Frustración tratada por un psicólogo en Clínica Fuensalud

Frustración tratada por un psicólogo

LA FRUSTRACIÓN Y CÓMO SUPERARLA CON AYUDA DE UN PSICÓLOGO

Todos hoy en día llevamos un ritmo que en muchas ocasiones es desenfrenado. Pero esto viene principalmente a que nos imponen o nosotros mismo nos imponemos metas que en ocasiones son un tanto complicadas o difíciles de alcanzar. Nuestras expectativas o nuestras metas nos pueden en ocasiones, llevar a desesperarnos, porque nos supone mucho esfuerzo o sacrificio poder llegar a ellas. Pero, ¿qué sucede cuando no podemos llegar a estas metas que nos hemos propuesto?, ¿qué sentimientos afloran en nuestro interior cuando no llegamos a conseguir los retos que nos proponemos? Muchos son los sentimientos internos que afloran. Sentimientos tales como por ejemplo la desesperación o la frustración.

Sobre este tema, de la frustración os quiero hablar en esta ocasión.

Muchas personas sufren frustración a lo largo de su vida. Es un sentimiento natural que puede florecer en nuestro día a día. Pero, ¿qué sucede cuando no sabemos gestionar correctamente la frustración? Y además, ¿qué se puede hacer para poder controlar todos los sentimientos que afloran cuando tengo una frustración que es incontrolable?

Si te quedas conmigo a lo largo de este artículo, vamos a ir respondiendo a estas cuestiones y a otras preguntas que seguramente te hayas planteado en alguna ocasión.

¡Vamos a comenzar!

 

Introducción

La frustración es un sentimiento que vamos desarrollando a lo largo de nuestra vida y que aflora o nace desde que somos muy pequeños.

Desde la infancia, vamos desarrollando y aprendiendo patrones de comportamiento, que en un futuro serán los que nos identifiquen o los que nos haga psicológicamente diferentes a otros.

Uno de estos patrones de comportamiento es la frustración.

¿Quién de todos nosotros de pequeños no hemos tenido una rabieta porque nuestros padres, algún hermano o simplemente un amiguito, no nos ha proporcionado en ese momento un deseo o un objeto que queríamos?

Yo creo que la mayoría de todos nosotros podemos emitir una respuesta positiva a esta pregunta.

Pues bien, cuando un niño aprende que, si cuando pide algo o quiere algo, se le va a facilitar de manera inmediata, capta que casi todo está al alcance de su mano. Pero el problema no puede quedar aquí.

Si habituamos y acostumbramos a un niño a que en cada momento se le da todo lo que quiere o lo que pide, no le estamos educando el sentimiento de frustración. Es fundamental, enseñar a un niño que todo no se puede tener o que todo no puede salir cómo uno quiere. De este modo, el niño aprenderá a entender las cosas, a aceptarlas y a conformarse si no tiene todo lo que quiere.

Niño enfadado de Clínica Fuensalud

 

Aunque esta falta de aprendizaje de la frustración, no va a desencadenar problemas mayores o significativos hasta que la persona no se sitúa en la edad adulta.

Aquí es dónde realmente aparecen los conflictos y los problemas desencadenados de la frustración.

Por eso en este artículo os quiero facilitar unas claves muy sencillas para superar la frustración, que en algunos casos puede ser un verdadero reto.

 

Definición de frustración

Para poder entender mejor todo lo que vamos a ir desarrollando a lo largo de este artículo, es importante saber o conocer qué es el concepto o la definición de la frustración.

Pues bien, la frustración es un sentimiento emocional, que lleva implícito un sentimiento negativo. Este sentimiento negativo, además va unido a otras sensaciones como por ejemplo la rabia o la desesperación.

Frustración de Clínica Fuensalud

 

La frustración nace o tiene su origen en el momento que no se cumplen las expectativas marcadas, deseos o ideas. En muchas ocasiones estas ideas que nos marcamos suelen estar muy lejos de la realidad, ya que las personas que sufren de una permanente frustración tienen o viven una realidad paralela. Tienen su propia realidad.

Es por esto que en muchos ámbitos la frustración es considerada como un trastorno emocional. Ya que, esta asociada a cómo cada persona afronta diferentes situaciones de fracaso o decepciones. Es decir, la frustración está directamente relacionada a la psicoeducación emocional de cada persona.

