Prótesis de rodilla por Clínica Fuensalud

Prótesis de Rodilla

Mucho se oyen hablar sobre las intervenciones quirúrgicas para implantar una prótesis de rodilla. Pero realmente, ¿se conoce todo lo referente a la prótesis de rodilla?

El objetivo de este artículo es proporcionar a todos los lectores del blog de Fisioterapia de Clínica Fuensalud toda la información y resolver todas las dudas que podáis tener sobre las intervenciones de prótesis de rodilla, bien sea previas a ella o bien después de dicha operación.

Pero además a lo largo del artículo podréis averiguar cuál es el mejor proceso para rehabilitar una rodilla que ha sido intervenida por una prótesis de rodilla y ciertos consejos para facilitar su recuperación.

Pues vamos a empezar a desarrollar este artículo que espero que sea de vuestro interés.

¿Comenzamos?

 

Anatomía de la Rodilla

Anatomía de la rodilla por Clínica Fuensalud

 

La articulación de la rodilla es una de las más importantes del cuerpo humano, ya que junto con otras articulaciones va a soportar gran parte de nuestro peso cuando estamos de pie, es decir en bipedestación.

La articulación de la rodilla consta por tres importantes estructuras óseas:

  • El hueso del Fémur.
  • El hueso de la Tibia.
  • Y la rótula.

Estas tres estructuras óseas funcionan en coordinación con otros elementos formados principalmente por tejidos blandos.

Estos tejidos blandos están formados principalmente por:

  • Ligamentos
  • Tendones
  • Músculos.
  • Y cartílago articular.

En una rodilla todas las estructuras mencionadas anteriormente son de vital importancia para un buen funcionamiento de la rodilla. Pero hay que prestarle una gran importancia al cartílago.

La función principal del cartílago es la de cubrir, amortiguar y proteger la articulación de la rodilla. Por lo que gracias a este cartílago los huesos de la articulación no chocan ni friccionan, permitiendo con ello el buen funcionamiento de la misma.

Hay que comentar que la rodilla, tiene dos movimientos, que son los movimientos de flexión y de extensión.

 

¿Qué es una Prótesis de Rodilla?

Una vez que hemos explicado muy brevemente la anatomía de la rodilla, vamos a explicaros qué es una prótesis de rodilla.

Pues bien, cuando se produce alguna alteración en la morfología de la rodilla o bien el paciente padece alguna patología o lesión en ella, que le impide realizar las actividades de la vida diaria, en ocasiones el especialista en este campo decide implantar una prótesis de rodilla.

Por lo tanto, podemos decir que la prótesis de rodilla es la implantación o la sustitución de la articulación de la rodilla, por una pieza o un sistema sintético.

Esta implantación al sustituir la rodilla también a reemplazar la función de la misma.

Es importante decir, que cuando el especialista decide insertar una prótesis de rodilla, es porque el paciente previamente ha seguido varios tratamientos conservadores sin observar mejoría alguna de su dolencia.

Dos Prótesis de rodilla con Clínica Fuensalud

 

Patologías para implantar una prótesis de rodilla

Esta pregunta probablemente os la hayáis hecho, ya que cuáles son los criterios por lo que un especialista en este campo decide insertar una prótesis de rodilla.

Como ya hemos comentado en el punto anterior, se decide colocar una prótesis de rodilla en los casos que existe una patología, o lesión en la rodilla que hace que el paciente no pueda realizar sus actividades cotidianas del día a día.

Pero además, de todo esto en la mayoría de los casos el paciente ha seguido un programa o tratamientos conservadores en los cuales no ha mejorado para nada su sintomatología o patología.

El principal síntoma que el paciente puede sentir cuando la articulación de la rodilla está afectada es la presencia de dolor e impotencia funcional.

Dolor e impotencia funcional de rodilla por Clínica Fuensalud

 

 

Pero, ¿cuáles son esas patologías o lesiones que hacen que el paciente sea candidato para la implantación de una prótesis de rodilla?

Son muchas las patologías que pueden hacer al paciente un candidato idóneo para una prótesis de rodilla. Pero la patología que es por excelencia la más indicada y quizás la más común es la aparición de artrosis de rodilla o también conocida por el nombre de Gonartrosis.

La artrosis de rodilla es una enfermedad crónica y degenerativa en la que se observa que hay una pérdida o desgaste del cartílago articular que protege la articulación de la rodilla.

Artrosis de rodilla por Clínica Fuensalud

 

Pero debo decir que esta no es la única patología o lesión en la que un paciente puede necesitar una prótesis de rodilla. Algunas de ellas son:

  • Presencia de un tumor óseo en la articulación de la rodilla.
  • Que se haya producido una fractura ósea grave o de una importancia considerable.
  • Y por la existencia de enfermedades metabólicas que afecten a la articulación de la rodilla.

