Luxación de la rótula tratada con fisioterapia por Clínica Fuensalud

Luxación de la Rótula tratada con Fisioterapia

Esta semana vamos hablar de una de las lesiones más importantes y frecuentes que se suelen dar en la rodilla. Vamos hablar sobre la luxación de la rótula. Una lesión que es muy frecuente sobre todo entre los jóvenes deportistas.

A lo largo de este artículo te vamos a proporcionar toda la información referente a la luxación de la rótula. Entre los puntos que trataremos nos centraremos en los siguientes:

  • Qué es la luxación de la rótula.
  • Cuáles son las causas o los mecanismos por los que se produce la luxación de la rótula.
  • Los síntomas más característicos de la luxación de la rótula.
  • El tratamiento de Fisioterapia más indicado a seguir para una rápida y efectiva recuperación.
  • Cómo se puede prevenir en la medida de lo posible una luxación de la rótula.

Como habéis podido leer vamos a tratar en profundidad la luxación de la rótula.

Quédate conmigo y no te pierdas este artículo que te puede ser de gran utilidad.

¡Comencemos!

 

Introducción

La rodilla, junto con otras articulaciones de miembro inferior, son de vital importancia. Ya que gracias a ella podemos desplazamos, correr, caminar o simplemente mantenernos de pie.

Pero además la articulación de la rodilla va a soportar gran parte del peso de nuestro cuerpo.

Es por estos motivos que la rodilla es una de las articulaciones que más lesiones o patologías pueden sufrir.

Cualquiera de estas lesiones o patologías pueden ser sufridas o padecidas por cualquier persona y de cualquier rango de edad. Pero si que es verdad que son más frecuentes observarlas o apreciarlas en personas que son deportistas o que realizan algún tipo de actividad física de forma habitual.

En este caso nos vamos centrar en una patología muy común, que es la luxación de la rótula.

Pero para poder entender mejor el mecanismo de la luxación de la rótula, vamos hacer unas breves y sencillas anotaciones sobre la anatomía de la rótula y de la rodilla.

 

¿Qué es la rótula?

La rótula es un hueso sesamoideo que tiene forma ovalada y que se va a localizar en la parte anterior de la articulación de la rodilla. Y que va ser una estructura anatómica de vital importancia debido a su localización y a su función.

Entre las funciones de la rótula están las siguientes:

  • Dar estabilidad a la rodilla.
  • Proteger la articulación de la rodilla.
  • Permitir la flexión de la rodilla.
  • Y proporcionar la extensión de la rodilla.

Para poder realizar estas funciones la rótula trabaja de manera conjunta con otras estructuras anatómicas. Estas otras estructuras anatómicas a las que estamos haciendo referencia son las siguientes:

  • Ligamentos, entre los que podemos destacar el ligamento patelofemoral medial, el ligamento patelofemoral lateral, el ligamento patelotibial lateral y el ligamento patelotibial medial.
  • Músculo, que el principal y más importante va a ser el cuádriceps.
  • Y,  tendones, entre los que podemos señalar el tendón rotuliano y el tendón cuadricipital.

Gracias a todas ellas la rótula se va a mantener de manera equilibrada y centrada en la articulación de la rodilla.

Por otro lado, hay que decir que la rótula y el hueso del fémur están en contacto y para que no exista fricción o rozamiento cuando ambas estructuras se mueven, va a estar recubierto por un cartílago.

De este modo y por cómo se distribuye anatómicamente la rodilla, en el momento que se produce una lesión en la rótula o el cualquier otra parte o zona de la misma, el resto de las estructuras próximas a ella también pueden llegar a sufrir una lesión.

Anatomía del Cuádriceps por Clínica Fuensalud

 

¿Qué es la luxación de la rótula?

Como habéis podido leer la rótula es de vital importancia para el correcto funcionamiento biomecánico de la rodilla.

Podemos definir que la luxación de la rótula es cuando este hueso sesamoideo se desplaza. Es decir, por decirlo de una forma común para que todos me podáis entender, “es cuando la rótula se sale de su sitio”.

Rótula de Clínica Fuensalud

 

Causas de la la Luxación de Rótula

La luxación de la rótula se puede producir por una serie de motivos o de causas. Pero por lo general, este tipo de lesiones principalmente se deben a:

  • Un golpe o traumatismo lateral sobre la rodilla. Este tipo de causas es muy frecuente en futbolistas.
  • O bien cuando se produce una torsión de la rodilla, provocando una fuerte presión sobre la rótula, haciendo que esta salga de su cavidad.

Pero debemos decir, que hay un grupo de personas que tienen un cierto grado de predisposición a sufrir la luxación de la rótula. Es decir, existen factores de riesgo que hacen que en la rótula hay cierto grado de inestabilidad.

Pues bien, ¿cuáles son los factores de riesgo que predisponen a una persona a padecer luxación de rótula?

