Hipopresivos qué son y para qué sirven

Hipopresivos y sus beneficios

Hola a tod@s en esta ocasión vamos a tratar un tema que está de completa actualidad y que seguro que habéis oído hablar de ello. El tema al que estamos haciendo referencia son sobre los Hipopresivos.

¿A qué has oído hablar de ello? Seguramente estés pensando que sí, pero no sabes exactamente qué son, en qué consisten y todos los beneficios que te puede aportar esta nueva práctica. A lo largo de este artículo os vamos a ir contando todo lo referente a los Hipopresivos y la multitud de beneficios que te puede aportar.

Si te quedas conmigo a lo largo del artículo descubrirá ésta y muchas más cosas.

 

Introducción

Hoy en día la realización de esta técnica está de plena actualidad, ya que toda aquella persona que lo practica observa los grandes beneficios que conlleva su ejecución habitual.

A los hipopresivos se les puede llamar o se les puede denominar de las siguientes maneras:

  • Ejercicios hipopresivos.
  • Abdominales hipopresivos.
  • Técnicas hipopresivas.
  • Ejercicio de hipopresión.
  • Gimnasia hipopresiva.
  • Gimnasia abdominal hipopresiva.

Como habéis comprobado se les puede llamar de muchas maneras, pero la forma más común de referirnos a ellos va a ser hipopresivos.

Los hipopresivos es una técnica que va a tener como objetivo la reeducación postural combinada con la respiración.

Esta fórmula nos va a proporcionar muchos beneficios entre los que se encuentra:

  • Los beneficios terapéuticos.
  • Estéticos.
  • Con ellos vamos a observar que nuestro rendimiento deportivo va a ser mucho mejor.
  • Y por último, nos va a proporcionar muchos beneficios ya que vamos a prevenir el sufrir molestias en nuestra espalda o vamos a evitar el lesionarnos cuando realicemos cualquier otra práctica deportiva.

 

¿Qué son los Hipopresivos?

Estos ejercicios hipopresivos se desarrollan como una alternativa a otros métodos tradicionales, para mejorar y reeducar la postura y la respiración. Pues bien, se puede definir esta técnica cómo ejercicios posturales que van a activar toda la musculatura, sin provocar demasiada presión abdominal.

Es decir, cuando hacemos los abdominales tradicionales, por lo general siempre que realizamos el movimiento, provocamos un aumento de la presión en la región del abdomen. Pues bien, los ejercicios hipopresivos van a conseguir el fortalecimiento de la musculatura sin provocar esta presión y esto lo va a conseguir gracias a la reeducación postural y al control de la respiración.

hipopresivos Clínica Fuensalud

 

Los ejercicios hipopresivos van a trabajar más sobre la musculatura profunda del abdomen, es decir, sobre el músculo transverso abdominal y sobre los músculos oblicuos. Pero esto no significa que el resto de la musculatura no se trabaje, por supuesto que también activan, pero lo hacen de manera indirecta como acto reflejo al movimiento o la maniobra que se esté realizando en ese momento.

 

Diferencias entre Abdominal clásico y un Hipopresivo

Bueno, parte de esta pregunta la hemos contestado en el apartado anterior.

Pero resumiendo, podemos decir que al realizar los abdominales clásicos vamos a aumentar la presión sobre toda la región abdominal, pero que sin embargo con los ejercicios hipopresivos vamos a conseguir que esta presión sea mucho más inferior.

La región abdominal es una zona muy amplia y que alberga una gran cantidad de estructuras anatómicas, como por ejemplo las vísceras.

Pues bien, como hemos comentado al hacer un abdominal aumentamos la presión. Esta presión va a provocar:

  • Que por la parte superior del abdomen, que se encuentra el músculo diafragma este se desplace aún más, debido a esta presión.
  • Que por la parte inferior, que se encuentra toda la zona del suelo pélvico se debilite. Una de las funciones principales del suelo pélvico es dar sustentación a las diferentes vísceras que hay, como por ejemplo la vejiga o el útero.

Abdominal clásico y un Hipopresivo

 

Si observáis, si la zona del suelo pélvico se debilita podemos provocar que se atrofie y por consiguiente aparecen las temidas incontinencias urinarias.

 

Beneficios de practicar Hipopresivos

Como hemos comentado anteriormente es una terapia que está muy en auge actualmente, ya que son muchos los beneficios que aporta.

