ENFERMEDAD DE HAGLUND por Clínica Fuensalud

Enfermedad de Haglund

LA ENFERMEDAD DE HAGLUND Y SU TRATAMIENTO EN PODOLOGÍA

Bienvenidos de nuevo a todos nuestros lectores y lectoras del blog de Clínica Fuensalud. En esta ocasión vamos a desarrollar un tema que por su nombre no es muy conocido, pero sin embargo por sus signos y sintomatología seguro que si la encuadras o te suena. Hoy os vamos hablar sobre la Enfermedad de Haglund.

Esta enfermedad de Haglund es mucho más habitual de lo que realmente parece, y es muy vista y tratada tanto en las consultas de Podología y de Fisioterapia.

Es fundamental que prestes atención a todo lo que vamos a desarrollar en este artículo, ya que, si es tu caso, lo recomendable es ponerse lo antes posible en manos de profesionales, para evitar sufrir consecuencias mucho más importantes y con tratamientos mucho más drásticos.

A lo largo de este artículo desarrollaremos temas tan importantes como, por ejemplo:

  • Se definirá de forma sencilla qué es la Enfermedad de Haglund.
  • Os indicaremos las causas o los factores de riesgo que hacen que se sufra esta enfermedad.
  • Os explicaremos cuáles son los signos y los síntomas más característicos de la enfermedad de Haglund.
  • Y además os describiremos cómo poder afrontar el tratamiento desde el punto de vista de la Podología y de otras disciplinas.

Pues vamos a comenzar a explicar y a desarrollar este artículo que espero que sea de vuestro interés y que sea lo más instructivo para vosotros.

 

Introducción

Para poder entender mejor la Enfermedad de Haglund y los mecanismos por la que aparece, vamos hacer un pequeño recordatorio de la anatomía del pie.

Como ya hemos comentado en alguno de nuestros artículos, el pie es una de las estructuras más importantes de nuestro cuerpo y quizás a la que menos atención le solemos prestar.

Es tan importante ya que el pie soporta todas las presiones y las cargas de nuestro cuerpo, siendo una estructura pequeña.

Pero aunque sea una estructura pequeña tiene rangos articulares verdaderamente importantes.

El pie está compuesto o formado por un gran número de estructuras, tanto óseas, ligamentosas, articulares, musculares, tendinosas y nerviosas. De ahí su gran importancia a nivel mecánico y funcional.

El pie está compuesto de:

  • 26 huesos.
  • 33 articulaciones.
  • 7 ligamentos que juegan un papel fundamental.
  • Y además está formado por más de 100 músculos.

Anatomía del pie 1 por Clínica Fuensalud

 

Todas estas partes del pie le dan sostén y estabilidad al pie.

Por otro lado, el pie lo podemos dividir en tres partes:

  • Retropié, que es la parte posterior del mismo.
  • Parte media, que es la parte central.
  • Y antepié que es la parte delante del pie.

Anatomía del pie 2 por Clínica Fuensalud

 

De estos 33 huesos de los que consta el pie, en esta ocasión y para la Enfermedad de Haglund el más importante es el hueso calcáneo.

El hueso calcáneo se va a localizar en la parte posterior del pie, es decir, en el talón (parte retropié) y se va a articular con otros dos huesos, que son el astrágalo y el cuboides.

El calcáneo es un hueso que juega un papel muy importante en la marcha, ya que es el primer punto de apoyo de la misma.

 

Definición de la enfermedad de haglund

Después de este breve repaso de la anatomía del pie y del hueso calcáneo, vamos a definir de forma sencilla qué y en qué consiste la Enfermedad de Haglund.

Pues bien, esta enfermedad o patología consiste en la aparición de dolor en la parte posterior del pie, es decir en el talón. Esta presencia de dolor se debe principalmente a varios motivos:

  • Por la presencia de un abultamiento o protuberancia del hueso calcáneo, ya que se produce una alteración de la morfología natural del hueso, generando un crecimiento del hueso calcáneo. A este crecimiento anómalo del hueso, se le conocer por el nombre de exostosis.

Espolón Calcáneo por Clínica Fuensalud

 

  • Por otro lado, la Enfermedad de Haglund también se va a deber a la presencia de una tendinopatía del tendón de Aquiles, ya que este va hacer su inserción en el hueso calcáneo.
  • Y por último se va a observar aparición de una bursitis retrocalcánea, es decir en la parte posterior del talón. La bursa es una pequeña bolsa, cuya función va a ser la de proteger y amortiguar el hueso y los tejidos blandos que lo rodean. Cuando ésta se ve alterada, se inflama, formando lo que se llama bursitis.

 

Este tipo de patologías o enfermedades, las pueden padecer o sufrir cualquier persona, de cualquier rango de edad.

