por qué ir al podólogo antes del otoño por Clínica Fuensalud

¿Por qué ir al podólogo antes de otoño?

El final del verano está a la vuelta de la esquina. Cada vez es más evidente que los días de relax y paseos por la playa están llegando a su fin. Uno de estos cambios lo observamos sobre todo en que los días son poco a poco cada vez más cortos y además vamos notando que las temperaturas no son tan altas. Pero no sólo esto si no que además todos nos vamos incorporando a nuestras rutinas diarias. Ante estos cambios y aunque no lo notemos, nuestro cuerpo también se va adaptando a estas variaciones. Del mismo modo, también vamos variando nuestros hábitos diarios a medida que vamos haciendo frente a nuestras rutinas diarias. Que si la vuelta al cole, la vuelta al trabajo, retomar el ejercicio o nuestra actividad física o deportiva.

Todas estas rutinas hacen que nuestro cuerpo se tenga que adaptar. Una de las partes de nuestra anatomía que más acusa estos cambios son nuestros pies. Que debo decir, que por lo general es una de las partes de nuestro cuerpo que menos atención le solemos prestar.

Pero, ¿cómo acusan nuestros pies estos cambios de estación?

Pues bien, este es el objetivo de este artículo, explicaros cómo nuestros pies cambian y se adaptan con el cambio o el paso de verano a otoño. Y por lo tanto la importancia de ir al Podólogo para que nos aconseje de manera personalizada para cuidar de los pies para el cambio de estación.

Pero además, a lo largo del este artículo os vamos a dar una serie de recomendaciones sencillas, que podéis seguir para adaptar los pies para el otoño. Todos estos consejos que os vamos a facilitar son siempre desde el punto de vista de la Podología.

Pues sin más vamos a comenzar con este artículo tan interesante sobre la razón de la importancia de ir al Podólogo para iniciar el otoño con una buena salud en nuestros pies.

 

Introducción

A lo largo de todo el año, todos añoramos la época estival del verano.

Estamos deseando que llegue esos días de descanso y de relax después de un largo año de trabajo.

Cuando llega el buen tiempo vamos quitándonos poco a poco capas de ropa y vamos adaptando nuestro calzado a la subida de temperaturas.

Durante los meses de calor hacemos uso de prendas mucho más ligeras, pero no sólo esto, si no que también adaptamos el calzado.

El calzado que utilizamos son chanclas, sandalias o bien andamos descalzos.

Chanclas, calzado de verano, ir al podólogo Clínica Fuensalud

 

Este gesto que aparentemente puede ser inofensivo, en realidad no es así.

Durante el verano nuestros pies están sometidos a grandes cambios, llegando esto a generar patologías o lesiones en ellos que si no se corrigen a tiempo pueden desencadenar en otras lesiones mucho más importantes.

Pero, ¿realmente somos conscientes de todas las patologías o lesiones que pueden llegar a sufrir o padecer nuestros pies en los meses de verano?

Si os parece os voy a contestar a esta pregunta de manera más desarrollada en el siguiente punto.

 

Patologías más frecuentes en los pies durante el verano

ir al podólogo por dolor en el pie

Como he comentado anteriormente en los meses de verano, los pies sufren y en realidad no somos conscientes de ello.

Estas lesiones a las que estoy haciendo referencia son las siguientes:

  • Aparición de callos.
  • Formación de durezas.
  • Sequedad en los pies.
  • Dolores y molestias en la zona del antepie.
  • Dolencias en los talones y tobillos
  • Debido al contacto tan prolongado al agua al que sometemos los pies durante los meses de verano, las uñas se hacen más débiles, provocando que se agrieten y se rompan con más facilidad.
  • Aparición de hongos o verrugas plantares (papilomas) en los pies.
  • E incluso pueden llegar a parecer leves rozaduras en los mismos.

Pies en el agua de Clínica Fuensalud

 

Cualquiera de estas dolencias que hemos mencionado anteriormente, puede provocar que no caminemos de forma correcta. Por ello la importancia de ir al Podólogo, para evitar que estas simples patologías o dolencias no se agraven.

Debo decir que aquellas personas que sufran algún tipo de neuropatías como puede ser la diabetes, deben prestar gran atención a sus pies, ya que al tener mayor problema o dificultad a la hora de cicatrizar, cualquier lesión o herida en sus pies, puede tener gran repercusión negativa en los mismos.

