artrosis de cadera en ancianos

Artrosis de cadera y siete consejos a seguir

En esta ocasión vamos a tratar un tema que está muy de actualidad, debido a las molestias que ocasiona a consecuencia de los cambios tan bruscos de temperatura. Vamos hablar esta semana sobre la artrosis de cadera.

A lo largo del artículo iremos contando y desarrollando el porqué se puede producir la artrosis de cadera, qué síntomas puede llegar a sentir el paciente y además os contaremos cuál sería el mejor tratamiento fisioterápico para disminuir o remitir el dolor y las molestias que ocasiona esta patología.

Si quieres aprender cosas muy interesantes sobre este tema tan apasionante, quédate conmigo.

¡Vamos entonces a comenzar!

 

Introducción

Es muy importante que antes de comentaros cuáles son sus síntomas o bien su tratamiento, es fundamental que entendamos un poco cómo es la estructura de la articulación de la cadera. Es decir, os vamos a contar de manera muy breve y muy sencilla un poquito de anatomía de la cadera.

Pues bien, la cadera está situada en la zona dónde se une el muslo con el tronco.

Esta unión se produce gracias a dos huesos, a la pelvis y al fémur.

Pero para que esta unión sea sólida, van a intervenir unas estructuras que le van a dar estabilidad. Estas estructuras a las que nos referimos son:

  • Ligamentos.
  • Tendones.
  • Músculos.
  • Y por supuesto, el cartílago.

Este cartílago va a tener unas funciones primordiales:

  • Dar estabilidad de la cadera.
  • Pero sobre todo la función del cartílago va a ser la de reducir o disminuir la fricción o el roce entre los huesos cuando estos se muevan o se giren.

Artrosis de cadera y siete consejos a seguir

Por otro lado, debemos decir que la artrosis de cadera también recibe el nombre de coxartrosis.

Por lo que cuando un paciente sufre de artrosis de cadera o coxartrosis, es debido a que este cartílago se ha desgastado, provocando la consiguiente sintomatología que corresponde a este tipo de patologías.

 

¿Cuáles son las causas y quién padece la Artrosis de Cadera?

Como hemos comentado anteriormente (pero que no está demás que insistamos en ello) la artrosis de cadera es el desgaste del cartílago que une el hueso de la pelvis con la cabeza del hueso fémur.

Las causas por las que se puede producir este tipo de patologías pueden ser muy variadas. Pero a continuación vamos a nombrar las principales o las que son más comunes de este desgaste del cartílago:

  • Es común verlo en aquellos pacientes que se han dedicado a la práctica profesional del algún tipo de deporte, debido a que ha sometido a su cadera a un trabajo extremo o a muchos impactos.

caída

 

  • En aquellos pacientes cuya profesión lleva implícito cargar objetos de gran peso.
  • Otro grupo de pacientes que corren un gran riesgo de sufrir artrosis de cadera, son aquellos que padecen obesidad o sobrepeso. Esto es debido a que como hemos comentado anteriormente la cadera es la parte del cuerpo que soporta el peso del tronco.

sobrepeso

 

  • Es común ver este tipo de patologías en pacientes que han sufrido un golpe o un traumatismo importante. Como por ejemplo, una caída o un accidente de tráfico. Con el paso del tiempo tienen más predisposición a sufrir artrosis de cadera.
  • Si el paciente sufre o padece de base alguna enfermedad reumática también podemos decir que son propensos a sufrir este tipo de patologías.
  • Hay que decir que aquellas personas que tienen o que presentan hiperlaxitud en la articulación de la cadera pueden llegar a desarrollar la artrosis de la misma. Esto es debido a que como hemos comentado anteriormente una de las funciones del cartílago es dar estabilidad, por lo que si hay hiperlaxitud el cartílago no puede desarrollar bien esta función.
  • Cuando los bebés nacen con displasias de cadera (Luxación congénita de cadera) o bien nacen con cualquier otra malformación ósea a este nivel estructural, con el paso del tiempo también pueden llegar a padecer artrosis de cadera.

bebé

 

  • Por otro lado hay que hacer mención a una causa también muy común y es a la existencia de dismetrías. Es decir, cuando un paciente presenta una pierna más larga que otra. Se empieza a considerar una dismetría de considerable grado cuando la diferencia de longitud de una pierna y otra está entorno o bien supera los 3 cm.
  • En ocasiones hay pacientes que presentan o que desarrollan infecciones articulares.

