lesiones deportivas lumbago

Lumbago o Lumbalgia

Esta semana os traemos un artículo bastante interesante y que estoy casi seguro a que a más de uno ha sufrido un dolor muy parecido en algún momento de su vida. Este dolor agudo, intenso y totalmente paralizante al que nos referimos es el dolor de lumbago.

¿Lo has sufrido alguna vez? Pues bien, si tu respuesta es sí, no dejes de leer este artículo, para poder aprender algo más de ello y además te vamos a dar unos consejos para que no lo vuelvas a sufrir.

Contenido

1.- ¿Qué es Lumbago?

2.- Diferentes tipos de Lumbagos o Lumbalgias.

3.- ¿Qué síntomas provoca el Lumbago o las Lumbalgias?

4.- ¿Cómo se puede prevenir el Lumbago o Lumbalgia?

5.- Tratamiento Fisioterápico del Lumbago o Lumbalgias.

6.- ¿Qué ejercicios se pueden realizar para el Lumbago o Lumbalgia?

 

¿Qué es el lumbago?

Antes de empezar, es muy importante tener muy claro lo que es el concepto de lumbago. Pues bien, el lumbago es un dolor como hemos dicho anteriormente muy intenso y que en muchas ocasiones incluso nos paraliza. Este dolor se va a localizar en la zona lumbar de nuestra espalda. Es decir, en la parte baja de la misma.

Además de ser un dolor muy fuerte, en muchas ocasiones va a ser un dolor que muchos pacientes lo describen como un “dolor en forma de cinturón”. Es decir, existe un dolor generalizados que abarca toda la zona lumbar.

Por otro lado, hay que decir que probablemente este tipo de lesión o de dolencia, lo hayas escuchado o leído de otra manera. Es decir, el lumbago también es conocida por el nombre de lumbalgia.

Cuando aparece un lumbago, se ve comprometida todas las estructuras anatómicas de la región lumbar. Es decir, se van a ver afectados los músculos, los diferentes ligamentos de la zona e incluso las vértebras lumbares.

 

Diferentes Tipos de Lumbagos o Lumbalgias

Según sea la causa de la aparición del dolor, podemos clasificar los lumbagos o las lumbalgias en varios tipos. De los cuales los más comunes o frecuentes son:

1.- LUMBAGOS NO ESPECÍFICOS. – Son los tipos de lumbagos o lumbalgias más frecuentes. En este caso, como muy indica su nombre, la causa no es muy específica o no se conoce el origen del dolor.

Pero lo que se si se sabe es que el dolor es muy intenso y produce un bloqueo articulas en la región lumbar. Este bloqueo articular provoca que el paciente tenga dificultad a la hora de poderse mover.

Por otro lado, hay que decir que en los lumbagos no específicos se ve afectada o comprometida la musculatura y los ligamentos de las lumbares.

El dolor que siente el paciente es de duración limitada.

Pero este tipo de lumbagos o lumbalgias a su vez se pueden clasificar en tres subtipos, según la duración en el tiempo del dolor:

 

1.1.- LUMBAGOS AGUDOS. – El dolor dura alrededor de 7 días.

1.2.- LUMBAGOS SUBAGUDOS. – La duración del dolor oscila entre los 7 días y las 7 semanas.

1.3.- LUMBAGOS CRÓNICOS. –  El dolor perdura más de 7 semanas.

Lumbago

2.- LUMBAGOS ESPECÍFICOS. – Este tipo de lumbagos o lumbalgias son aquellas que si se conoce el origen o la causa que provoca el dolor.

Por lo general suelen ser como consecuencia a una patología de base que sufre el paciente. Es decir, en estos casos el paciente sufre de hernias discales, artrosis, osteoporosis o espondilitis anquilosantes.

Esto lo que va a provocar es una inflamación importante en la zona y como consecuencia se va a sufrir dolor.

vértebra

¿Qué síntomas provoca el Lumbago o las Lumbalgias?