Pero los beneficios que vamos a obtener son sólo van a estar relacionados con la mejora de la musculatura de la zona abdominal.

Son muchos más y a continuación os lo vamos a exponer:

  • Vamos a observar que el contorno de la cintura va a disminuir.

cintura

 

  • Pero no solo va a tener un beneficio estético, sino que además vamos a mejorar nuestra postura y por consiguiente vamos a favorecer la funcionabilidad de nuestro cuerpo en general.
  • Es muy recomendable para aquellas mujeres que están en el periodo postparto, ya que con los ejercicios hipopresivos vamos a evitar o prevenir la debilidad del suelo pélvico.
  • Al mejorar la toda la zona pélvica, vamos a evitar que se sufran incontinencias urinarias.
  • Al trabajar y al fortalecer los músculos abdominales, vamos a generar nuestra propia faja anatómica, por lo que vamos a evitar sufrir lesiones en la región lumbar y en general en nuestra columna vertebral.
  • Con la práctica habitual de los ejercicios hipopresivos mejoraremos nuestra capacidad pulmonar y además vamos a restablecer todos nuestros parámetros respiratorios.

pulmones

  • Otro beneficio que podemos obtener es la prevención de hernias, tales como por ejemplo inguinales o bien abdominales.
  • Con la práctica de los hipopresivos vamos a mejorar también la vascularización, por lo se van mejorar y se van a prevenir los edemas en las piernas y la sensación de piernas cansadas.

Como habéis podido leer son muchos los beneficios que nos aporta la práctica habitual de los ejercicios hipopresivos. Estos beneficios abarcan tanto el campo terapéutico, como el deportivo.

 

Quién puede hacer Ejercicios Hipopresivos

Los ejercicios hipopresivos son tan beneficiosos, que en un principio lo pueden practicar cualquier persona tanto hombres como mujeres. Aunque hay que señalar que si existe un grupo de personas en las que no se recomienda que practiquen esta modalidad.

Estos grupos a los que nos referimos son:

  • Aquellas personas que tengan la tensión alta, es decir los hipertensos.
  • Y las embarazadas. En este caso siempre y cuando sea bajo prescripción médica se pueden realizar variando la intensidad de los ejercicios. Pero vuelvo a señalar que en un principio se desaconseja.

 

Hipopresivos y el postparto

Muchas son las mujeres que después de dar a luz deciden por la práctica de los hipopresivos debido a la multitud de beneficios que aporta.

Pero sobre todo se inclinan por este método debido a que:

  • Por un lado, van recuperar su forma física de manera rápida.
  • Porque con estos ejercicios podrán fortalecer toda la zona del suelo pélvico y por consiguiente evitarán el sufrir futuras incontinencias urinarias.
  • Y, además, con este método se va a recuperar de una manera asombrosa la estática de la columna vertebral.

Pero seguramente ahora te estés preguntado ¿y, después del parto cuándo se puede empezar a practicar este método?

Pues bien, la respuesta a esta pregunta es muy sencilla todo va a depender de la forma física que tuviera la madre antes del parto. Pero además va a depender de su estado de salud y desde luego de la valoración que haga su médico.

Hipopresivos y el postparto

 

Por lo tanto, podemos decir, que el inicio va a variar de unas mujeres a otras. Hay mujeres que a las pocas semanas de dar a luz pueden comenzar a practicar los hipopresivos y sin embargo otras tienen que esperar un poco más.

Por otro lado, cuando el nacimiento del bebé se ha producido por cesárea, el tiempo para comenzar a practicar los ejercicios hipopresivos es mucho mayor. Pero al igual que el caso anterior, todo va a depender de la valoración que realice el médico.

Por lo general, el inicio de estos ejercicios para una cesárea suele rondar los tres meses aproximadamente.

 

¿Puede mejorar la Diástasis Abdominal los Ejercicios Hipopresivos?

Antes de contestar a esta pregunta es importante que expliquemos de una forma muy sencilla qué es la diástasis abdominal.

Pues bien, una diástasis abdominal también se le conoce por el nombre de diástasis de rectos, y es cuando los músculos rectos del abdomen se separan, a consecuencia de una afección de cualquier origen.