Pues bien, este este otro factor o causa para que se desencadene esta pérdida o desgaste de cartílago.

  • Y por supuesto otra causa y que además podríamos decir que por lo general es casi la más común o la más frecuente, es debido al factor edad. Cómo ya sabemos a medida que vamos avanzando en edad, la consistencia y la rigidez de nuestros cartílagos (en general en todo el cuerpo) va perdiendo efectividad.

En referencia a esta última causa que hemos nombrado, debemos decir que según los datos que arrojan los diferentes estudios que se han realizado, la artrosis de cadera o coxartrosis, por lo general es más común en las mujeres, cuyo rango de edad está comprendido entre los 60 y los 80 años. Pero esto no significa que los hombres o el sexo masculino estén exentos de padecer esta patología.

Por otro lado, otro dato que al que podemos hacer mención es que los primeros síntomas de la artrosis de cadera, se suelen manifestar entre los 40 y 50 años.

Síntomas de la Artrosis de Cadera

El síntoma principal que describen y que sienten los pacientes que sufren esta patología es el dolor. Este dolor es muy característico ya que se va a dirigir hacia la zona de la ingle. Pero en ocasiones cuando la artrosis está muy avanzada este dolor puede irradiarse o dirigirse hacia la parte interna y anterior del muslo y hacia la rodilla.

Una característica de este dolor que presenta el paciente, es que en estadios iniciales suele desaparecer en el reposo, pero que cuando la articulación está muy desgastada y está en estadios muy avanzados, el paciente presenta un dolor constante.

Pero el paciente no sólo va a presentar este síntoma, si no que además puede presentar:

  • Rigidez articular cuando se levanta de la cama o cuando se levanta de una silla.
  • Y además puede presentar problemas o dificultades a la hora de caminar, ya que el dolor y la rigidez le impide caminar con normalidad.
  • Es común que el paciente tenga chasquidos en la articulación.
  • E incluso puede llegar a presentar deformidad en la misma.

empuñadura bastón

 

Hay que decir que estos síntomas que hemos descrito, suelen aparecer de manera progresiva y que además el paciente no siempre presenta dolor de manera constante, si no que puede tener periodos de tiempo en los que no sufra o no sienta ningún tipo de molestia. Pero esto no significa que la artrosis de cadera haya desaparecido.

La artrosis de cadera es una enfermedad crónica y que con el paso del tiempo tiende a evolucionar cada vez a más.

 

Diagnóstico: Artrosis de Cadera

La manera de poder diagnosticar esta patología es muy sencilla. Se suele realizar mediante la observación y la exploración física del paciente.

Pero en ocasiones se puede llegar a tener dudas, es entonces cuando el médico puede prescribir otro tipo de prueba diagnóstica por imagen. A estas pruebas a las que nos referimos pueden ser por ejemplo una Ecografía, una Radiografía (RX) o bien una Resonancia Magnética (RMN).

Rx de artrosis de cadera

 

Con estas pruebas que acabamos de hacer mención además de confirmar el diagnóstico, podremos saber exactamente el alcance de la lesión y saber si existen otras estructuras afectadas. Del mismo modo, podremos ver si debido al desgaste articular podemos observar si hay osteofitos.

Los osteofitos no son más que un “crecimiento óseo” y que si aparecen son signos de que existen enfermedades degenerativas, como es en este caso la artrosis de cadera.

 

Tratamiento para la Coxartrosis

Como hemos dicho anteriormente la artrosis es una enfermedad crónica y degenerativa. Y por lo tanto no hay un tratamiento específico para que lo cure. Sólo se puede paliar o disminuir los síntomas que el paciente padece.