Pero a decir verdad, son mucho más frecuentes en personas que practican deporte de manera continua o constante. Los deportes que facilitan la aparición de la Enfermedad de Haglund, son sobre todo en los que se producen un mayor impacto en el talón. Estos deportes de impacto son sobre todo running, futbol, baloncesto, balonmano y triatletas.

Deportes de impacto Haglund por Clínica Fuensalud

 

Síntomas de la enfermedad de haglung

Los síntomas que provoca o que genera la Enfermedad de Haglund son muy significativos y concretos. Aunque hay que decir, que en ocasiones y en un grupo muy reducido de la población, son asintomáticos y no presentan ningún síntoma. Pero esto no es lo habitual.

Los principales síntomas de la Enfermedad de Haglund, son los siguientes:

  • Como ya hemos comentado, el síntoma que nos pone en alerta que algo en nuestro pie no va bien, es la aparición del dolor. Este dolor se va a localizar en el talón, pero además va a ser muy característico por los siguientes motivos:

– La persona que tiene la Enfermedad de Haglund, va a sentir más dolor por las mañanas, en el momento que empieza a caminar. Pero luego pasado un tiempo el dolor no están agudo.

– Por otro lado, el dolor también aumenta considerablemente en el momento que se inicia a practicar ejercicio o deporte. Una vez que la zona “se ha calentado”, el dolor se hace más llevadero, pero en ningún momento desaparece.

– En algunos casos más severos, el dolor es constante incluso en reposo.

  • Ya hemos comentado anteriormente, que el paciente va a sentir y a notar un abultamiento en su talón.
  • En esta zona que está inflamada y debido al roce del talón con el calzado, se van hacer presentes:

– Callosidades.

– Durezas.

– La zona va a adquirir un color rojizo.

  • Por otro lado, otro síntoma característico que provoca la Enfermedad de Haglund, es la limitación de movimientos fisiológicos del pie. El movimiento que se va a ver más afectado o limitado es la flexión dorsal del mismo.

Esta limitación del movimiento, se debe principalmente a la retracción o acortamiento de la musculatura posterior de la pierna. Inicialmente este acortamiento comienza en los gemelos y sóleo, para posteriormente afectar también a los isquiotibiales.

Es decir, se afectada toda la cadena muscular posterior de la pierna.

 

Causas y predisposición para tener la enfermedad de haglung

Existen muchos motivos o causas por las que se puede llegar a padecer esta enfermedad, pero en este punto solo os quiero nombrar los más comunes y significativos.

  • Como ya ha comentado, aquellas personas que practiquen deportes de impacto tienen más probabilidades de sufrir esta patología.
  • En el caso que se sufra alguna patología de base en el pie como por ejemplo pie cavo o bien tener un pie supinador. El pie cavo va a favorecer esta enfermedad, ya que se ve aumentado considerablemente el arco plantar.
  • El hecho de tener la musculatura de la cadena posterior de la pierna, es también un factor influyente para poder sufrir la Enfermedad de Haglund. Esto se debe a que, al estar acortada la musculatura, va hacer que se produzca una tracción constante sobre el Tendón de Aquiles.
  • En el caso que se utilice un calzado, en el que tenga en la parte posterior un contrafuerte rígido o duro, esto va hacer que se produzca un mayor roce y presión sobre el Tendón de Aquiles.

Todas estas causas van hacer que el pie sufra un estrés mecánico, provocando o favoreciendo la aparición de la Enfermedad de Haglund.

 

Diagnóstico de Haglund

Para poder diagnosticar correctamente esta patología del pie, los profesionales en este campo tenemos varias vía o formas:

1.- Por un lado, inicialmente tenemos la vía de la exploración física, en el que podemos observar que la zona está abultada, con presencia de callosidades o queloides y además a la palpación observamos que se aumenta el dolor que siente el paciente.

2.- Y por otro lado, para verificar nuestras sospechas que estamos ante la Enfermedad de Haglund, se le puede prescribir al paciente una serie de pruebas diagnósticas por imagen.

Estas pruebas diagnósticas a las que estoy haciendo referencia son las siguientes:

  • Radiografía (Rx).
  • Resonancia Magnética Nuclear (RMN).
  • Ecografía.

Resonancia Magnética Haglund de Clínica Fuensalud

Estas pruebas diagnósticas, no solo nos ayudarán a confirmar el diagnóstico de la Enfermedad de Haglund, si no que además nos ayudarán a descartar otras patologías del pie y a conocer exactamente el alcance o la gravedad de esta enfermedad.

