel estético, ya que el paciente presenta una postura muy característica o bien a nivel visceral. Si no que además todo su aparato locomotor también se va a ver alterado.

Es por ello que en este punto os quiero indicar cuales son las consecuencias o los efectos secundarios que puede padecer una persona con cifosis. Algunas de estos efectos secundarios que van a afectar a las actividades de la vida diaria y por consiguiente su calidad de vida, son los siguientes:

  • El paciente va a presentar limitación a la hora de realizar ciertos movimientos.
  • Como hemos comentado anteriormente la postura del paciente va a ser con los hombros caídos hacia delante, haciendo que sus escápulas también estén hacia delante.

Pero además esta postura va afectar a la región cervical, ya que se va a observar una hiperlordosis. Pero por otro lado la región lumbar también va a sufrir las consecuencias de la cifosis, viendo disminuida su curvatura.

Todo esto va hacer que todo el sistema musculo-esquelético del paciente presente alteraciones y por lo tanto lesiones.

  • Otra de las consecuencias de la cifosis, es la aparición de hernias discales, ya que todos estos cambios en la columna vertebral, van a aumentar la presión entre los discos intervertebrales.
  • Y como no, las contracturas musculares es otro de los efectos o consecuencia de la cifosis.

Contractura muscular de Clínica Fuensalud

Pero, ¿qué músculos van a estar afectados? Pues bien, los músculos afectados son los siguientes:

  • Pectoral Mayor.
  • Pectoral Menor.
  • Subescapular
  • Trapecio
  • Romboides
  • Escalenos
  • Esternocleidomastoideo (ECM).
  • Coracobraquial
  • Braquial anterior.
  • Bíceps braquial.
  • La musculatura del cuello.
  • Los músculos del hombro que son rotadores externos.

 

¿Qué especialista realiza el diagnóstico?

Si sientes molestias en la zona dorsal y además has observado que la forma de espalda ha cambiado, debes acudir al médico. En este caso, a quien debes acudir es al Traumatólogo.

Cuando acudas a la consulta del Traumatólogo, inicialmente te realizará una exploración física de la columna y además te realizará una serie de preguntas. Es decir, te realizará una anamnesis clínica.

Traumatólogo con Clínica Fuensalud

Una vez que ha evaluado tu columna, puede proponerte una serie de pruebas diagnósticas por imagen, para:

  • Verificar el diagnóstico.
  • Y para estudiar el grado y el alcance de la cifosis. Y por lo tanto las consecuencias que puede provocar en el organismo.

Pero además estas pruebas diagnósticas por imagen, ayudará para proponer el mejor tratamiento para aliviar y mejorar los síntomas.

Algunas de las pruebas que te puede proponer el médico son las siguientes:

  • Radiografía (Rx), con esta prueba se valorará el ángulo de Cobb.
  • Resonancia Magnética Nuclear (RMN) o un TAC.
  • Pero además el médico puede prescribir que se realice una Tomografía ósea, para ver la densidad ósea que tienen las vértebras y estudiar el riesgo que hay en las mismas de fracturas.

RMN de columna de Clínica Fuensalud

Tratamientos para mejorar la Cifosis

Una vez realizado un correcto diagnóstico y una vez que se han estudiado las consecuencias es el momento de proponer un tratamiento.

Existen varios tratamientos que el paciente puede seguir, pero la realización de uno o de otro van a depender en gran medida del grado de afectación.

Es por ello, que algunos de los tratamientos son los siguientes:

  • En los casos más severos o graves el tratamiento puede ser quirúrgico.
  • En otros casos se puede proponer al paciente la utilización de un corsé.
  • Y por otro lado, la Fisioterapia puede ayudar en gran medida mejorando considerablemente los síntomas.

 

Tratamiento de fisioterapia para cifosis

La Fisioterapia es una gran opción de tratamiento para las personas que sufren cifosis leve o moderada.

La Fisioterapia para los casos de cifosis, tiene unos claros objetivos. Estos objetivos a los que estoy haciendo referencia son los siguientes.

  • Reducir el dolor o las molestias que la cifosis genere.
  • Disminuir la rigidez que se presenta en la zona dorsal.
  • Reeducar la postura y la higiene postural.
  • Mejorar el tono muscular de los diferentes grupos musculares.
  • Restablecer el perfecto funcionamiento de la musculatura acortada.
  • En los casos en los que la cifosis haya afectado al aparato respiratorio, se debe mejorar la capacidad respiratoria.

Para conseguir todos estos objetivos, el Fisioterapeuta puede hacer uso de una gran cantidad de técnicas y puede proponer un sinfín de ejercicios para mejorar la cifosis. Pero debo decir, que cada paciente tiene unas características individuales y por lo tanto cada tratamiento de sebe ajustar de forma personalizada a cada uno de ellos.

El Fisioterapeuta puede hacer uso de los siguientes tratamientos para mejorar la cifosis:

  • Masaje o masoterapia de los grupos musculares afectados.
  • Ejercicios respiratorios.
  • Los ejercicios para fortalecer la musculatura más debilitada.
  • Ejercicios para mejorar la movilidad torácica.
  • Estiramientos
  • Reeducación Postural Global (RPG).
  • Puede hacer uso de técnicas miofasciales.
  • Y además puede hacer uso de electroterapia, como por ejemplo calor (termoterapia), Ultrasonido (US) o corrientes analgésicas como el TENS.
  • Y por último el Fisioterapeuta diseñará una tabla de ejercicios personalizado para el paciente. Estos ejercicios los deberá realizar el paciente de forma diaria en su domicilio.

Estiramientos contra cifosis de Clínica Fuensalud

 

Como habéis podido leer el tratamiento de Fisioterapia para mejorar la cifosis es bastante amplio. Pero insisto, cada paciente requiere de un tratamiento específico para su afectación.

Espero que este artículo haya sido de vuestro interés.

Recuerda que este artículo es meramente informativo, si quieres consultarnos tu caso en concreto no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

Clínica Fuensalud.

Teresa Leo Jiménez. Fisioterapeuta. (colegiada nº 1651). Experta en Fisioterapia Pediátrica. Experta en Fisioterapia Deportiva y Geriátrica. Especializada Patologías Columna Vertebral.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL TEMA

Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología

Sociedad Española de Columna Vertebral

Share your thoughts