dolor emocional Clínica fuensalud

Dolor Emocional

Esta semana os dejamos en el blog un artículo sobre Psicología. Nuestra mente a veces nos puede jugar una mala pasada si no gestionamos correctamente ciertos sentimientos o ciertas situaciones. Pues bien es sobre esto lo que vamos a tratar en esta ocasión, sobre la gestión inadecuada de nuestros sentimientos, llegándonos a producir dolor emocional.

Si te quedas conmigo a lo largo de este artículo descubrirás qué es el dolor emocional y cómo se puede detectar. Pero además te daremos una serie de consejos para que los puedas superar.

¡Comenzamos!

 

Introducción

A veces sentimos un dolor o una molestia que en ocasiones no podemos darle demasiada importancia y que solemos pasar por alto.

Cuando uno siente dolor no le gusta ya que siente cierto desasosiego y cierta angustia.

Pero no todos los dolores que experimentamos a lo largo de nuestra vida, son producidos por una causa física, es decir debido al sufrimiento o padecimiento de una enfermedad.

Existen otro tipo de dolores que son los que denominamos dolor emocional.

dolor del alma

 

Cuando el paciente que sufre de dolor emocional, lo suele describir con una frase muy significativa que es “me duele el alma”.

Pero probablemente te estés pregunta qué es el dolor emocional. Pues bien, en el siguiente punto lo intentaremos desarrollar de una forma muy sencilla.

 

¿Qué es el Dolor Emocional?

A lo largo de nuestra vida, vamos a ir experimentando y vamos a ir pasando ciertas fases o períodos que pueden estar llenos de éxitos, pero por otro lado también pueden estar llenos de fracasos o de decepciones.

Cuando estamos metidos de lleno en ese proceso o en esa fase de fracasos o de decepciones, muchas veces es inevitable eludir el sufrimiento, la angustia o la preocupación.

Pues bien, cuando este sufrimiento es prolongado en el tiempo o bien no sabemos gestionarlo de manera correcta es cuando se le denomina dolor emocional.

Es un dolor que no aparece de manera repentina, si no que los síntomas van apareciendo de manera gradual, hasta que el paciente se encuentra sumergido en un mundo de apatía total y completa.

El dolor emocional puede ser sentido o llevado de manera diferente entre una persona y otra. Cada situación y cada persona es un mundo diferente y cada uno gestiona o los afronta los sentimientos como puede.

Así pues, podemos decir que cuando uno padece un dolor físico siempre puede recurrir alguna medicina, pero cuando una persona sufre de dolor emocional es muy difícil detectarlos, ya que a veces sólo nos encontramos cansados o apáticos. Pero como hemos dicho anteriormente es el dolor que nadie sabe que lo tenemos, pero que sin embargo sufrimos constantemente, llegando incluso a provocarnos grandes trastornos o alteraciones en nuestro cuerpo.

 

¿Cómo evoluciona el Dolor Emocional?

Cuando el paciente sufre de dolor emocional, no es un padecimiento que se instaure en su cuerpo y en su vida de manera automática.

Pues por eso podemos decir que la evolución del dolor emocional presenta dos fases:

 

  • PRIMERA FASE

Es aquella cuando el paciente ha sufrido una decepción o un problema y se está adaptando a esa nueva situación. Podemos decir que es la fase del “duelo”.

En esta fase se van generando diferentes trucos o maniobras para superar el dolor emocional y sobre llevar el día a día.

Cuando el paciente supera esta fase lo considera como que ha concluido una fase de aprendizaje que la vida le ha dado. Y por lo tanto cómo ha sido un aprendizaje ha sabido sacar el lado positivo de ello.

 

  • SEGUNDA FASE

Cuando el paciente se encuentra en esta fase, es porque ese duelo al que hemos hecho mención anteriormente perdura demasiado en el tiempo.

Esto es debido a que no ha sabido gestionar de manera correcta esos sentimientos que le produce el dolor emocional.

Podemos decir, que cuando el paciente se encuentra en este periodo ha entrado en la fase crónica del dolor emocional, en la que todos los síntomas se agravan considerablemente. Pero no sólo esto si no que se ve envuelto en un mundo totalmente negativo y pesimista.

 

Síntomas del Dolor Emocional

El dolor emocional es esa pequeña herida que tenemos y que sufrimos en nuestro interior y que si no curamos correctamente esa herida, nos puede provocar el padecer o sufrir una serie de alteraciones o trastornos a otros niveles de nuestro cuerpo.