 

Tratamiento para la enfermedad de haglund

Para que el tratamiento sea efectivo el paciente con esta enfermedad, debe seguir un tratamiento multidisciplinar. Es decir, debe seguir las indicaciones del médico especialista, del Fisioterapeuta y del Podólogo.

En un principio siempre se va a optar por un tratamiento conservador, para minimizar todos los síntomas que la Enfermedad de Haglund desencadena o provoca.

Pero, ¿cómo puede ayudar cada uno de los especialistas par mejorar los síntomas de la Enfermedad de Haglund?

  • Por un lado, el médico es el encargado de prescribir medicamentos, que van a ir enforcados a disminuir la inflamación y el dolor que se presenta en el talón.

Pero además, el médico podrá indicar al paciente las infiltraciones de corticoides. Se determina por esta opción cuando el dolor y la limitación del movimiento es bastante acusada.

Por otro lado, el médico especialista podrá proponer al paciente, la realización de sesiones de ondas de choque. El objetivo de estas sesiones es disminuir el crecimiento anómalo del hueso calcáneo.

  • El Fisioterapeuta, es el especialista que se va a encargar de bajar la inflamación y el dolor de la zona. Pero además, va relajar y eliminar el acortamiento que existe en toda la cadena muscular posterior de la pierna.

Para conseguir estos objetivos, el Fisioterapeuta puede hacer uso de muchas técnicas, pero deberá elegir bien las que emplea, teniendo en cuenta la edad y la forma física del paciente.

FisioterapiaHaglund  de Clínica Fuensalud

 

Las técnicas o las terapias que más se utilizan son las siguientes:

  1. Ultrasonido (US),
  2. Campos Magnéticos.
  3. Láser.
  4. Masoterapia o masaje.
  5. Estiramientos
  6. Movilizaciones del pie.
  • Sin embargo el Podólogo es el especialista encargado de corregir cualquier anomalía biomecánica que presente el paciente en el pie.

Como se ha comentado anteriormente la mayoría de los casos de la Enfermedad de Haglund tiene su origen en la presencia de un pie cavo. Pues bien, en estos casos de deberá implantar al paciente unas plantillas ortopédicas específicas para él.

Plantillas ortopédicas de Clínica Fuensalud

 

Para poder realizarlas es fundamental realizar un estudio biomecánico de su la marcha y de su pisada.

Por otro lado, el Podólogo le realizará al paciente unas almohadillas específicas, para evitar el roce y la presión que ejerce las zapatillas sobre el Tendón de Aquiles. El objetivo de estas almohadillas es proteger al tendón.

Si pasado un tiempo prudencial el tratamiento conservador no a causa efecto sobre la Enfermedad de Haglund, se puede plantear la posibilidad de una intervención quirúrgica. Pero esta opción solo se aplica en los casos más severos.

 

Consejos para evitar la enfermedad

En este punto os quiero proponer una serie de recomendaciones muy sencillas y básicas para que todas aquellas personas que practican deportes de impacto, eviten sufrir o padecer la Enfermedad de Haglund.

Pues bien, estas recomendaciones son las siguientes:

  • El cuidado de los pies es fundamental, es por ello que siempre de debe empezar desde el calzado. Si eres deportista busca unas zapatillas de deporte que se ajusten a tu actividad física y que sean de tu talla.

Calzado deportivo de Clínica Fuensalud

  • Cuando tengas que practicar tu deporte favorito, siempre es aconsejable que antes calientes bien. Pero además, cuando termines debes estirar muy bien toda la musculatura, insistiendo el toda la cadena muscular posterior de la piernas.

Estiramientos con Clínica Fuensalud

 

  • Es muy importante evitar en todo momento que realizar la actividad deportiva en terrenos muy duros.
  • Si utilizas plantillas, pide cita con tu Podólogo de manera periódica, para realizar una revisión de las mismas. Aprovechando tu visita al Podólogo, también es aconsejable que revise minuciosamente tus pies.
  • Ante cualquier molestia o dolor, es recomendable dejar de practicar deporte y acudir al médico para realizar una valoración.

Si a lo largo del artículo, has detectado que estás sufriendo algunos de estos síntomas no dudes en ponerte lo antes posible en manos de profesionales, para evitar que tu lesión vaya a más.

Hasta aquí este artículo sobre la Enfermedad de Haglund, espero que haya sido de vuestro interés y que os haya despejado alguna duda que pudierais tener.

Si lo deseas puedes hacernos tu consulta dejándonos un comentario o bien llámanos directamente a nuestro Centro.

Nos leemos en el próximo artículo.

 

Clínica Fuensalud.

Departamento de Podología.

 

ENLACES DE INTERÉS PARA EL LECTOR

Federación Española de Ortesis y Protesistas (FEDOP)

 

Share your thoughts