Cualquiera de las patologías o lesiones mencionados anteriormente hacen que la rodilla pierda su funcionabilidad y por lo tanto el paciente presente dolor e impotencia funcional.

 

Tipos de Prótesis

Es importante decir que existen varios tipos de prótesis de rodilla, pero será el cirujano especialista en este tipo de intervenciones el que decida cuál es la prótesis de rodilla más adecuada para cada paciente. Esto va a depender en gran medida de los siguientes aspectos o criterios:

  • La patología o lesión que sufra el paciente.
  • El grado de afectación de la misma.
  • De la edad del paciente.
  • De la actividad física que realice por lo general el paciente.
  • Y por último el cirujano debe basarse en las necesidades que presente cada paciente.

Por lo tanto, en líneas generales podemos decir que existen principalmente dos tipos de prótesis de rodilla:

  • PRÓTESIS DE RODILLA MONO O UNICOMPARTIMENTALES, son aquellas prótesis de rodilla en las que se reemplaza la rodilla de manera parcial. Es decir, solo se van a sustituir aquellas zonas de la rodilla que estén dañas o estén más afectadas.
  • PRÓTESIS DE RODILLA TOTALES, como muy bien indica su nombre son aquellas prótesis de rodilla que sustituyen de manera completa la articulación de la rodilla, incluida la rótula.

Este tipo de intervención es la más común o la más habitual.

Quirófano por Clínica Fuensalud

 

Beneficios de la implantación de la prótesis de rodilla

Los beneficios que puede aportar al paciente el implantar una prótesis de rodilla son muchos y muy variados.

Pero en este punto voy a nombrar los beneficios más importantes o quizás los más significativos.

Pues bien, los beneficios que puede aportar al paciente una prótesis de rodilla son los siguientes:

  • Quizás el más llamativo es la eliminación por completo del dolor que sentía el paciente en su rodilla antes de la intervención quirúrgica.
  • Y por otro lado es la recuperación (después de la rehabilitación) de la movilidad y funcionalidad completa de la articulación de la rodilla.
  • Pero además otro beneficio que puede aportar la prótesis de rodilla es que el paciente va a ver aumentado considerablemente su calidad de vida, ya que puede retomar sus actividades cotidianas sin la presencia de ese dolor constante que tenía en la rodilla.

 

Complicaciones en la intervención quirúrgica

Seguramente esta pregunta te la hayas planteado en algún momento.

Pues bien, la respuesta a esta pregunta es que como cualquier otra intervención quirúrgica sí que puede tener complicaciones.

Esta complicación a la que estoy haciendo referencia es la aparición de una pequeña infección, pero que con la ingesta de antibiótico prescrito y pautado por el médico tiende a eliminarse sin más complicaciones.

Antibiótico de Clínica Fuensalud

 

¿Cuánto dura la Prótesis de Rodilla?

La durabilidad de una prótesis de rodilla va a depender en gran medida de dos aspectos importantes:

  • Del tipo de material del que esté hecho la prótesis de rodilla.
  • Y del buen uso y de los cuidados que realice el paciente de su prótesis de rodilla.

Pero en líneas generales, debo decir que en la actualidad los materiales de los que están hechos las prótesis de rodilla son de gran calidad y por lo tanto de gran resistencia. Por lo que en un principio las prótesis de rodilla pueden tener una larga perdurabilidad.

Ante esto se estima que el paciente no debe renovar o cambiar su prótesis de rodilla pasado unos 20 años aproximadamente.

Pero por otro lado, existen casos en los que las prótesis de rodilla deben ser sustituidas antes del tiempo que más o menos está estipulado. Estos casos a los que me estoy haciendo referencia son los siguientes:

  • En los casos en los que la prótesis se vea aflojada. Cuando esto sucede el paciente siente molestias y dolores en la rodilla bastante intensos e invalidantes.
  • O bien cuando la prótesis de rodilla sufre un desgaste de sus materiales.

 

¿Qué hacer después de colocar una prótesis de rodilla?

Una vez que ya se ha implantado la prótesis de rodilla, el paciente debe seguir una serie de recomendaciones y consejos que han sido pautados previamente por su cirujano.

Es fundamental que siga todas las recomendaciones, porque esto va a depender en gran medida de la exitosa recuperación.

Por otro lado, el paciente debe saber que una vez que su médico lo autorice, debe comenzar con un programa de rehabilitación, para conseguir la completa recuperación y por lo tanto mejorar considerablemente su calidad de vida. Este inicio de la rehabilitación suele ser casi inmediato.

