Síndrome del Túnel Carpiano

Síndrome del Túnel Carpiano

Esta semana os vamos hablar de una de las patologías más frecuentes que se suelen dar en la muñeca. Y además seguramente que tengas alguna persona conocida o quizás tú mismo hayas o estés sufriendo esta dolencia. A la patología que nos referimos es el Síndrome del Túnel Carpiano.

A lo largo de este artículo os vamos a contar en qué cosiste este Síndrome, qué causas son las que provoca sufrir esta lesión, cuáles son sus síntomas, cuáles sería su tratamiento y por último os vamos a dar unos pequeños consejos o recomendaciones para prevenir esta lesión.

¿Qué es el síndrome del Túnel Carpiano?

Seguramente en alguna ocasión has escuchado hablar de esta lesión.

Pues bien, el Síndrome del Túnel Carpiano, es una patología que se desarrolla en la muñeca. Este síndrome se produce a consecuencia del atrapamiento o pinzamiento de uno de los nervios que pasan por el Canal o Túnel del Carpo. Este nervio que se ve afectado por este atrapamiento es el Nervio Mediano.

Pero, ¿qué es el Túnel Carpiano?

Pue bien, el Túnel Carpiano también recibe el nombre de Túnel del Carpo. Y es una estructura anatómica que se localiza en la parte anterior de la muñeca. Por este pequeño espacio pasan:

  • El Nervio Mediano.
  • Todos los tendones de los músculos superficiales y profundos de los dedos.
  • Y además el tendón del músculo flexor largo del dedo pulgar.
  • Arterias.
  • Venas.

Canal del Túnel Carpiano

Cómo podéis ver en un espacio tan pequeño pasan o atraviesan una gran cantidad de estructuras. Por lo que podemos decir que la muñeca es una estructura que es bastante compleja.

Por consiguiente, este Síndrome del Túnel Carpiano se desarrolla debido a que existe una inflamación de los tendones que pasan por el Canal del Carpo, provocando con ello que el Nervio Mediano se pince.

Este Nervio Mediano tiene la función de proporcionar:

1.- Sensibilidad a todos los dedos excepto al dedo meñique.

2.- Permite que podamos mover los dedos de nuestra mano, gracias a los impulsos nerviosos que emite.

nervio mediano visión dorsal

 

Nervio mediano

 

Causas del Síndrome del Túnel Carpiano

Existen una multitud de circunstancias que provocan el hecho de que se sufra el Síndrome del Túnel Carpiano.

Hay que decir que la causa más común por la que se desencadena este Síndrome, es debido a una repetición continua y constante de un mismo movimiento o gesto de la muñeca. Es decir, aquellas personas que estén tecleando constantemente el teclado del ordenador, si mantienen posturas muy forzadas, si se hacen manipulaciones de herramientas que vibran etc., son personas que son más propensas a sufrir el Síndrome del Túnel Carpiano.

Pero por otro lado debemos decir que no es la única causa por la que puede desarrollar o sufrir esta patología o esta dolencia.

Otros factores que nos llevan a tener el síndrome:

  • Puede ser debido a que en la muñeca se produce un traumatismo directo, tal como por ejemplo una fractura de algún hueso de la muñeca o simplemente porque se produzca una torcedura de la misma.
  • Aquellas personas que tengan de base algún tipo de enfermedad inflamatoria, como por ejemplo artritis reumatoide o gota, también pueden sufrirla.
  • Si se sufre de alguna enfermedad crónica como puede ser la diabetes.
  • Otro factor de riesgo son aquellas personas que tengan una predisposición a retener líquidos. En este caso nos podemos encontrar a pacientes que sufran de insuficiencia renal. Aunque, por otro lado hay que decir que es muy frecuente ver a mujeres embarazadas que sufren esta lesión y sobre todo en la recta final del embarazo, que es en la etapa que más líquidos se retienen.
  • Aunque las mujeres embarazadas también son propensas a padecer esta patología, ya que otra causa es debido a un cambio en el estado hormonal. Otros ejemplos que podemos nombrar son durante la menopausia o bien durante la lactancia.
  • Y por último, otra de las causas que podemos nombrar es debido a la toma o la ingesta de una serie de medicamentos tales como anticonceptivos, medicamentos para controlar la tensión arterial o incluso la cortisona.