Es por eso que las personas con estos problemas de base, deben ir al Podólogo con mayor frecuencia para revisar sus pies, ya que en estos casos la prevención es el mejor tratamiento para sus pies.

 

¿Por qué debo ir al podólogo antes de la llegada del otoño?

Como ya hemos comentado, durante el verano por lo general todos nos preocupamos por lucir unos pies bonitos y cuidados.

Pero cuando llega el otoño o cuando bajan las temperaturas y debemos comenzar a utilizar un calzado cerrado, es muy común que nos olvidemos de ellos, ya que la tendencia generalmente es a pensar “que como no se ven”, es no prestarles atención y olvidarnos de ellos.

Esto es un grave error, ya que siempre y a lo largo de todo el año debemos mimarlos y cuidarlos como se merecen, ya que los pies es una de las partes del cuerpo a la que están sometidos a mucha presión, debido a que tienen que soportar una gran carga o peso. Por ello, nuestros pies siempre deben de gozar de una buena salud.

El hecho de ir al Podólogo tiene el objetivo principal de preparar los pies para:

  • Por un lado, descartar alguna de las patologías o dolencias que hemos mencionado anteriormente.
  • Para preparar nuestros pies para introducirlos en un calzado cerrado.
  • Y por último el ir al Podólogo nos puede ayudar, ya que este nos puede dar importantes consejos o recomendaciones para no sufrir patologías en los mismos.

Sala de Podología con Clínica Fuensalud

 

¿Qué les suceden a nuestros pies cuando se pasa de utilizar un calzado abierto a un calzado cerrado?

La respuesta a esta pregunta es muy sencilla. Durante los meses de verano de calor, nuestros pies debido a las altas temperaturas tienden a dilatarse. Como ya hemos comentado en esta época del año es frecuente que en nuestros pies aparezcan durezas, callosidades o bien presenten una deshidratación haciendo que nuestros pies estén más secos.

Pero cuando llega el otoño y debido a la bajada de temperaturas, nuestros pies se estrechan y al introducirlos en un calzado cerrado, las lesiones que hemos comentado anteriormente se pueden agravar.

Es por esto que es fundamental ir al Podólogo para eliminar estas durezas o callosidades, que se conseguirá con una simple Quiropodia, para evitar “males mayores”.

 Zapato cerrado por Clínica Fuensalud

 

Consejos para unos pies sanos

En este punto os vamos a proponer unos sencillos consejos que debéis tener en cuenta para presumir unos pies llenos de salud, antes de que se inicie el otoño y nos pongamos un calzado cerrado.

 

1.- Hemos comentado anteriormente que durante el verano los pies sufren una gran sequedad debido al constante contacto con el agua o bien con diferentes estructuras del suelo.

Pues bien, para evitar que esta sequedad perdure y se agrieten, os aconsejamos que se hidraten los pies. Para ello, extiende sobre la zona de los pies crema, insistiendo en los talones, ya que es la parte del pie que más sufre esta sequedad.

Este gesto de hidratar los pies, se debe realizar dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche antes de irnos a la cama.

crema para Hidratar los pies de Clínica Fuensalud

 

Si quieres saber más sobre cómo evitar la sequedad y las grietas en los pies, en este artículo tienes la información mucho más ampliada: Pies secos y agrietados

 

2.- Es muy importante que se tenga a raya y que se evite en todo momento tener humedad en los pies.

Por ello, cuando salgas de la ducha seca cuidadosamente los pies, insistiendo fundamentalmente entre los pliegues interdigitales. Es decir, insistiendo entre los dedos.

toallas para secar los pies por Clínica Fuensalud

 

Este acto es fundamenta ya que evitaremos meter el pie en un calzado cerrado, y por lo tanto se impedirá la aparición de hongos o pie de atleta.

Si quieres ampliar la información sobre el pie de atleta, en este artículo tienes toda la información necesaria al respecto: Pie de atleta

 

3.- Por supuesto otro aspecto que debemos prestarle una gran atención es al calzado.

Antes de que llegue el otoño, revisa los zapatos de la temporada anterior. Fíjate bien en:

  • El estado de a plantilla del zapato. Cuando los zapatos están en desuso durante un tiempo, la plantilla tiende a cuartearse. Por eso si observas que la plantilla está cuarteada o agrietada, te recomendamos que la sustituyas por otra nueva.
  • Por otro, lado fíjate bien en el estado del tacón del zapato. Si observas que está desgastado, es mejor que en la medida que se pueda reemplaces el tacón por otro nuevo. En el caso que no pudiera ser es mejor que compres un zapato nuevo.
  • En el caso que tengas que tengas que comprar un calzado nuevo debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

-Siempre utiliza un calzado de tu talla. No es nada bueno comprar un calzado que te apriete o bien que te quede demasiado holgado. Esto puede provocar que la pisada de tu marcha se vea alterada, generando o desembocando en problemas importantes para tus pies y para tu salud en general.

