Dermatitis atópica y la acupuntura por Clínica Fuensalud

Dermatitis atópica y la acupuntura

Hola a tod@s. Seguramente has oído hablar de la Dermatitis atópica o de la piel atópica.

Pues bien, este es el tema que vamos a tratar en esta ocasión en nuestro blog de blog de Acupuntura.

En este artículo os quiero contar y explicar todo lo referente a la Dermatitis Atópica. Pero además os voy a proponer un tratamiento alternativo, mediante la Acupuntura, para poder minimizar la incómoda sintomatología que produce esta patología.

Sin más preámbulos, vamos a comenzar a desarrollar este artículo.

¡Empecemos!

 

INTRODUCCIÓN

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo.

La piel cumple una serie de funciones que van a ser fundamentales para nuestro cuerpo. Estas funciones a las que estamos haciendo referencia son las siguientes:

  • Gracias a la piel podemos percibir una gran cantidad de sensaciones del exterior.
  • Pero no sólo tiene la función de percibir, si no que además va a tener la función de protegernos de los agentes externos.
  • Y además tiene la función de regular la temperatura de nuestro cuerpo.

Es por ello que, al ser el órgano más externo de nuestro organismo, está constantemente expuesto a las agresiones externas. Siendo esto una causa por la que muchas personas sufren algún tipo de alteración o de enfermedad de la piel.

Piel Dermatitis atópica

Una de la patología más común que nos podemos encontrar en la consulta, es la Dermatitis atópica.

El objetivo de este artículo es proporcionarte toda la información necesaria sobre la Dermatitis atópica. Pero del mismo modo, te vamos a facilitar todas las herramientas necesarias para que puedas hacer frente a toda la sintomatología que desencadena esta enfermedad y que lo hagas de una manera satisfactoria.

 

¿Qué es la Dermatitis Atópica?

Como hemos comentado anteriormente la Dermatitis atópica es una patología de la piel que se puede desarrollar desde una edad muy temprana. Es decir, es muy común su aparición en los bebés entre los 2 y 3 meses de vida.

Aunque, por otro lado, hay que comentar que la Dermatitis atópica se puede padecer también en la edad adulta.

Dermis por Clínica Fuensalud

La Dermatitis atópica se caracteriza porque presenta unos síntomas que son muy característicos. Estos síntomas a los que hacemos referencia son los siguientes:

  • Enrojecimiento de la piel.
  • Irritación de la misma.
  • Picor que puede llegar a ser muy intenso.
  • La piel se presenta muy seca. A esto se le conoce por el nombre de xerosis dérmica.

Piel seca por Clínica Fuensalud

  • Como existe mucho picor o prurito, la persona que padece Dermatitis atópica siente un impulso incontrolado de rascarse. Por lo que este gesto en ocasiones puede provocar que aparezcan lesiones cutáneas.

Dermatitis atópica por Clínica Fuensalud

Todos estos síntomas de la Dermatitis atópica son los más frecuentes, pero a veces se pueden desarrollar otros síntomas.

Los síntomas que hemos descrito anteriormente suelen empeorar en las estaciones de más frío, ya que es cuando la piel se presenta más seca.

Pero esto no significa que puedan aparecer otros brotes a lo largo del año.

Por lo tanto, podemos decir que por lo general los síntomas pueden estar más o menos estables, excepto en los momentos en los que se sufra un brote.

 

Causas de la Dermatitis Atópica

Es importante señalar que la Dermatitis atópica es una patología crónica. Es decir, que va a perdurar a lo largo de toda la vida de la persona que lo sufre.

Aunque hay casos y sobre todo cuando su aparición se inicia en edades muy tempranas, que a medida que el bebé va creciendo y se va aproximando a la pubertad, puede llegar a remitir los síntomas e incluso puede llegar a desaparecer por completo.

Existen una serie de causas o factores que favorecen el desarrollo de la Dermatitis atópica. Estos factores que desencadenan esta patología son los siguientes:

  • Tiene un componente hereditario. Es decir, si en la familia existe una persona que tenga o que haya padecido este tipo de Dermatitis, las probabilidades de poderla sufrir aumentan.
  • Aquellas personas que no se hidraten correctamente la piel y que por lo tanto presenten una piel seca.
  • El clima también puede ser un factor importante a tener en cuenta. Ya que como hemos dicho anteriormente, las zonas dónde hace más frío pueden provocar que la piel se reseque más y por consiguiente producir lesiones en la piel.