En nuestro abdomen tenemos dos músculos rectos abdominales uno derecho y otro izquierdo, que están unidos por un tejido conjuntivo.

abdominales

 

Este músculo juega un papel muy importante ya que es el que nos permite que nuestra postura sea erguida. Pero además nos va permitir realizar la flexión y la lateralización de nuestro tronco y va a intervenir en la respiración.

Por eso cuando se sufre de diástasis abdominal se puede observar que existe con un corte a lo largo de la línea media del cuerpo, provocando que a la altura del ombligo salga una especie de bulto cada vez que se realiza un movimiento.

Con los ejercicios hipopresivos evidentemente no vamos a regenerar este tejido que está dañado, pero lo que si vamos hacer es trabajar la musculatura más profunda para que esté mucho más fuerte, para poder contrarrestar y mejorar la diástasis abdominal.

Para conseguir esto es muy importante centrar el trabajo en el músculo transverso del abdomen, que podemos decir que es el “corsé del abdomen”

Por lo tanto, con los ejercicios hipopresivos se puede ver una gran mejoría para esta lesión.

 

Síntesis y conclusiones

Como se ha podido comprobar a lo largo del artículo, los ejercicios hipopresivos no es sólo una nueva moda, sino que más bien es un nuevo estilo de vida que nos va a aportar multitud de beneficios.

Los hipopresivos van a tener efectos muy positivos para la salud, ya que para poder trabajar correctamente estos ejercicios, vamos a tomar como punto de partida la postura, que debe ser correcta y la respiración.

A partir de aquí vamos a ir trabajando toda la musculatura de nuestro cuerpo para conseguir objetivos y metas muy satisfactorias. Y todos estos los conseguimos gracias a que cuando se realizan los vamos hacer desde la premisa de la disminución de la presión abdominal.

Entre los beneficios más destacados que podemos mencionar:

  • Reeducación de la postura.
  • Mejora de la respiración.
  • Conseguiremos reducir centímetros de cintura y de talla.
  • Se obtendrá un suelo pélvico mucho más fuerte y con ellos evitaremos sufrir pérdidas de orina o también llamadas incontinencias urinarias.
  • Para aquellas mujeres que acaban de dar a luz, la recuperación después de un parto es realmente asombrosa.
  • En el caso que se sufra de diástasis abdominal, practicando estos ejercicios se observará una gran mejoría.
  • Y, por supuesto, uno de los beneficios, es fortalecer en general toda la musculatura del cuerpo, pero sobre todo la musculatura de la región abdominal.
  • Como consecuencia del punto anterior, la persona que practique habitualmente este tipo de terapia, podrá ver que su rendimiento deportivo a la hora de practicar cualquier otra modalidad, observará que es mucho mayor.

Estos ejercicios hipopresivos los pueden practicar tanto hombres como mujeres, pero si que hay un grupo de personas en las que está contraindicada o se desaconseja su realización. Estos dos grupos a los que nos referimos son aquellas personas que tengan la tensión alta, es decir las personas hipertensas, y las mujeres que estén embarazadas.

Aunque aquí deberíamos hacer un pequeño inciso, si el médico por las circunstancias que sea, recomienda que la mujer embarazada los practique, se debería ajustar los ejercicios a realizar, para que el embarazo siga su curso normal.

embarazo

 

A la hora de practicar esta terapia, es muy importante que los practiques bajo la supervisión de un profesional que esté especializado en estos ejercicios hipopresivos.

Si después de leer este artículo, quieres empezar a practicar los hipopresivos, desde luego que te animamos ya que obtendrás una gran sensación de confort y bienestar.

Bueno pues hasta aquí el artículo referente a los hipopresivos. Espero que os haya sido de utilidad y que hayáis aprendido algo más sobre estos ejercicios. O bien que os haya despejado alguna duda que tuvierais sobre ellos.

De todos modos, si a lo largo del artículo os han surgido alguna duda o pregunta, no dudéis en dejarnos vuestras inquietudes en el apartado de comentarios y las contestaremos.

Pero si por el contrario quieres que tu duda o pregunta sea resulta de manera individual o privada, puedes ponerte en contacto con nosotros.

Recuerda en compartir este artículo, ya que puede ser de gran utilidad para muchas personas.

 

Teresa Leo Jiménez. Fisioterapeuta Colegiada número 1651

 

Share your thoughts