Pronador o supinador qué tipo de pisada tienes

Pronador o supinador ¿qué tipo de pisada tienes?

En esta ocasión os vamos resolver algunas dudas que están surgiendo mucho últimamente en las consultas de Podología. El tema al que nos referimos es si una persona tiene una pisada pronadora o bien supinadora; pie pronador o pie supinador. Seguro que estos dos términos tanto pronación como supinación, lo has escuchado en alguna ocasión. Y más si habitualmente realizas de manera continua algún tipo de deporte.

Pues bien, a lo largo de este artículo os vamos a ir contando y explicando:

  • ¿Qué es el pie pronador?
  • Y, ¿Qué es el pie supinador?
  • ¿Qué lesiones nos puede ocasionar tener una pisada pronadora o supinadora?
  • ¿Cómo se puede corregir?

Comencemos a contestar todas estas preguntas. Y espero que este artículo sea de vuestro interés.

Introducción

Últimamente se habla mucho de si una persona tiene una pisada pronadora o supinadora. Esto lo escuchamos sobre todo cuando nos vamos a comprar unas zapatillas nuevas a una tienda de deporte, porque el vendedor nos hace la pregunta directamente.

Si sabes que tipo de pisada tienes, no hay ningún tipo de problema en contestar. Pero a veces no sabemos responder a la pregunta y se nos quedamos con una cara un tanto extrañada.

Hay que decir, que todos somos pronadores y supinadores. Ya que estos dos movimientos los debemos realizar de manera obligatoria cuando caminamos. Ya que dependiendo en que fase de la marcha nos encontremos nuestro pie pronará o supinará.

Decimos que son dos movimientos obligados en la marcha, ya que las articulaciones de nuestro pie tienen que ir moviéndose, para soportar todo el peso de nuestro cuerpo.

Pero cuando el pie prona o supina demasiado es aquí cuando estamos ante un problema o lesión.

suela de zapatilla

 

¿Qué es un Pie Pronador?

Vamos a intentar explicar de manera sencilla y sin meternos en demasiada anatomía, lo que es un pie pronador.

Pues bien, se considera un pie pronador aquel pie que cuando estamos de pie o caminando, la parte interna del talón se inclina hacia dentro.

Hay que decir, que la mayoría de las personas tenemos una pisada pronadora.

Y esto lo vamos a ver con más claridad en los corredores.

Esto es debido a que el pie tiende a ajustarse o adaptarse a las diferentes irregularidades que pueda presentar el terreno por dónde estamos caminando o realizando deporte. Esta adaptación en nuestro pie lo realizamos de manera completamente inconsciente, con el objetivo de evitar las lesiones en nuestro tobillo.

pie pronador

 

¿Qué es un Pie Supinador?

Ahora es el momento de explicar qué es un pie supinador.

Por el contrario, decimos que estamos ante un pie supinador cuando al permanecer de pie o al caminar nuestro talón se inclina más hacia la parte externa.

Pero la persona que realmente sea supinadora no sólo va hacer un apoyo en la parte externa de su talón, si no que también el apoyo se realizará en todo el lateral externo del pie.

Ver un pie supinador no es tan frecuente verlo en las consultas de Podología, pero eso no quita que no se pueda dar.

 

pisada prondador y supinador

 

¿Cómo sé si tengo un Pie Pronador o Pie Supinador?

Para saber si realmente tenemos un pie con una pisada supinadora o pronadora, lo aconsejable es acudir a la consulta del Podólogo para que nos realice un estudio de la pisada y un estudio biomecánico de la marcha.

Con estos estudios sabremos con exactitud que tipo de pie tendremos y dónde realizamos más cargas.

Pero si por las circunstancias que sea no puedes acudir a un Podólogo, puedes averiguarlo en casa.

Para ello coge los zapatos o las zapatillas de deporte que normalmente te sueles poner. Y tienes que observar dónde hay un mayor desgaste de la suela del talón.

Si tu desgaste de la suela es más pronunciada en la parte interna del tacón del zapato, puedes sospechar que tienes un pie pronador.

Pero si, por lo contrario, el tacón del zapato es más pronunciado en la parte externa, puedes pensar que tienes un pie supinador.