En el caso de las artrosis de cadera, el paciente puede seguir o tiene la opción de seguir varios tratamientos:

1.- TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

Este tratamiento consiste en la ingesta de analgésicos y de antinflamatorios. Esta ingesta de medicamentos siempre debe ser prescritos por su médico. Y van a tener como objetivo eliminar el dolor y la inflamación que provoca esta patología.

medicamentos

2.- TRATAMIENTO FISIOTERÁPICO

Mediante la realización de ejercicios y la relajación de las estructuras afectadas conseguimos que el paciente mejore su calidad de vida.

 

3.- TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

Este tipo de tratamiento va a consistir en la implantación de una prótesis de cadera. Cuando se opta por esta intervención es porque el paciente ha realizado previamente tratamientos conservadores sin obtener resultados óptimos. Además de esto debemos decir que cuando el paciente se somete a una intervención de cadera es también porque presenta mucho desgaste del cartílago articular y porque presenta mucha dificultad para realizar cualquier movimiento.

 

cirugía

 

De estas opciones de tratamiento que hemos expuesto, nos vamos a centrar y a desarrollar el tratamiento fisioterápico.

 

Tratamiento con Fisioterapia de la Artrosis de Cadera

Los fisioterapeutas cuando estamos ante un paciente con esta patología, tenemos que marcarnos como objetivos:

  • Mejorar el dolor que el paciente presenta.
  • Además, debemos disminuir todo lo posible la incapacidad o la dificultad funcional que pueda tener.
  • Y por consiguiente y como consecuencia de los dos objetivos anteriores debemos mejorar la calidad de vida del mismo.
  • Pero además otro objetivo que nos marcamos es evitar que el paciente pueda presentar picos o brotes de dolor o de desarrollo de la enfermedad. Y en el caso que los tenga, es importante que cada vez estén más espaciados en el tiempo.

Para conseguir esto, podemos hacer uso de múltiples técnicas, pero siempre teniendo en cuenta varios factores:

  • Edad del paciente.
  • Limitaciones que pueda presentar o tener el paciente.

 

Como hemos dicho anteriormente podemos hacer uso de las siguientes técnicas:

  • Electroterapia, que es este caso será analgésica y antinflamatoria, para disminuir el dolor y la inflamación.
  • Calor local, que se aplicará con el Microondas, cuyo efecto será el de proporcionar al paciente un efecto analgésico.

Microondas

 

  • Masoterapia o masaje, para descargar la musculatura afectada o implicada.

 

masaje

  • Drenaje linfático, con el objetivo de disminuir la inflamación.
  • Láser, que conseguiremos un efecto analgésico.
  • Ultrasonido (US), el efecto que se obtendrá será igualmente analgésico y antinflamatorio.

ultrasonido

 

  • Magnetoterapia, cuyos beneficios serán bajar el dolor y la inflamación.
  • Cinesiterapia tanto activa como pasiva. Con esta técnica mejoraremos el rango articular y por consiguiente la movilidad de la cadera.
  • Punción seca, que la aplicaremos allí dónde el paciente tenga puntos gatillos de mucho dolor.

punción seca

  • E incluso podemos hacer uso de la Osteopatía.

Hay que decir que todos los pacientes son diferentes y que cada uno puede presentar una sintomatología con un umbral del dolor distinto. Por lo que todos los tratamientos que realicemos deben ser individualizados y completamente personificados, orientado a la sintomatología individual de cada uno.

Una de las técnicas que hemos mencionado anteriormente es la cinesiterapia. Esta técnica va a jugar un papel muy importante y casi fundamental en la rehabilitación de la artrosis de cadera.

Cuando realizamos cinesiterapia a un paciente, esta abarca varios campos:

  • Ejercicios de movilización pasiva.
  • Ejercicios de movilización activa.
  • También, ejercicios de potenciación.
  • Ejercicios de estiramientos.
  • y, ejercicios de propiocepción.

El conjunto de todos estos ejercicios, van a hacer que la cadera del paciente sea mucho más estable y más fuerte. Provocando con ello que el paciente disminuya su rigidez y su limitación articular. Esto va a desencadenar que nuestro paciente mejore su calidad de vida, ya que va a poder realizar las actividades de la vida diaria sin ningún tipo de problema.