 

Como habéis visto son muchas las causas o los orígenes que hacen que podamos desarrollar esta lesión, pero como hemos dicho anteriormente la causa más común o más frecuente es la mecánica.

Por otro lado, hay que decir que las mujeres suelen sufrir más el Síndrome del Túnel Carpiano. Y más concretamente las mujeres cuya edad está comprendida entre los 40 y los 60 años.

Pero os preguntareis y ¿porqué las mujeres los sufren más que los hombres? Pues bien, esto es debido a que anatómicamente la muñeca de la mujer es mucho más pequeña que la de un hombre y por lo tanto el Canal Carpiano también lo es.

 

Síntomas del Túnel Carpiano

Los síntomas van a variar en función de la etapa o fase en la que se encuentre la lesión. Es decir, evidentemente si está en un a fase de inicio los síntomas serán mucho más leves, que si nos encontramos en una fase más avanzada.

Pero por lo general los síntomas más frecuentes que podemos observar si existe un Síndrome del Túnel Carpiano son los siguientes:

  • El primer síntoma que aparece es dolor. Este dolor en las fases de inicio no es muy invalidante, pero a medida que la lesión evoluciona, este dolor se hace cada vez más intenso.

El dolor se localiza en:

– En toda la palma de la mano.

– Dedo pulgar.

– En el dedo índice.

– Dedo medio.

– En la mitad del dedo anular.

Cuando la patología está en una fase avanzada, el dolor puede extenderse a lo lago de todo el brazo.

 

  • Otro síntoma que vamos a preciar es una sensación de hormigueo. A este hormigueo se le conoce con el nombre de parestesia.

Este hormigueo en la fase de inicio va seguido de un entumecimiento de la mano. Pero cuando la lesión perdura en el tiempo este hormigueo y esta sensación de sentir que la mano está dormida, puede ser muy molesta.

Estas dos sensaciones junto con el dolor descrito anteriormente suelen ser más frecuentes por la mañana y durante la noche.

A lo largo de la noche, la persona que sufre de Síndrome del Túnel Carpiano, puede llegar incluso a interrumpir el sueño, provocando que nos despertemos. Cuando esto sucede el paciente siente la necesidad de sacudir las manos, ya que con este gesto siente alivio.

  • Otro síntoma que se presenta es la pérdida o disminución de la sensibilidad. Este síntoma suele aparecer cuando el paciente se encuentra en una fase avanzada de la patología.

La pérdida o disminución de la sensibilidad se suele presentar en la palma de la mano y desde el primer dedo (dedo pulgar) hasta el dedo anular (cuarto dedo).

  • Y por último otro síntoma típico de el Síndrome del Túnel Carpiano, aparecen los síntomas motores. Es decir, vamos a observar que se tiene dificultad para agarrar objetos.

Diagnóstico del Síndrome del Túnel Carpiano

Los síntomas del Síndrome del Túnel Carpiano, son bastante característicos, por lo que nos ayudar en gran medida a realizar un buen diagnóstico.

Por lo que podemos decir que cuando nos encontramos ante un caso de un posible Síndrome del Túnel Carpiano, las pruebas diagnósticas que podemos hacer son:

  • Es muy importante realizar una buena historia clínica. A través de ella podemos conocer los síntomas y los signos para poder determinar las causas que lo han originado.
  • Por otro lado debemos realizar una buena exploración física. Con esta exploración vamos a determinar:

– La sensibilidad que hay en los dedos.

– La fuerza muscular que posee el paciente en la mano y en los dedos.

Pero hay que decir que no sólo nos centraremos en la mano y en los dedos, si no que en esta exploración también deberemos observar o explorar otras zonas como por ejemplo el brazo, el hombro la zona de las cervicales. Esto es necesario realizarlo porque de este modo descartaremos otras patologías u otras lesiones.

En esta exploración física vamos ha realizar una serie de maniobras para determinar exactamente qué grado de afectación existe en la muñeca. Estas maniobras van a consistir en desencadenar la sintomatología que sufre el paciente.

Estas maniobras de a las que nos referimos son:

1.- PRUEBA O MANIOBRA DE TINEL. – Esta maniobra consiste en golpear de manera suave sobre la zona del Túnel Carpiano. De esta manera desencadenaremos la sintomatología.