 

calzado pronador

 

Aunque hay que decir que puede existir otra opción u otra posibilidad cuando observemos nuestro zapato. A veces, podemos observar que el tacón de nuestro zapato no está desgastado ni hacia un lado, ni hacia otro. No te preocupes esto significa que tienes una pisada completamente neutra. Es decir, tienes un pie normal.

Aunque hay otra manera de saber o de averiguar que tipo de pisada tenemos. Aunque esta es un poco más complicada y debes saber o tener algún que otro conocimiento.

Pues bien, para poder averiguarlo, necesitas coger una bolsa de basura que tenga un color oscuro y un poco de polvos de talco.

Extiende la bolsa de basura y cúbrela de polvos de talco y a continuación pon encima tus pies. Con cuidado retiramos de la bolsa y ahora es el momento de observar.

Si observamos que nuestra huella del pie se marca más sobre la parte interna del talón, podemos sospechar que nuestro pie es pronador. Y si por lo contrario se marca más la huella del pie sobre la parte externa del pie, podemos pensar que quizás tengamos un pie supinador.

Es muy importante decir, que estas dos maneras caseras de ver si tenemos un pie supinador o pronador, no son 100 % fiables. Sólo nos pueden servir de guía, para poder sospechar si tenemos un pie con una pisada u otra.

La única manera de verificar nuestro tipo de pisada, es cómo hemos comentado al inicio de este apartado. Es decir, acudiendo a la consulta del Podólogo para que nos realice las pertinentes pruebas.

 

podoscopio

 

¿Qué causas hace que tengamos un Pie Pronador?

Las causas por las que se puede tener o padecer un pie pronador, son múltiples. Pero a continuación vamos a nombras las causas principales por las que podemos generar una pisada pronadora.

1.- Puede que tengamos una pisada pronadora debido a causas congénitas, es decir causas con las que hayamos nacido.

2.- Puede ser que en nuestro pie hayamos tenido o sufrido algún tipo de cambio en nuestros huesos. Es decir, el hemo que hayamos sufrido una fractura en algún hueso de nuestro pie, esto puede que haya modificado nuestra manera de apoyar el mismo.

3.- Otra causa puede ser debido a que suframos o tengamos problemas en nuestros ligamentos. Esto también nos va hacer modificar nuestra pisada, ya que debemos proteger nuestro tobillo. Es decir, es un mecanismo de defensa.

4.- Una causa muy común, es debido a problemas o alteraciones posturales que tenga el paciente. Es decir, si el paciente padece de escoliosis en su columna vertebral, esto va hacer que existan compensaciones en sus caderas, su pelvis, sus rodillas y por lo tanto en sus pies.

5.- El hecho de practicar de manera muy intensa y muy frecuentemente ciertos deportes, como pueden ser por ejemplo fútbol, correr o baloncesto, puede ser otra causa para padecer de pie pronador.

6.- Y por último el hecho que se utilice habitualmente un tipo de calzado que no se adapte a nuestro pie, puede ser otra causa.

 

¿Qué lesiones puede provocar un Pie Pronador?

El tener un pie pronador, a la larga puede acarrear tener o padecer una serie de lesiones.

Las lesiones que vamos a señalar a continuación son las más comunes, pero eso no quita que el paciente pueda padecer otro tipo de lesiones o patologías.

  • Cuando se levantan y tienen muy cargado la planta del pie, suelen presentar dolor en el talón.

dolor en el talón pronador

 

 

  • Es muy frecuente que sufran de continuas fascitis plantares.

 

  • Tienen un continuo y constante acortamiento de la musculatura peronea.

 

  • Además pueden llegar a desarrollar el Síndrome del Túnel Tarsiano. Este síndrome se produce debido al atrapamiento de los nervios que inervan al pie. Hay dolor y adormecimiento del mismo.

 

  • Por otro lado otra de las lesiones más comunes es la Tendinitis del Tendón de Aquiles.

 

  • También se puede padecer Hallux Valgus. Es decir, juanetes.

 

  • Y por último nos podemos encontrar que el paciente puede padecer a enfermedad de Haglund. Esta enfermedad es una inflamación de la burda que se va a situar en la parte posterior de nuestro talón, entre el talón y el Tendón de Aquiles.

 

¿Qué causas hace que se tenga un Pie Supinador?