Como hemos dicho antes una de las características o síntomas principales del lumbago es el dolor intenso y agudo en la zona inferior de la espalda. Por lo general este dolor es consecuencia de las contracturas musculares de la zona o en otros casos es provocada por tener una mala higiene postural.

Sea como fuere este dolor habitualmente suele aumentar o empeorar con la actividad o con el movimiento y sin embargo el paciente encuentra mejoría con el reposo.

Cuando el paciente tiene de base alguna enfermedad, como por ejemplo puede ser osteoporosis o herniar discales, este dolor suele cursar con ciática. La ciática es el dolor provocado por el pinzamiento del nervio ciático.

Este tipo de dolor se caracteriza porque baja a lo largo del glúteo, del muslo y a veces de la pierna. En los casos más graves la ciática puede producir adormecimiento y pérdida de fuerza de la pierna.

En este tipo de casos cuando el lumbago es provocado por alguna enfermedad degenerativa, el paciente tiende a notar mejoría con el movimiento y empeora con el descanso o el reposo, sin encontrar postura alguna dónde pueda encontrarse cómodo.

Es decir, justamente al contrario que el caso de los lumbagos producidos por una mala higiene postural.

 

¿Cómo se puede prevenir el Lumbago o Lumbalgia?

A continuación, os vamos a contar o decir una serie de recomendaciones para evitar el sufrir lumbago.

Estas recomendaciones son muy sencillas, sólo hay que ponerle empeño.

  • Es muy importante adoptar buenas posturas o una buena higiene postural.
  • Si se va a permanecer durante mucho tiempo de pie, hay que procurar cambiar el peso del cuerpo de un pie a otro, para evitar que la zona lumbar se cargue demasiado.
  • Cuando tengamos que coger objetos del suelo es mejor doblar las rodillas (ponernos de cuclillas) y no cogerlo del suelo doblando las caderas.

En el caso que el objeto que tengamos que coger sea muy pesado, es mejor que pidamos ayuda.

  • Los tacones muy altos no son muy aconsejables, ya que provocamos que toda la musculatura de la parte posterior de nuestro cuerpo se acorte.

zapatos de tacón

Por lo tanto, debemos buscar un calzado cómodo y que no sea excesivamente alto.

Si tienes que utilizar tacón procura que sea inferior a 4 centímetros de alto.

  • Es muy importante fortalecer toda la musculatura de la espalda. Un ejercicio muy bueno y muy efectivo para conseguir que nuestros músculos de la espalda sean fuertes es la realización de natación.

Pero del mismo modo también es importante fortalecer la musculatura de la parte anterior de la espalda, es decir los abdominales. Fortaleciendo estos músculos abdominales vamos a conseguir crear nuestra propia faja anatómica.

natación

 

  • El tener o sufrir sobrepeso es una mala aliada para estas patologías.
  • De la misma manera que no es bueno estar mucho tiempo de pie, tampoco es muy adecuado permanecer mucho tiempo sentado. El sedentarismo tampoco es muy bueno. Por lo que recomendamos que cada cierto tiempo se levante de la silla y estire las piernas.
  • Es recomendable realizar algún tipo de actividad física de una manera periódica y uniforme. Por ejemplo, como hemos dicho anteriormente la natación es una manera muy efectiva de mantener nuestros músculos fuertes, pero el hecho de caminar también nos ayuda.

Pero además, se pueden hacer otras actividades físicas como por ejemplo Pilates o Yoga. Estas nos van ayudar a estirar y a mantener flexibles todos los músculos de la espalda.

  • A la hora de descansar el colchón y la postura que adoptemos a la hora de dormir también juega un papel muy importante. Lo recomendable es que el colchón sea rígido y firme. De tal manera que no nos hundamos.

Y por otro lado hay que comentar que la mejor manera o postura para dormir es de lado, con la pierna que está en contacto con la cama (la pierna de abajo) estirada y la pierna que está arriba flexionada. Con esta postura favoreceremos que la columna esté estirada y por consiguiente la musculatura estará relajada.