La persona que sufre de este dolor puede presentar diferentes síntomas:

  • Puede padecer cefaleas o dolores de cabeza. Pero en ocasiones incluso puede llegar a tener migrañas.
  • Otro síntoma que también es común en estos pacientes que sufren de dolor emocional, es que tienen un dolor generalizado en todo su cuerpo. Cuando ellos describen el dolor, comentan que la sensación que tienen es que les duele todos los huesos y todos los músculos del cuerpo.

dolor muscular y articular

 

  • Suelen presentar problemas estomacales. Los más comunes son el dolor de estómago y además suelen tener malas digestiones. Pero cuando este dolor emocional está muy asentado en el paciente, puede llegar a sufrir náuseas y vómitos sin ningún tipo de causa alguna.

dolor de estómago

 

  • Por otro lado, otro síntoma muy característico es que el paciente presenta alteraciones en el sueño. Este insomnio no se instaura en el paciente de un día para otro, si no que poco a poco se va afianzando, llegando a sufrir verdaderos trastornos en el sueño, siendo el descanso del mismo casi inexistente.

perdida de sueño por Dolor Emocional

 

  • Al no dormir correctamente y al llevar arrastrando un cansancio importante, el paciente presenta una ansiedad desmesurada, con importantes picos o brotes. Cuando sufre estos brotes de ansiedad son tan grandes que en ocasiones pueden llegar a marearse y perder el conocimiento.

 

cansado

  • El paciente presenta un nivel de autoestima muy bajo. Ha perdido por completo la confianza em sí mismo. Se ve ante todo el mundo cómo una persona muy pequeña y sin oportunidad de demostrar el valor que tiene.

baja autoestima

 

Cómo habéis podido comprobar cuando se padece de dolor emocional los síntomas son muy significativos, pero para la persona que los sufres pueden llegar a ser un verdadero calvario y un verdadero sufrimiento, ya que no asocian este tipo de alteraciones físicas con el dolor emocional.

No entienden muy bien por qué les sucede esto si no existe de base ninguna patología o enfermedad física.

 

Desencadenantes del Dolor Emocional

La o las causas por las que se puede sufrir o padecer dolor emocional, pueden ser muy variadas, pero siempre van a tener como factor común un estado de salud mental debilitado, ya que no el paciente no sabe afrontar ni gestionar la causa que le provoca el dolor emocional.

Como hemos dicho anteriormente la o las causas pueden ser muy variadas, pero las más comunes son las siguientes:

  • Una pelea con un amigo o con un familiar.
  • Problemas en el trabajo.
  • Una separación o divorcio.
  • La pérdida de un ser querido.
  • Un desengaño amoroso.

Puede ser cualquier causa que altere nuestro ritmo de vida del día a día.

 

Detectar si padecemos Dolor Emocional

 Como se viene comentado a lo largo de todo el artículo el dolor emocional es el dolor que siente uno en su interior, pero que sin embargo nadie lo ve o no lo detecta.

Pero a continuación os vamos a comentar una guía para que podáis detectar si algún familiar, algún amigo o incluso uno mismo puede sufrir de dolor emocional.

1.- Por lo general la persona que padece de dolor emocional, puede estar mucho más alterada de irascible de lo normal. E incluso cuando alguna situación le sobrepasa pueden tener dificultad para poder controlar su temperamento, desencadenando en ellos un estado de ira que les cuesta dominar.

Estos cambios de humor que tienen son muy difíciles de prever.

enfado

 

2. La persona que sufre de dolor emocional, suelen sentir miedo y angustia, provocando esto que su actividad social se ve mermada.

Esto es porque tienden a huir y no quieren enfrentarse a situaciones que les haga dar explicaciones de su tristeza o de su apatía.

soledad

 

3. Hemos comentado anteriormente que uno de los síntomas que presentan estas personas es el insomnio. Pues bien, al verse alterado el ritmo de su sueño, están cansados y sin ganas de hacer nada. Provocando esto que dejen a un lado sus cuidados personales.

Es decir, se abandonan por completo y dejan de cuidarse cómo lo hacían antes. Abandonando incluso aquellas prácticas deportivas que realizaba habitualmente.

4.- Otro signo que debemos prestar atención es si el sentimiento de culpa está muy exaltado.

Pero no sólo hay que observar el sentimiento de culpa, si no que además también debemos estar alerta si sienten vergüenza porque no son capaces de hacer frente y de tomar las riendas de esa tristeza y apatía.

 

apatía

 

5.Además de todo lo expuesto anteriormente, es frecuente que desarrollen algún tipo de comportamiento compulsivo-obsesivo.