A continuación, os vamos a indicar algunos de los ejercicios que se suelen realizar con los pacientes que sufren artrosis de cadera.

Ejercicios para la Artrosis de cadera

1.- SEPARACIÓN Y APROXIMACIÓN DE CADERA

El paciente debe estar de pie, y el ejercicio va a consistir en separar la pierna del cuerpo. Este ejercicio lo debe realizar de manera lenta y 15 veces.

separación de cadera

 

2.- FLEXO-EXTENSIÓN DE CADERA

De la misma manera que el ejercicio anterior el paciente debe estar de pie. En este ejercicio le vamos a pedir al paciente que lleve la pierna hacia delante y hacia atrás de manera lenta. Se debe hacer 15 veces.

flexión de cadera

 

 

ejercicios artrosis de cadera extensión de cadera

3.- FLEXIÓN DE CADERA Y DE RODILLA

Del mismo modo el paciente debe situarse de pie y debe doblar la rodilla para intentar llevarla al pecho. Al igual que en los ejercicios anteriores se aconseja realizar el movimiento de manera lenta y 15 veces, tanto con una pierna como con la otra.

flexión de cadera y rodilla

4.- EN DECÚBITO SUPINO FLEXIONAR CADERA

En esta ocasión el paciente está tumbado boca arriba, con una pierna doblada y la otra pierna estirada. Con la pierna que el paciente tiene estirada debe intentar levantarla y dirigirla hacia el techo. Recordar que el ejercicio se debe hacer de forma lenta y 15 veces con cada pierna.

 

flexión de cadera tumbado

 

4.- EN DECÚBITO PRONO EXTENSIÓN DE CADERA

En este ejercicio la posición inicial que debe tener el paciente es tumbado boca abajo, con sus piernas completamente estiradas. Desde aquí se le va a pedir al paciente que eleve una pierna de manera lenta. Este ejercicio se debe realizar 15 veces con cada pierna.

extensión de cadera tumbado

5.- EN DECÚBITO LATERAL ELEVAR LA PIERNA

En esta ocasión el paciente debe estar tumbado de lado, con la pierna que está en contacto con la colchonera flexionada y la otra extendida. El ejercicio va a consistir en que debe separar del cuerpo la pierna que está estirada 15 veces y de manera lenta.

separación de pierna

 

6.- PEDALEO O BICICLETA

Para este ejercicio el paciente debe estar tumbado boca arriba y el ejercicio que tiene que realizar es intentar hacer pedaleo con sus piernas.

Como habéis podido comprobar son ejercicios muy sencillos y que no requieren de una gran preparación física. Pero vuelvo a insistir estos ejercicios se deben realizar de manera lenta y en el momento que se sienta fatiga muscular y articular debemos parar.

En el caso que el paciente tenga un brote de dolor, se recomienda no realizar los ejercicios y es mejor descansar y mantener en reposo la articulación.

El objetivo de estos ejercicios es mantener o bien ganar la amplitud articular, ya que si se consigue esto el paciente podrá realizar las actividades de la vida diaria, tales como subir y bajar escaleras o bien andar, sin ningún tipo de molestia o dolor.

 

Consejos a seguir si tienes Artrosis de Cadera

Los consejos que os vamos a proponer a continuación son muy fáciles y muy sencillos de implantarlos en la rutina de la vida diaria y por lo tanto son muy fáciles de hacer.

Pues bien, estos consejos a los que nos referimos son:

1.- Es importante no tener sobre peso, ya que en el caso que se tenga la cadera sufrirá más y el deterioro de los cartílagos se aceleraría debido a que tienen que soportar más peso.

2.- Se puede hacer uso de los distintos dispositivos que se tenga en casa para aplicar calor en la cadera. Un ejemplo de estos dispositivos puede ser una manta eléctrica. La aplicación de este calor es muy beneficioso, ya que alivia considerablemente las molestias que se puedan sufrir.