 

Beneficios de la Rehabilitación en la Prótesis de Rodilla

Como ya hemos comentado anteriormente es muy importante que el paciente inicie un programa de rehabilitación en el momento que su médico lo autorice. Pero por lo general esta rehabilitación siempre se suele iniciar en los estados iniciales o a los pocos días de la intervención.

Los objetivos que los Fisioterapeutas nos marcamos a la hora de diseñar una rehabilitación de prótesis de rodilla son los siguientes:

  • Recuperar la fuerza muscular.
  • Aumentar dicha fuerza muscular.
  • Aliviar o eliminar las molestias que el paciente presente después de la intervención quirúrgica.
  • Recuperar todo el rango articular de la rodilla, tanto en flexión, como en extensión.
  • Evitar en todo momento que la cicatriz aparezca adherencias o retracciones de la misma, ya que esto puede dificultar la recuperación.
  • Reeducar la marcha y el equilibrio.

 

¿En qué consiste la Rehabilitación de la Prótesis de Rodilla?

El Fisioterapeuta antes de iniciar o de diseñar un programa de rehabilitación para el paciente, debe hacer una exploración y una valoración de la rodilla en cuestión y en general del paciente.

En esta valoración debe tener en cuenta ciertos aspectos importantes.

  • La edad del paciente.
  • El tipo de prótesis de rodilla que se le ha implantado al paciente.
  • El tipo de lesión que sufría en su rodilla antes de la intervención.
  • Y la actividad física del paciente previa a la operación.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos o puntos, el Fisioterapeuta diseñará un programa y una serie de ejercicios específicos y completamente personificados para él, para una exitosa y rápida recuperación.

 

Fases de la Rehabilitación en la Prótesis de Rodilla

A lo largo de la rehabilitación de una prótesis de rodilla, el paciente irá pasando por diversas fases a medida que vaya evolucionando.

Es por esto que podemos decir, que el paciente en su rehabilitación pasará por cuatro fases diferentes. Estas fases son las siguientes:

1.- PRIMERA FASE. Esta fase corresponde justamente después de la intervención, es decir es la fase postoperatoria.

En este periodo nos vamos a centrar en los siguientes aspectos:

  • Bajar la inflamación y el edema producido por la intervención quirúrgica.
  • Aliviar las molestias propias de la operación.
  • Se realizarán ejercicios isométricos del muslo para evitar que la musculatura se atrofie o se debilite demasiado.

 

2.- SEGUNDA FASE. El objetivo de esta fase es seguir centrándonos en el trabajo de la musculatura y de la movilización de la rodilla.

 

3.- TERCERA FASE. Se seguirá trabajando todo lo anterior, es decir se intensificarán los ejercicios para potenciar la musculatura de todas las cadenas musculares de la pierna y se continuará con los ejercicios de flexo-extensión de la rodilla para seguir ganando rango articular.

Pero además en esta fase se comenzará también a trabajar el equilibrio para dar a la rodilla estabilidad y firmeza.

 

4.- CUARTA FASE. Esta es la última fase de la rehabilitación para una prótesis de rodilla. En esta fase se intensificarán los ejercicios de potenciación para una exitosa recuperación.

 

Pero después de leer esto, seguramente te estés preguntado ¿cuánto tiempo dura la rehabilitación de rodilla que ha sido intervenida por una prótesis de rodilla?

Bueno debo decir, que la duración de la rehabilitación completa de una rodilla va a depender en gran medida de la constancia del paciente y si éste sigue todas las recomendaciones y pautas marcadas tanto por su médico cirujano, como por su Fisioterapeuta.

Es por ello que es muy importante la colaboración del paciente durante el periodo de rehabilitación.

 

Consejos para la Prótesis de Rodilla

En este punto os quiero dar unos consejos muy sencillos que podéis seguir para que vuestra recuperación sea satisfactoria.

  • En las primeras horas después de la intervención, es conveniente que realices la técnica de bombeo. Pero, ¿en qué consiste esta técnica de bombeo?

Pues bien, tumbado en la cama y con la pierna completamente estirada, realiza flexión y extensión solo del tobillo. Con este ejercicio verás favorido el retorno venoso y por lo tanto evitarás el riesgo de trombo.

Bombeo de tobillo 2 por Clínica Fuensalud

 

Bombeo de tobillo por Clínica Fuensalud

  • Durante las primeras 48 horas después de la intervención es conveniente que apliques frío local en la zona de la rodilla operada. De este modo ayudarás a bajar la inflamación.

Pero el frío también es conveniente que lo apliques cada vez que termines de realizar los ejercicios que te haya prescrito tu Fisioterapeuta. Gracias a esto podrás evitar el dolor y la posible inflamación en la rodilla después de los ejercicios.