-Por otro lado, te recomendamos que busques un zapato o un calzado cuya suela tenga un buen agarre al suelo, para evitar caídas. Por eso fíjate bien en la suela de los mismos, es mejor que tengan algún dibujo y que no sean lisos.

-Observa que la parte delantera del calzado sea flexible. Esto va a permitir que las articulaciones del antepie y de los dedos se muevan correctamente y no sufran.

-Y que decir, por supuesto te aconsejamos que te fijes bien en el material del que está hecho el zapato. Busca un calzado que esté hecho con materiales naturales, como por ejemplo de piel, ya que facilitará la transpiración del mismo.

Zapatería para Elegir zapatos

 

 

4.- Otro aspecto que debes tener en cuenta son los calcetines.

Es mejor que los calcetines que utilices sean de un tejido natural, ya que transpirará mejor. Con esto evitarás que el pie sude en exceso y por consiguiente que aparezcan los hongos o bien que te huelan los pies.

Si quieres saber más sobre el aumento de la sudoración en los pies y el mal olor en los mimos, en este artículo te lo explicamos todo de forma más ampliada y detallada: Mal olor en los pies

Por otro lado, el tejido de los calcetines también es fundamental y de vital importancia. Ya, que, además de evitar el mal olor en los pies y la sudoración, también puedes evitar la aparición de rozaduras y de ampollas.

En el caso que aparezca una ampolla en este artículo te proponemos unos consejos que puedes seguir para evitar la ampollas y para saber cómo curarlas: Curar y prevenir las ampollas

Pero desde mi punto de vista, ante la aparición de esta o de cualquier otra lesión en los pies, es mejor ir al Podólogo para que evalúe la importancia de la dolencia.

Calcetines por Clínica Fuensalud

 

5.- Préstale atención a la higiene diaria de tus pies. Evita en todo momento hacer uso de productos para la higiene de tus pies, que sean muy abrasivos. Es mejor que utilices productos que tengan un PH neutro.

Y por supuesto como hemos comentado anteriormente después de lavarlos, sécalos muy bien.

Jabón neutro de Clínica Fuensalud

 

6.- Si utilizas habitualmente unas plantillas ortopédicas porque presentas alguna anomalía en tus pies, te recomendamos ir al Podólogo para revisarlas y ver que están en perfecto estado y que realmente cumplen la función adecuada para tu caso.

 

7.- Otra recomendación importante es la utilización de un calzado adecuado para cada actividad.

A lo que estoy haciendo referencia con esto, es que después del verano son muchas las personas que retoman su actividad deportiva. Es por ello que se debe utilizar el calzado adecuado para la actividad deportiva que se va a realizar.

Pero en el caso que dudes del estado de tu calzado deportivo, es mejor ir al Podólogo.  Éste evaluará el calzado que tienes y te asesorará y aconsejará de cómo preparar tus pies para retomar tu deporte favorito.

Zapatilla de deporte de Clínica Fuensalud

 

8.- Y por último otra recomendación que te proponemos es ir al Podólogo para que te realice una revisión de tus pies antes de que inicie el otoño.

Así de este modo este profesional de la salud de los pies, puede realizarte y evaluar daños o evitar sufrir lesiones o molestias antes del cambio de estación.

Una regla de oro que siempre debes tener en cuenta para tus pies, es que la prevención es la mejor manera de mimar a los mismos.

Ir al Podólogo por Clínica Fuensalud

 

Si sigues todos estos sencillos y simples consejos, que te hemos propuesto, ya puedes dar la bienvenida al otoño. Presume de una fantástica salud en tus pies.


Bueno, espero que este artículo sobre las razones por las que se debe ir al Podólogo y de cómo preparar los pies para el otoño, haya sido de vuestro interés.

Si a lo largo del artículo te ha surgido alguna pregunta, no dudes en escribirnos en el apartado de comentarios.

¡Pisa bien y vive mejor!

 

Clínica Fuensalud. Departamento de Podología

Share your thoughts