Síndrome túnel carpiano y la maniobra de Tinel

 

2.- PRUEBA O MANIOBRA DE PAHLEN. – Este test consiste en que el paciente debe mantener, durante al menos un minuto, las muñecas flexionadas. En el caso que el hormigueo aparezca podemos decir que este test es positivo.

síndrome túnel carpiano con maniobra de Phalen

 

3.- PRUEBA O MANIOBRA DE DURKAN. – Este test es muy parecido al test de Tinel, pero en este caso en vez de golpear en la zona de la muñeca justo dónde se sitúa el Túnel Carpiano, en esta ocasión presionaremos de manera suave. Si los síntomas se desencadenan podemos decir que la maniobra o el test es positivo y por consiguiente existe Síndrome del Túnel Carpiano.

 

  • Pero no sólo existen estas maniobras o estos test, también se le pueden realizar al paciente pruebas diagnósticas tales como por ejemplo una electromiografía. Con esta prueba consiste en dar pequeñas descargas con el fin de saber si el músculo está afectado.

 

  • Y por último otras pruebas diagnósticas que se pueden realizar es una Radiografía (Rx) o una ecografía. Estas dos pruebas se realizan con el objetivo de saber o descartar que existan otras lesiones y además con ellas podremos averiguar exactamente el tamaño que tiene o presenta el canal.

radiografía de la mano

 

Tratamientos para Síndrome del Túnel Carpiano

Para poder tratar o curar el Síndrome del Túnel Carpiano, existen varias opciones. Pero vamos a ir desarrollando cada uno de los tratamientos de menor a mayor.

El objetivo principal de los tratamientos es disminuir o reducir la presión que existe sobre el nervio mediano. Evitando así que el nervio se lesione de manera irreversible. Por eso es muy importante que se inicie el tratamiento lo antes posible.

Inicialmente el paciente debe empezar con tratamientos conservadores. Cuando hablamos de tratamientos conservadores nos referimos a:

TRATAMIENTOS FARMACOLÓGICOS. – El principal objetivo de este tratamiento es disminuir la inflación y el dolor que el paciente suele presentar.

Tratamiento farmacológico

 

TRATAMIENTO FISIOTERÁPICO. –  En este caso los objetivos que tenemos los fisioterapeutas son:

– Reducir la inflamación.

– Eliminar el dolor.

– Devolver la movilidad de los tejidos blandos de la muñeca.

– Recuperar y estimular la fuerza muscular.

 

Pero en que consiste el tratamiento fisioterápico, lo desarrollaremos más profundamente en el siguiente apartado.

 

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO. – Cuando nos planteamos este tipo de tratamientos, es porque existe un gran atrapamiento del nervio mediano por su paso por el túnel. Y además los síntomas que presenta el paciente son de gran importancia o producen una sintomatología muy severa. Provocando con ello que el paciente presente un grado de invalidez importante en la mano.

Fisioterapia y el Túnel Carpiano

La Fisioterapia puede ser de gran utilidad para aquellos pacientes que presentan un Síndrome del Túnel Carpiano. Pero hay que decir que la fisioterapia, sólo sería efectiva en aquellos casos cuyo grado de afectación sea leve o moderado.

Como hemos comentado anteriormente la Fisioterapia tiene como objetivo bajar la inflamación y el dolor. Pero además es muy importante recuperar la fuerza y la flexibilidad de los músculos.

Para ello el tratamiento fisioterápico va a consistir en:

  • Aplicación de electroterapia. En este caso será electroterapia analgésica, con el objetivo de disminuir el dolor.
  • Por otro lado sería conveniente administrar al paciente Ultrasonido (US). El efecto que conseguiremos es antiinflamatorio.
  • Es aconsejable que el paciente se aplique frío en la zona de la muñeca 2 o 3 veces al día, durante al menos 10 minutos. El frío nos ayudará no sólo a bajar la inflamación, sino también el dolor.
  • Se le realizarán al paciente pequeños masajes, con el objetivo de relajar los músculos y los tendones. De esta manera podremos ganar flexibilidad en la articulación de la muñeca.
  • Otra manera de ganar flexibilidad en la muñeca es realizando ejercicios. En un principio los ejercicios se harán de manera pasiva, pero cuando el paciente vaya encontrando mejoría y la inflamación y el dolor hayan desaparecido, es el momento de que el paciente los realice de manera activa.