Aplicar frío en la prótesis de rodilla

 

  • Al inicio de la recuperación es muy probable que para poder andar y poderte desplazar tengas que hacer uso de unas muletas o de un andador. Pero, ¿cómo debo utilizarlos?

Pues bien, en el momento que comiences a caminar con un andador es importante que primero avances el andador a una distancia prudencial y que te resulte cómoda la distancia. Seguidamente debes dar el primer paso, es decir, primero debes avanzar con la pierna operada, para luego continuar dando otro paso con la pierna sana. Y así sucesivamente.

Cuando tengas que andar es importante que lo realices de forma correcta. Es decir, primero debes apoyar el talón y después el resto del pie. Es importante seguir todas las fases del apoyo del pie y de la marcha, para evitar en todo momento que realices una mala marcha y que generes compensaciones en ella que puedan repercutir de forma negativa en la prótesis de rodilla y por lo tanto en la recuperación.

Las muletas o el andador se irán retirando o dejarás de hacer uso de ellas, según vaya siendo tu evolución.

Andador

 

  • Pero, ¿qué sucede cuando tenga que subir y bajar escaleras?

En este caso es mejor que al principio busques el apoyo o la ayuda de una barandilla.

Cuando te veas en la necesidad de subir unas escaleras primero subiremos o apoyaremos la pierna sana. Y en el caso que tengamos que bajar primero apoyaremos la pierna operada.

Una regla que tenemos los Fisioterapeutas y que siempre decimos a nuestros pacientes para que se acuerden de esto que acabamos de comentar es la siguiente frase: “arriba los buenos y abajo los malos”.

Si te acuerdas de esta frase, subir y bajar escaleras te resultará muy fácil.

  • Anteriormente a lo largo del artículo hemos comentado que la duración de la prótesis de rodilla va a depender en gran medida del buen uso que el paciente haga de ella. Algunas de las recomendaciones que puedes seguir son las siguientes:

– Evita en todo momento realizar movimientos de rotación o giros sobre la rodilla. Si tienes que rotar es mejor que gires tu cuerpo completamente.

– Cuando tengas que estar de pie durante un tiempo prolongado ves cambiando la carga y el peso de tu cuerpo de un lado a otro.

– Es importante que evites realizar movimientos muy forzados sobre todo los de flexión de rodilla. Es decir, evita en todo momento estar mucho tiempo con las rodillas flexionadas o en cuclillas.

– Cuando estés realizando los ejercicios que tu Fisioterapeuta te ha indicado, debes seguir siempre la regla del no dolor. Si mientras que haces los ejercicios sientes molestias o dolor es mejor que pares y que se lo comentes a tu Fisioterapeuta.

  • Una pregunta que nos hacen muy habitualmente en la consulta y sobre todo las personas jóvenes que han sido sometidas a una intervención de prótesis de rodilla, es ¿y podré realizar deporte?

La pregunta a esta respuesta es que por su puesto se puede realizar deporte con una prótesis de rodilla. Pero debes saber y tener en cuenta que debes evitar todos aquellos deportes que lleven implícito un impacto o saltos.

Prohibido saltar de Clínica Fuensalud

 

Lo mejor para estos casos es la natación o montar en bicicleta.

  • Cuando vayas a casa después del alta hospitalaria, es conveniente que adecues tu domicilio. Retira todo aquello que suponga un riesgo para una caída.

Es mejor que quites alfombras o cables o cualquier otro obstáculo que facilite un tropiezo y por lo tanto una caída.

  • Cuando tengas que caminar o desplazarte préstale atención a tu calzado. Es importante que sea un calzado cómodo y sobre todo que sea cerrado. Evita en todo momento zapatillas en chancla o andar descalzo.

Calzado cerrado de Clínica Fuensalud

Un dato importante que quiero indicar es que este artículo es meramente informativo. Si vas a someter a la intervención de una prótesis de rodilla o bien ya te has sometido a este tipo de cirugía, es recomendable que sigas las instrucciones marcadas por tu médico y Fisioterapeuta. Ellos conocen mejor tu caso y lo que mejor se adapta a ti.

De todos modos, si a lo largo del artículo te ha surgido dudas o preguntas no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Cuéntanos tu caso y te podremos informar de manera personificada.

 

Clínica Fuensalud

Teresa Leo Jiménez. Fisioterapeuta. (colegiada nº 1651). Acupuntor. Experta en Fisioterapia Pediátrica. Experta en Fisioterapia Deportiva y Geriátrica. Especializada Patologías Columna Vertebral.

 

ENLACES DE INTERÉS PARA EL LECTOR

Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT)

Sociedad Española de la Rodilla 

Share your thoughts