 

Clasificación de los diferentes tipos

Como hemos comentado anteriormente la frustración es considerada un trastorno emocional y es por esto que se puede hacer la siguiente clasificación de la frustración:

  • FRUSTRACIÓN INTERNA. Cuando clasificamos o encuadramos la frustración que sufre una persona en interna, se debe principalmente a cuestiones o pensamientos nuestros. Es decir, en muchas ocasiones nos planteamos o nos proponemos retos que no son nada realistas y que están lejos de poder conseguirlo.
  • FRUSTRACIÓN EXTERNA. En este caso, la frustración se debe a que no se pueden conseguir los objetivos marcados, a causa de la aparición de conflictos o problemas que son ajenos a nosotros y que van o que han surgido por el camino.

Causas de la frustración

Son muchas y muy variadas las causas por las que la frustración puede hacer acto de presencia en una persona y algunas de ellas ya las hemos nombrado a lo largo de este artículo.

Pero en este punto quiero nombrar las más significativas o las más llamativas. Pues bien, estas causas o el origen de la frustración se deben principalmente a los siguientes motivos:

  • Por el tipo educación que hayamos recibido a lo largo de nuestra infancia. Es decir, si nuestros padres en todo momento nos han dado todo aquello que hemos solicitado o pedido, y no se ha experimentado el sentimiento de decepción en ningún momento.

Si no se permite que los niños experimenten todos los sentimientos, podemos hacer que se conviertan en personas egoístas y egocéntricas, repercutiendo esto de forma muy negativa cuando lleguen a la edad adulta.

  • En muchas ocasiones observamos que las personas que sufren de frustración no suelen ser personas empáticas. Es decir, solo existen ellos y sus deseos o metas.
  • Por otro lado, una característica también importante de la persona que sufre frustración es la presencia de actitudes muy ambiciosas y egocéntricas, ya que se suelen considerar que son las únicas personas en el mundo que tienen sueños o proyectos y además son las únicas personas en el mundo que no lo han conseguido.

 

Síntomas

Los síntomas que puede presentar una persona que sufre de frustración pueden ser muy variadas y dispersas, ya que vana de depender de varios factores entre los que se encuentra la psicoeducación recibida en la infancia y el grado de alteración psico-emocional del paciente.

Pero si que es verdad que indiferentemente de esto, todas las personas con frustración tienen o sufren unos signos y síntomas comunes, los cuales son:

  • Ansiedad
  • Inseguridad
  • Por lo general suelen ser personas que presentan poca tolerancia y poca flexibilidad.
  • Todas las peticiones que emiten, lo hacen con un grado importante de exigencia.
  • Por otro lado, presentan una gran impaciencia. Todo lo quieren conseguir de forma rápida.
  • Como consecuencia del punto anterior, tienden a tener muy poca paciencia.
  • El grado de intolerancia es bastante grande.
  • Cuando se presentan cambios en los acontecimientos, no se adaptan con facilidad.
  • Cuando hay que tomar decisiones por estos cambios, existe una gran dificultad.
  • A causa de esa exigencia, impaciencia y la dificultad de toma de decisiones, son personas impulsivas.
  • Y, por último, como ya hemos comentado anteriormente la frustración es considerada un trastorno de las emociones, por lo que estas personas son propensas a sufrir otras alteraciones psíquicas y emocionales como por ejemplo la ansiedad o la depresión.

 

Reacción de la persona que sufre frustración

Las respuestas ante los diferentes retos o metas no conseguidas por una persona que sufre de frustración pueden ser muy diversas. Pero por lo general una persona frustrada suele reaccionar de cuatro maneras diferentes. Estas respuestas a las que estoy haciendo referencia son las siguientes:

  • Una forma de reaccionar puede ser ante el aislamiento. Esta respuesta se da sobre todo en el entorno de las relaciones sociales. Es decir, en el caso que una persona le haya defraudado o no ha podido conseguir algo de ella, por lo general tienen tendencia a separarse de ellas y poner “un muro de por medio”, ya no le interesa esa relación.