Pero en el caso que el paciente tenga algún brote o pico de dolor o de inflamación de la cadera, se recomienda que se aplique frío. Ya que si se aplica calor estaríamos favoreciendo la inflamación y por consiguiente el dolor.

3.- En el caso que tu médico te haya prescrito la ingesta de medicamentos, es importante que la tomes de manera correcta. En el caso que vayas notando cierta mejoría, te aconsejamos que lo consultes con tú médico para ir reduciendo o ajustando la dosis.

Es importante que no te automediques.

4.- En los casos de artrosis de cadera, la higiene postural del paciente es muy importante, ya que optando por mantener buenas y correctas posturas la cadera se sobrecargará menos.

Pero además es importante que se evite sentarse en sillones, sillas o sofás muy bajos y blandos. Lo ideal que te sientes en sillas que tengan un respaldo recto, para que puedas apoyar toda la espalda y que tus pies estén completamente apoyados en el suelo, de tal manera que tus caderas y rodillas están flexionadas en un ángulo de 90 grados.

5.- Realizar ejercicio es muy importante en estos casos, ya que con ellos vamos a aumentar la fuerza muscular y por lo tanto protegeremos la articulación. Por ello, los fisioterapeutas diseñarán una tabla de ejercicios completamente personificada, que debes realizar todos los días.

Pero también podemos añadir que se puede caminar, nadar o bien montar en bicicleta. Pero en ninguno de los casos se aconseja que el paciente practique un deporte en que exista impacto sobre la cadera, como por ejemplo correr.

En el caso que te guste caminar, debes evitar caminar por terrenos irregulares.

6.- Como ya hemos comentado a lo largo de este artículo, la artrosis de cadera es una enfermedad crónica y degenerativa, que cursa con brotes o picos de dolor o inflamación. Pues bien, en el caso que se sufra un brote es importante que se mantenga cierto reposo y no realizar la tabla de ejercicios que te ha prescrito el fisioterapeuta.

reposo

 

7.- Para evitar que la cadera sufra, es fundamental utilizar un calzado adecuado. Lo ideal es que el calzado sea plano y que tenga una suela gruesa, ya que esta absorberá en gran parte el impacto que se produce del pie con el suelo cuando caminamos.

En el caso que la artrosis de cadera se haya desarrollado por una dismetría en las piernas (una pierna más larga que otra) es aconsejable que el paciente acuda al Podólogo para que le diseñe y le fabrique unas plantillas, para poder subsanar este problema.

Se desaconseja utilizar un calzado que tenga mucho tacón. Pero en el caso que haya que utilizarlo para algún tipo de ocasión, es mejor que el tacón sea lo más pequeño posible.


Hasta aquí el artículo de esta semana sobre la artrosis de cadera.

Espero que os haya sido de utilidad y que hayáis aprendido algo más de esta enfermedad. O bien que os haya despejado alguna duda que tuvierais sobre ella.

De todos modos, si a lo largo del artículo os han surgido alguna duda o pregunta, no dudéis en dejarnos vuestras inquietudes en el apartado de comentarios y las contestaremos.

Pero si por el contrario quieres que tu duda o pregunta sea resulta de manera individual o privada, puedes ponerte en contacto con nosotros.

Recuerda en compartir este artículo, ya que puede ser de gran utilidad para muchas personas.

 

Carlos Molina Caldeiro. Fisioterapeuta Colegiado número 1392

 

2 Comments

Join the discussion and tell us your opinion.

Miguel Ángelreply
26 septiembre, 2019 at 6:11 pm

Muchas gracias por el artículo, me ha sido de gran utilidad, ya que tengo un familiar que padece de artrosis y me ha resuelto algunas dudas que tenía.

CLINICA FUENSALUDreply
27 septiembre, 2019 at 11:00 am

Miguel Ángel es una gran satisfacción para nosotros saber que el artículo te ha sido de ayuda y que ha resuelto algunas dudas.
En el caso que tuvieras alguna duda más o alguna pregunta, puedes plantearla sin ningún problema y la resolveremos.
Muchas gracias.

Leave a reply