Como hemos dicho anteriormente, no es muy frecuente encontrar un pie supinado. Pero esto no está exento de que no lo podamos sufrir o encontrar en las consultas de Podología.

Por lo general y las causas más comunes que hacen que tengamos un pie o una pisada supinada son:

  • Por lo general siempre llegan implícita un componente hereditario o genético.

 

  • Una causa que es muy frecuente es debido a que existe en el tobillo una debilidad muscular de toda la musculatura de la pierna, del tobillo y del pie.

 

  • Y por último cuando hay afectación de los ligamentos del tobillo, también puede ser una causa para tener un pie supinador. Esto suele ser por a causa de sufrir muchas lesiones en el tobillo.

¿Qué lesiones puede provocar tener Pie Supinador?

Al igual que el sufrir un pie pronador puede tener consecuencias a la larga, el padecer o tener un pie supinador también nos puede provocar o generar lesiones.

Estas lesiones más comunes del pie supinador son:

  • Las personas que tienen este tipo de pisada son mucho más propensas a sufrir esguinces de tobillo. Hemos comentado que la pisada supinadora es aquella que se hace un apoyo excesivo de la parte externa del talón. Por lo que los ligamentos de los tobillos estarán en constante elongación y a la mínima inestabilidad que presente el terreno, nuestro tobillo no será capaz de reaccionar.

esguince

 

  • Los pacientes que tienen un pie supinador suelen sufrir muchas fracturas en los huesos de sus pies. Cuando esto sucede se dice que son fracturas por estrés. Esto es debido a que la musculatura al estar en constante trabajo, porque se usan en demasía, para poder dar algo de estabilidad en el tobillo y en el pie, cuando hay un golpe o una caída no pueden reaccionar con rapidez para poder absorber el impacto adecuadamente.

 

  • Es muy frecuente que el paciente presente dolor en las espinillas. Esto es debido a lo que hemos comentado anteriormente, es decir, al uso excesivo de la musculatura.

 

  • Al haber un mal apoyo en el pie, nuestra rodilla se tiene que adaptar a esta mala pisada. Por lo que es muy frecuente que nuestra rodilla también sufra lesiones.

 

  • Y por último otra de las causas que puede provocar el tener una pisada supinadora es padecer o sufrir Fascitis Plantar.

 

¿Cómo podemos modificar o corregir un Pie Supinador o Pronador?

Como habéis comprobado el tener un pie pronador o un pie supinador, puede traer a la larga problemas y lesiones.

Pero para poder evitar estas lesiones en las diferentes partes del cuerpo, podemos realizar diferentes tratamientos.

Estos tratamientos a los que nos referimos son:

1.- El más importante de todos es modificar la pisada, para que sea una pisada normal y que el pie tenga todos los apoyos adecuados.

Para ello es muy importante realizar un estudio de la pisada y un estudio biomecánico de la marcha.

Con estas dos pruebas que realice el Podólogo, podrá realizar unas plantillas completamente personificadas.

No es conveniente que compres unas plantillas estándar, ya que puede acarrear otra serie de problemas y además no se ajustan a tus necesidades.

Por lo tanto, el tratamiento debe ser completamente a medida.

 

plantilla

 

2.- Por otro lado, otro tratamiento que se puede realizar y que también es importante que se convine con el tratamiento podológico, es el tratamiento fisioterápico.

Con este tratamiento el fisioterapeuta te va a enseñar una serie de ejercicios específicos para el pie supinador y el pie pronador.

Pero, además:

  • Va a relajar aquellos grupos musculares que estén acortados.
  • Se potenciarán los músculos que estén debilitados.

De esta manera el fisioterapeuta nos dará estabilidad a nuestro tobillo.

 

Bueno pues hasta aquí el artículo de hoy sobre la pisada pronadora y supinadora.

Espero que os haya sido de utilidad y que toméis conciencia de vuestro tipo de pisada para evitar sufrir más lesiones.

Si tuvieras alguna duda o alguna pregunta, lo puedes hacer en el apartado de comentarios. O si lo prefieres puedes ponerte en contacto con nosotros directamente y atenderemos y resolveremos tu duda de manera totalmente personificada.

Y recuerda compartir este artículo, puede ser gran ayuda para otras personas.

 

Clínica Fuensalud. Departamento de Podología

Share your thoughts