Estos factores de riesgo a los que estamos haciendo referencia son los siguientes:

  • Presencia de inestabilidad en el músculo cuádriceps y más concretamente del vasto interno del mismo. El músculo cuádriceps está formado por tres vientres musculares que son vasto interno, vasto externo y recto femoral. Estos tres vientres musculares van a dar estabilidad a la rótula y la van a mantener en una posición neutra y centrada. Pero en el momento que existe una debilidad de uno de los vastos la rótula se convierte en inestable y pierde su posición correcta.
  • Otro factor de riesgo que hace que se tenga cierta predisposición a sufrir luxación de la rótula, son aquellas personas que tienen pies planos.

Pie plano con Clínica Fuensalud

 

Los pies planos van a provocar una disfunción y desequilibrio en los apoyos del pie, por lo tanto, va a desencadenar que se pierda la alineación de todas las estructuras óseas de la pierna. Esta desalineación ósea, va hacer que la rótula sea inestable y por lo tanto pueda provocar una luxación de la rótula.

  • El hecho de tener un aumento en al ángulo femoral o ángulo Q también es un factor de riesgo. El ángulo Q es una medición que se hace, para saber la alineación de la cadera y la rótula. De esta manera si el ángulo es alto, el riesgo de padecer una luxación de la rótula es mayor.
  • En los casos de hiperlaxitud, la rótula se va a ver hipermovilizada, por lo tanto, también se puede considerar un factor de riesgo.
  • Y por último otro factor de riesgo para poder padecer luxación de la rótula, son los casos dónde se puede apreciar una alteración en la formación del surco donde se inserta la rótula.

 

Síntomas de la Luxación de Rótula

Es importante señalar e indicar que los síntomas que puede desencadenar la luxación de rodilla, pueden ser muy parecidos o similares a otras lesiones o patologías de la rodilla.

Es por esto que es fundamental realizar un correcto diagnóstico de la rodilla. Pero este punto lo desarrollaremos más adelante.

Pues bien, una vez hecho este pequeño inciso o anotación, vamos a indicaros los síntomas principales de la luxación de la rótula:

  • El principal síntoma que se siente es dolor en la rodilla.
  • Al desplazarse la rótula va a afectar a otras estructuras o a otros tejidos cercanos, por lo tanto, puede aparecer inflamación.
  • El paciente va a presentar una pérdida de la movilidad de la rodilla.
  • Y por último la rodilla puede ver alterada su aspecto, debido al desplazamiento de la rótula.

 

Tipos de Luxaciones de Rótula

Podemos hacer una sencilla clasificación de los tipos de luxaciones de rótula. Esta clasificación es la siguiente:

  • LUXACIÓN DE RÓTULA PRIMARIA, son aquellas luxaciones que se producen por primera vez.
  • LUXACIÓN DE RÓTULA RECIDIVANTES, son aquellas luxaciones de rótula que se han producido muchas veces. Es decir, ocurren de forma recurrente y por tanto en la rótula existe una inestabilidad crónica.

 

Diagnosticar la Luxación de la rótula

Es fundamental realizar un correcto diagnóstico, ya que es muy importante descartar cualquier otra patología de la rodilla.

Es habitual que en ocasiones se pueda confundir los síntomas de la luxación de rótula con una rotura del ligamento cruzado anterior.

En el caso de la luxación de la rótula el diagnóstico inicialmente se realizará mediante el juicio clínica y basándonos en los síntomas que describe el paciente y en la exploración exhaustiva que se realice de la rodilla.

Exploración de la rodilla Luxación de la Rótula  por Clínica Fuensalud

 

En el caso que se sospeche que la luxación de la rótula haya podido afectar a otras estructuras cercanas, sería necesario prescribir al paciente una serie de pruebas por imagen. Lo más habitual es indicarle al paciente que se realice una Resonancia Magnética Nuclear (RMN) o bien una radiografía de rodilla (Rx).

Gracias a esta prueba no solo descartaremos o confirmaremos la luxación de rodilla, si no que además podremos observar el grado de importancia o de gravedad de la luxación de rodilla.

Rx de Luxación de la Rótula con Clínica Fuensalud

 

Tratamiento para la Luxación de la Rótula

Como ya hemos comentado a lo largo del artículo, este tipo de lesiones van a producir en la rodilla una gran inestabilidad.

Por lo tanto, el tratamiento a seguir debe ser una combinación del tratamiento prescrito por el médico y seguir un tratamiento con un Fisioterapeuta especializado en la articulación de la rodilla.

El tratamiento a seguir o a realizar para una luxación de rótula lo podemos dividir en varias fases:

  • PRIMERA FASE. Esta fase corresponde justo cuando se produce la luxación de rótula.

En esta fase va a intervenir tanto el médico, como el Fisioterapeuta:

El médico prescribirá al paciente la ingesta de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINES) y reposo. Gracias a esto se controlará el dolor y la inflamación.

Y por otro lado la intervención del Fisioterapeuta desde este mismo instante va a ser primordial para la buena y rápida recuperación.