Aislamiento de Clínica Fuensalud

 

  • Por otro lado, otra respuesta que se suele emitir es la obsesión. Es decir, en ocasiones la persona que sufre de frustración cuando no consigue lo deseado, suele buscar culpables de lo ocurrido sin pensar que a veces son ellos mismos los culpables. Este pensamiento, de buscar culpables les puede hacer entrar en una obsesión.
  • En otras situaciones puede ocurrir que la persona que sufre de frustración tenga un comportamiento infantil cuando no consigue lo que se quiere o lo que se desea. Es decir, puede que aparezca lo que se conoce por el nombre de regresión.
  • Y por último, otra respuesta que también se puede emitir ante la frustración es la agresividad. Esta agresividad se hace presente cuando surgen los sentimientos o sensaciones de impotencia, es por ello que en ocasiones las personas con frustración a veces suelen tener comportamientos amenazadores ante otras personas.

Agresividad por Clínica Fuensalud

 

¿Cómo se puede superar la la frustración con un psicólogo?

El Psicólogo es el especialista encargado de ayudar a las personas que sufren de frustración.

He de decir, que no es un camino fácil, ya que por lo general las personas que padecen este tipo de trastorno no suelen reconocer que tienen o que sufren un problema que les impide evolucionar.

Pero en el momento que se reconoce el problema para poder gestionar todos estos sentimientos, los resultados positivos del tratamiento con el Psicólogo se aprecian rápidamente.

Para poder determinar cuál es el mejor tratamiento para el paciente, es muy importante averiguar el origen o la causa por la que se padece este trastorno. Para ello se le realiza al paciente una anamnesis. En este primer contacto con el paciente también es fundamental que se averigüe, el patrón de comportamiento del paciente y saber y conocer la reacción que tiene ante aquello que no puede conseguir.

Anamnesis de Clínica Fuensalud

Una vez determinado las bases, es el momento de proponer una hoja de ruta para que el tratamiento sea lo más efectivo posible.

Por lo general en los casos de frustración los Psicólogos hacemos uso de muchas terapias, pero a decir verdad la que más se utiliza (debido a los fantásticos resultados que se obtienen) es la Terapia Cognitivo-Conductual.

Esta terapia consiste o tiene el objetivo de:

  • Hacer ver al paciente y que sea consciente del problema que tiene.
  • Y por otro lado, es proponerle una serie de recomendaciones o de ejercicios para poder modificar esa conducta negativa.

Terapia de Psicología para la frustración de Clínica Fuensalud

 

Consejos para superar la frustración

Si a lo largo de este artículo te has sentido identificado con alguno de los puntos expuestos, es el momento de que tomes conciencia de que algo se debe modificar en tu conducta.

En este apartado os quiero proponer unos consejos o unas recomendaciones básicas para poder superar la frustración.

  • Se realista en el momento que tengas que marcarte unos objetivos o unas metas. Es mejor que aquello que quieras sea fácil de conseguir e intenta que sea a corto plazo.
  • No sientas ira o rabia si no consigues algo. Tienes que ser positivo y no encerrarte en el victimismo.

puño simboliza Ira y rabia Clínica Fuensalud

 

  • Es muy importante que valorar o apreciar todos los logros que consigues, céntrate en ellos y no en aquellos que no has logrado.
  • Ten paciencia, no quieras correr demasiado, al final todas las cosas llegan. Pero solo hay que tener calma.
  • Normaliza las dificultades que se puedan presentar para conseguir tu objetivo.
  • Gestiona de forma adecuada tus sentimientos y tus emociones.
  • Cuando se presenten dificultades, tómate tu tiempo para pensar y meditar lo que mejor te conviene.
  • En el momento que veas o que intuyas que algo no va a salir como tu deseas, es mejor que piense en otras alternativas. Pero además es conveniente que pienses porqué no has conseguido tu objetivo o meta, pero no le des demasiadas vueltas. Si no das con el por qué no pasa nada, no es conveniente que entres en bucle.
  • En ocasiones, si ves que no vas a poder cumplir con tu meta o deseo, es mejor que pidas ayuda. Esta ayuda la puedes solicitar a algún familiar, amigo o bien a un profesional de la salud mental, que en este caso sería un Psicólogo. es necesario pedir ayuda.

Conseguir objetivos de Clínica Fuensalud

 

Como ves son consejos muy sencillos y fáciles de seguir, solo te lo tienes que proponer afrontar las cosas de otra manera y con otro punto de vista.


¿Te has sentido identificado con algunos aspectos que se han indicado en este artículo?

Ponle freno a la frustración y disfruta de tus éxitos y logros conseguidos por muy pequeños que sean.

 

Clínica Fuensalud.

Departamento de Psicología.

 

ENLACE SOBRE EL TEMA

Asociación Española de Psicología Conductual

Share your thoughts