Frío por Clínica Fuensalud

  • Estudios recientes han demostrado que las personas que están sometidas a un estado de estrés y de ansiedad constante, son propensas a sufrir este tipo de lesiones en su piel.
  • Y por último debemos decir que aquellos pacientes que tengan o que sufran algún tipo de alergias alimentarias, tienen más probabilidades de sufrir esta lesión en la piel.

 

Clasificación de la Dermatitis Atópica

Por lo general la Dermatitis atópica se va a clasificar en función del rango de edad del paciente.

Es por ello que la clasificación sería la siguiente:

1.- DERMATITIS DEL LACTANTE. – Es el tipo de Dermatitis más común. Como indica si nombre la sufren los bebés en los primeros meses de vida.

Dermatitis atópica del Lactante por Clínica Fuensalud

2.- DERMATITIS INFANTIL. – Se puede localizar en aquellos pacientes que pasado los primeros meses. Es decir, en el momento que el niño se sitúa entorno a una edad comprendida entre el año y los dos años.

Esta fase también comprende la adolescencia o la pubertad del niño.

 

3.- DERMATITIS ATÓPICA EN EL ADULTO. – Como su nombre indica aparece en la edad adulta.

Hay que decir que cuando el paciente sufre la dermatitis en esta etapa de su vida, la piel presenta lesiones importantes, ya que los picores, los eccemas y la sequedad de la dermis suelen presentar un grado de cierta importancia.

 

En las fases iniciales de esta patología de la piel, la mayoría de los síntomas que presenta el paciente suelen ser muy similares, no tienen una gran evolución. Pero como se ha podido comprobar en la edad adulta los síntomas se hacen mucho más visibles y se cronifican.

 

¿Cómo puede evolucionar la Dermatitis Atópica?

Como hemos comentado anteriormente la Dermatitis atópica es una patología de la piel que es crónica y que aparece en los primeros meses de vida del bebé. Aunque existen casos en los que puede llegar a desaparecer en el momento que el niño llega a la edad adulta.

La Dermatitis atópica podemos decir que tiene dos fases de evolución

  • PRIMERA FASE O FASE ESTABLE. Como su nombre indica en esta fase todos los síntomas se encuentra controlados y estables.

Las zonas del cuerpo donde generalmente se localizan los picores, la sequedad de la dermis y el enrojecimiento de la piel es en los diferentes pliegues de las articulaciones. Aunque es importante decir, que hay ciertas zonas del cuerpo que son más vulnerables a este tipo de lesiones. Estas zonas a las que estamos haciendo referencia son:

-Detrás de las rodillas.

-Codos

 

  • SEGUNDA FASE O FASE DE BROTE. En el apartado anterior hemos indicado que existen ciertas circunstancias que especialmente no favorecen a la Dermatitis atópica.

Pues bien, a lo largo de la evolución de esta patología el paciente va a tener brotes o picos dónde se va a poder observar que toda la sintomatología va a ser mucho más visible y además va a existir un empeoramiento de la piel.

 

Tratamiento de la Dermatitis

La Dermatitis atópica es una patología que es crónica y que es mantenida a lo largo de toda la vida.

En la actualidad no existe ningún tratamiento médico que haga eliminar por completo las lesiones que esta enfermedad produce en la piel.

Es por ello que la mayoría de los tratamientos van encaminados a controlar y mantener estables los síntomas (picor, sequedad y enrojecimiento).

Para poder controlar todos los síntomas existen una serie de tratamientos que van a estar basados en la ingesta de medicamentos (en los casos más severos) o bien en la aplicación de pomadas.

Hidratación piel por Clínica Fuensalud

La mayoría de estos medicamentos y de pomadas suelen tener efectos secundarios, ya que algunos de ellos, contienen componentes químicos tales como por ejemplo los esteroides.

 

Tratamiento de la Dermatitis Atópica con Acupuntura

A lo largo de mucho tiempo se ha demostrado que la Acupuntura es una Terapia alternativa muy efectiva para poder tratar con éxito los síntomas que provoca la Dermatitis atópica.

Y, además, de todos los beneficios que puede aportar la Acupuntura, no va a tener ningún efecto secundario.

La Medicina Tradicional China (MTC) al igual que la Medicina Occidental, no va a poder curar este tipo de patología en la piel, pero si va a controlar todos los síntomas y brotes que el paciente pueda presentar, siendo este el principal objetivo.

Para que el tratamiento sea efectivo es muy importante realizar una exhaustiva exploración y una minuciosa anamnesis. Para ello es muy importante recopilar la mayor cantidad de datos que el paciente nos pueda aportar, aunque parezcan datos sin importancia.