En esta fase el Fisioterapeuta va a indicar al paciente que mantenga el pie en alto y le aconsejará la aplicación de hielo. El objeto de ello es favorecer la disminución de la inflamación.

Por otro lado, el Fisioterapeuta trabajará con el paciente la realización de unos ejercicios de isométricos del músculo cuádriceps, para evitar que este pierda masa y fuerza muscular, que impediría o retrasaría la recuperación.

 

  • SEGUNDA FASE. Esta fase corresponde el periodo de recuperación entre la tercera y la quinta semana desde que el paciente ha sufrido la luxación de la rótula.

En esta fase el Fisioterapeuta se centrará en:

Recuperar la movilidad de la rodilla.

Fortalecer la musculatura de la misma.

Y comenzará a realizar ejercicios de propiocepción de la rodilla.

Ejercicios de propiocepción con Clínica Fuensalud

 

  • TERCERA FASE. Es el final de la rehabilitación. Durant este periodo el Fisioterapeuta debe preparar al paciente para que realice cualquier actividad deportiva. Para ello el protocolo de tratamiento marcado estará basado en seguir trabajando la propiocepción y los ejercicios de fortalecimiento.

 

Durante la rehabilitación de la luxación de rótula, el Fisioterapeuta puede hacer uso de cualquier técnica o bien puede utilizar cualquier aparto de electroterapia para poder conseguir los objetivos marcados.

Un dato que quisiera hacer, es que el tratamiento expuesto es sólo a nivel informativo y es un tratamiento generalizado. Debo decir, que cada protocolo de tratamiento debe ser completamente individualizado y personalizado para cada paciente. Ya que para esbozar un tratamiento el Fisioterapeuta debe tener en cuenta ciertos aspectos importantes del paciente.

Estos aspectos a los que estamos haciendo referencia son los siguientes:

  • Causa o causas por las que se ha desencadenado la luxación de rótula.
  • La gravedad de la lesión.
  • Edad del paciente.
  • Patologías de bese que este padezca.
  • Actividad física que realice.

 

En el caso que el paciente tenga una luxación de la rótula recidivante, en este caso es el médico especialista quien debe valorar la posibilidad de realizar una cirugía.

Si la cirugía se realiza, después el paciente debe iniciar rehabilitación postquirúrgica con un Fisioterapeuta.

 

Prevenir la Luxación de la Rótula

Sobre todo, lo que tienes que tener en cuenta es si eres un paciente candidato a padecer esta lesión. Es decir, si sufres alguno o algunos de los factores de riesgo que hemos descrito anteriormente.

En el caso que quieras prevenir padecer una luxación de la rótula debes:

  • Fortalecer muy bien el músculo cuádriceps, sobre todo insistiendo en el vasto interno del mismo.
  • Por otro lado, si tu factor de riesgo radica en la presencia de alteraciones biomecánicas de tu marcha o tener pie plano. En este caso, te recomiendo que acudas a un Podólogo, para que haga un estudio de tu pisada y de la marcha, para que te realice unas plantillas ortopédicas personalizadas, con el objetivo de corregir estas disfunciones que pueden afectar a tu rótula.

Plantilla ortopédica de Clínica Fuensalud

 

  • En el caso que tu musculatura se sobrecargue con facilidad a la hora de hacer deporte, te recomiendo que programes de manera periódica una visita al Fisioterapeuta para que te realice un tratamiento para descargar la musculatura.
  • Por otro lado, otra recomendación que puedes seguir para prevenir la luxación de la rótula, es realizar una serie de ejercicios de estiramientos. Estos estiramientos deben centrarse sobre todo en la cadena posterior de la pierna. Es decir, debes estirar los músculos tríceps sural e isquiotibiales.

 

Conclusión

La luxación de la rótula es una de las lesiones más frecuentes que se pueden producir en el ámbito del deporte.

Este tipo de lesiones se pueden producir por un impacto sobre la rodilla. Pero existen mecanismos o factores de riesgo que pueden propiciar que el paciente pueda padecer luxación de la rótula.

Lo más importante de esta lesión es realizar un rápido y correcto diagnóstico y por supuesto comenzar lo antes posible con una rehabilitación. De este modo, se podrán minimizar considerablemente las complicaciones que pueden aparecer a causa de esta lesión.

El objetivo principal del Fisioterapeuta es conseguir que el paciente se reincorpore lo antes posible a su actividad diaria y a su actividad deportiva. Para ello siempre se aconseja que el paciente siga todas las indicaciones médicas y de su Fisioterapeuta.

 

Clínica Fuensalud.

Carlos Molina Caldeiro. Licenciado en Kinesiología y Fisiatría. Fisioterapeuta. (colegiado nº 1392). Acupuntor. Osteópata C.O. Experto en Fisioterapia Deportiva.

 

ENLACES DE INTERÉS PARA EL LECTOR

Share your thoughts