Los ejercicios que proponemos para el Síndrome del Túnel Carpiano, son muy fáciles de realizar. Pero hay que decir que los ejercicios hay que adaptarlos a cada paciente. Los que a continuación proponemos son unos ejercicios generales.

– EXTENSIÓN DE LOS DEDOS. Para poder realizar este ejercicio haremos uso de una goma. El ejercicio va a consistir en juntar el dedo pulgar al resto de dedos. Y seguidamente separar los dedos, sin que la goma se caiga. Es aconsejable realizarlo entre 30 y 40 veces.

 

ejercicio túnel carpiano

 

ejercicio 2 túnel carpiano

-ESTIRAMIENTOS DE LOS MUSCULOS FLEXORES DE LA MUÑECA. Este ejercicio se debe realizar con el brazo completamente extendido. Hay que agarrar los dedos de la mano con los otros dedos de la otra mano, para llevarlos hacia atrás. Así de esta manera estiraremos la muñeca. El ejercicio se debe realizar de manera suave y lenta. Hay que mantener la posición de estiramiento al menos 10 segundos. Es aconsejable realizarlo 5 veces.

Túnel Carpiano ejercicio de Extensión de muñeca 2

-ESTIRAMIENTO DE LOS MÚSCULOS EXTENSORES DE LA MUÑECA. Al igual que en el ejercicio anterior, para realizar este ejercicio, debemos mantener el brazo completamente estirado y la postura inicial es exactamente igual, pero en este caso en vez de llevar los dedos hacia arriba (hacia nosotros), lo que vamos a hacer es llevarlos hacia abajo. Es conveniente que se realice de manera lenta y suave y mantener la postura al menos durante 10 segundos. Y repetirlo 5 veces.

Túnel carpiano ejercicio de flexión de muñeca

-ESTIRAMIENTO DEL MÚSCULO ABDUCTOR DEL PULGAR. Este ejercicio va a consistir en estirar el dedo pulgar, pero hacia fuera.

 

Túnel carpiano ejercicio de pulgar

-EJERCICIO DE ROTACIÓN DE MUÑECAS.

túnel carpiano ejercicio de rotación de muñeca

 

En algunas ocasiones, cuando el paciente presenta una sintomatología moderada, podemos aconsejar que haga uso de una férula. Esta férula va a tener el objetivo de mantener la muñeca en posición neutra y darle algo de descanso a la misma. Así el paciente no fuerza la muñeca y ni tampoco hace mucho uso de ella, y la mantiene en reposo.

¿Cómo prevenir el Síndrome?

Podríamos decir que no existe una manera concreta de evitarlo, pero si que podemos decir que hay una serie de recomendaciones para no poderla sufrir.

Estas recomendaciones son:

  • Hemos dicho al inicio de este artículo, que una de las causas de esta patología era por la realización repetida del mismo movimiento. Por lo que una de las cosas que proponemos es darle pequeños descansos a la muñeca.
  • Otro consejo que podemos poner en práctica es realizar ejercicios de estiramientos de la muñeca.
  • Por norma general el Síndrome del Túnel Carpiano suele aparecer en la mano dominante, es decir en la mano que más utilizamos, ya que es dónde tenemos más fuerza. Pues bien, otra recomendación que de podemos dar es que se haga un correcto control de la fuerza, que se utiliza para realizar las actividades de la vida diaria.
  • En el caso que se trabaje constantemente con un ordenador, es muy importante que nuestra muñeca esté lo más neutra posible. Con ello evitaremos esta lesión. Para conseguir esta posición neutra basta con que mantengamos una postura alineada y correcta. Pero además debemos tener regulada la altura de nuestra silla de trabajo. De esta manera que el teclado quede a la altura de nuestros antebrazos.

 

Espero que este artículo haya sido de vuestro interés y que os haya resulto alguna duda que pudierais tener.

En el caso que os surgieran preguntas no dudéis en dejarlas en el apartado de comentarios y nosotros las contestaremos.

 

 

CLÍNICA FUENSALUD

Teresa Leo Jiménez. Fisioterapeuta Colegiada número 1651

Share your thoughts