Una vez recopilado dicha información al respecto, es el momento de proponer un tratamiento. Es importante indicar que los tratamientos realizados deben ser personificados e individualizados. Decimos esto ya que los síntomas de un paciente a otro pueden variar en la intensidad y además la causa o el origen puede también diferir de un paciente a otro.

La Acupuntura va hacer uso de unas agujas muy finas que se van a introducir debajo de la piel. Hay que decir que es un tratamiento indoloro. Pero en función del umbral del dolor de cada paciente, algunos sienten como un pequeño pellizco cuando se introduce la aguja.

Acupuntura por Clínica Fuensalud

Por otro lado, debemos señalar que las agujas que se utilizan en cada sesión deben ser agujas esterilizadas y completamente desechables. Por lo que en ningún caso se podrán reutilizar. En el momento que se quiten las agujas al paciente, se deben introducir en un depósito, para que posteriormente sean recogidas por el Organismo o Empresa correspondiente.

Una vez que hemos aclaro ciertos aspectos importantes a continuación, vamos a proponer o indicar un ejemplo sobre los puntos que se deberían actuar o pinchar para mejorar considerablemente la sintomatología:

Los puntos en los que debemos basar nuestro tratamiento son los siguientes:

  • 11 IG (11 de Intestino Grueso).
  • 4 IG (4 de Intestina Grueso).
  • 5 IG (5 de Intestino Grueso).
  • 3 H (3 de Hígado).
  • 2 H (2 de Hígado).
  • 8 H (8 de Hígado).
  • 31 VG (31 Vesícula Biliar).
  • 20 VB (20 de Vesícula Biliar).
  • 38 VB (38 Vesícula Biliar).
  • 41 VB (41 Vesícula Biliar).
  • 11 V (11 de Vejiga).
  • 13 V (13 de Vejiga).
  • 54 V (54 de Vejiga).
  • 60 V (60 de Vejiga).
  • 14 DM (14 Du Mai).
  • 36 E (36 de Estómago).
  • 7 P (7 de Pulmón).
  • 6 R (6 de Riñón).
  • 5 TC (5 Triple Recalentador).
  • 7 MC (7 Maestro Corazón).

Estos son los puntos generales sobre los que se deben trabajar. Pero existen otros puntos sobre los que también debemos actuar en función de dónde se localicen los eczemas. Por lo tanto:

 

  • Si los eczemas o los principales síntomas se localizan en la cabeza, debemos también tratar los siguientes puntos:

– 20 DM (20 Du Mai).

– 24 DM (24 Du Mai).

– 10 V (10 de Vejiga).

 

  • Si las principales lesiones en la piel las localizamos en los brazos, debemos añadir al tratamiento base los siguientes puntos:

– 8 MC (8 Maestro Corazón).

– 7 C (7 Corazón).

 

  • Pero si el paciente tiene principalmente afectada la dermis de la zona de las piernas, debemos trabajar sobre los siguientes puntos:

– 41 V (41 de Vejiga).

– 40 VB (40 de Vesícula Biliar).

Volvemos a insistir, esto que acabamos de exponer es sólo un ejemplo de tratamiento para la Dermatitis atópica. Todos los casos deben ser tratados de manera individual.

 

Consejos para el cuidado de la Piel

En este punto os vamos a indicar una serie de consejos y de recomendaciones muy sencillas que se pueden llevar a cabo en el día a día.

Estos consejos a los que estamos haciendo referencia son los siguientes:

  • Es muy importante mantener la piel muy hidratada, evitando con ello que se acentúe la sequedad de la dermis. Pero la hidratación de la piel no sólo se consigue a través de la utilización de cremas. También es importante hidratarla desde el interior. Para ello es conveniente beber entre un litro y medio y dos litros de agua al día.

Beber agua por Clínica Fuensalud

  • En el cuidado e higiene de la piel evita todos aquellos productos que deterioren o que empeoren la dermis. Para ello es aconsejable que adquieras productos que contengan una alta tolerancia.
  • Por otro lado, es importante que las prendas de vestir contengan un alto porcentaje en algodón.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura. Lo idóneo es que se mantenga una temperatura constante en el domicilio que oscile entre los 19 y los 20 grados de temperatura.
  • Cuando tengas que secar la piel, hazlo con mucho cuidado y utiliza una toalla de algodón.

Toalla por Clínica Fuensalud

Hasta aquí este artículo. Espero que haya sido de utilidad y que haya despejado alguna duda que tuvierais.

De todos modos, si os han surgido preguntas o dudas, nos las podéis hacer llegar a través del apartado de comentarios.

 

Clínica Fuensalud, Departamento de Acupuntura

Enlaces de interés:

Asociación Española de Pediatría

Fundación Piel Sana

 

 

Share your thoughts