Es decir, suelen general una serie de manías para poder volcar en ellos sus miedos y sus inseguridades, con la finalidad de buscar cierto alivio.

Un ejemplo que podemos poner sobre esto, es que hacen o abusan por ejemplo de la comida, generando un cambio físico importante en ellos.

 

comer compulsivamente

 

6. Y por último otro signo que presentan las personas que padecen de dolor emocional es que siempre están cansados, pero no por la falta de sueño, si no que es un cansancio debido al incremento de sensaciones y de emociones que tienen.

Esto les provoca esa fatiga y esa sensación de falta de energía generando en ellos la desgana de hacer cualquier cosa.

 

¿Cómo vencer el Dolor Emocional? Tratamiento Psicológico

Cuando detectamos los Psicólogos que el paciente sufre de dolor emocional, el objetivo principal que nos marcamos para que el paciente pueda salir de esta situación es restablecer el equilibrio emocional.

Pero para poder restructurarlo debemos tener en cuenta que cada persona sufre de manera diferente su dolor y que lo gestiona también de manera diferente. Por lo tanto, el tratamiento que iniciemos o los consejos que le demos al paciente deben ser totalmente personalizados y adaptados a él.

Pero, ¿en qué consiste el tratamiento Psicológico para aquellas personas que tienen dolor emocional?

El tratamiento Psicológico que se suele realizar está basado en la Psicología positiva. A continuación, vamos a exponer una serie de pautas que se pueden realizar para poder tratar este tipo de trastornos. Pero vuelvo a insistir que deben ser personalizados, por lo tanto lo que vamos a exponer a continuación es un tratamiento muy generalizado y muy básico, ya que habría que profundizar en otros aspectos que aunque parezca que no también son de vital importancia para la recuperación del paciente.

  • Es importante hacer ver al paciente y que sea consciente de su dolor emocional.
  • Este dolor emocional no es síntoma de personas débiles, si no que hay que hacerles entender que es parte del aprendizaje de la vida y que todos estamos expuestos a esta lección.
  • Una vez que el paciente es consciente de su dolor emocional y de lo que le pasa, le debemos enseñar a que nadie es perfecto, y que esto le va hacer más fuerte para poder hacer frente a cualquiera otra situación de la vida.
  • Es muy importante que el paciente se apoye y que busque ayuda, pero no sólo profesional si no de aquellas personas que sean cercanas a ellos. De esta manera podrá superar la situación mucho más rápido.

buscar apoyo

 

 

  • No sólo hay que comprender el dolor emocional y tratarlo, si no que además es fundamental averiguar qué es lo que ha provocado que se desencadene esa angustia y tristeza.

 

Si el paciente sigue estos consejos, que son básicos, comenzará a sentirse mucho mejor y podrá empezar a sentirse mucho más feliz.

 

Conclusión

A lo largo de nuestra vida pasamos por situaciones o circunstancias que nos alteran nuestra vida y que a veces nos empujan a estar tristes y decaídos.

Hay personas de que de estas situaciones le sacan el lado positivo y lo consideran como una parte del aprendizaje de la vida. Pero sin embargo hay otras personas que no saben gestionar estos sentimientos de apatía y de tristeza y se hunden más ella, provocando una serie de síntomas físicos en su cuerpo. A esto se le conoce como dolor emocional.

La manera de salir de esta situación es un camino arduo, ya que no es tan fácil salir de él (pero si muy fácil de entrar), si no es con la ayuda de un especialista de la Psicología y por su puesto con las ganas que le ponga uno en sentirse mucho mejor, para poder disfrutar de las cosas que nos pueda ofrecer la vida.

Es decir, en cualquier proceso de recuperación de cualquiera de las patologías o alteraciones del estado mental de una persona

“va a ser fundamental el estado de motivación y las ganas que tengamos para querer salir de ese agujero negro en el que podamos estar inmersos”

Bueno, hasta aquí, este artículo sobre el dolor emocional. Espero que os haya sido de utilidad y que hayáis aprendido algo más de esta patología. O bien que os haya despejado alguna duda que tuvierais sobre ella.

De todos modos, si a lo largo del artículo os han surgido alguna duda o pregunta, no dudéis en dejarnos vuestras inquietudes en el apartado de comentarios y las contestaremos.

Pero si por el contrario quieres que tu duda o pregunta sea resulta de manera individual o privada, puedes ponerte en contacto con nosotros.

Recuerda en compartir este artículo, ya que puede ser de gran utilidad para muchas personas.

 

Clínica Fuensalud. Departamento de Psicología

 

Share your thoughts