 

Higiene Postural

 

Tratamiento de Fisioterapia del Lumbago

El tratamiento fisioterápico de las lumbalgias o lumbago va a tener como objetivo:

  • Eliminar el dolor.
  • Bajar la inflamación.
  • Restablecer la musculatura.
  • Fortalecer la musculatura.

 

Por lo que cuando el fisioterapeuta está ante un caso de lumbago, lo primero que debemos realizar es una buena exploración física del paciente y ver cual ha sido el origen o la causa que ha provocado que se haya desencadenado este dolor o molestia.

Una vez que hemos hecho una buena anamnesis, es el momento de proponer un tratamiento. Es muy importante decir que el lumbago puede afectar de manera diferente a cada persona, por lo que todos los tratamientos que se realicen deben de ser totalmente personificados.

Una vez comentado esto, el tratamiento fisioterápico del lumbago consiste en:

  • Aplicar corrientes analgésicas. Un ejemplo de este tipo de corrientes pueden ser las corrientes TENS.

 

  • Se puede hacer uso de Ultrasonidos. Este tipo de electroterapia consiste en la utilización del sonido a través de la vibración. El efecto que conseguimos es antinflamatorio gracias al masaje vibratorio que produce el ultrasonido.

 

  • Otra técnica o terapia que podemos realizar el hacer uso de lámparas de infrarrojo o microondas. Estos dos aparatos van a proporcionar calor en la zona dónde se apliquen. El efecto que vamos a obtener con este calor es analgésico, por lo que el paciente notará una disminución del dolor.

 

  • Por otro lado es muy efectivo la aplicación de masoterapia o masajes. Gracias a los masajes el paciente va a notar que el dolor disminuye porque poco a poco vamos a ir quitando la contractura que el paciente tiene en la región lumbar.

Un dato a tener en cuenta es que después del masaje, debemos realizar al paciente unos buenos estiramientos, para conseguir que toda la musculatura obtenga una buena flexibilidad.

 

¿Qué ejercicios se pueden realizar con Lumbago?

En este punto os vamos a enseñar una serie de ejercicios que se pueden realizar cuando padecemos de lumbago. Pero un dato a tener en cuenta sobre estos ejercicios, es que sólo se podrán realizar cuando nuestro lumbago sea crónico o subagudo. Nunca se podrán realizar cuando padecemos un lumbago en fase aguda.

Por otro lado, otro dato a tener en cuenta es que estos ejercicios que os vamos a indicar a continuación, deben estar prescritos por un Fisioterapeuta y en cualquier caso nunca podrán sustituir el tratamiento fisioterápico o médico. Es decir, será un suplemento al cualquier tratamiento que estés realizando.

 

  • PRIMER EJERCICIO. Este ejercicio se le conoce por el nombre de puente de hombros. La postura inicial de este ejercicio es colocarnos boca arriba, con nuestros pies apoyados en el suelo y con las rodillas flexionadas. Es importante que los brazos estén colocados a lo largo de nuestro cuerpo y nuestras palmas de las manos apoyadas en el suelo.

El ejercicio va a consistir en elevar nuestra pelvis. Es decir, intentar levantar el culete del suelo.

Una vez que tengamos elevada la pelvis, debemos mantener esta postura 20 segundos.

elevación de pelvis1

elevación de pelvis 2

 

  • SEGUNDO EJERCICIO. A este ejercicio se le conoce por el nombre de plancha abdominal.

La postura inicial que debemos tener para poder realizar este ejercicio, es tumbado boca abajo.

Una vez que estemos en esta postura, el ejercicio va a consistir en apoyar todo nuestro antebrazo, y levantaremos todo nuestro cuerpo.

Hay que decir que cuando se realice este ejercicio, es muy importante que se mantenga la espalda lo más recta posible.

Debemos mantener la postura durante 20 segundos.

ejercicio lumbago plancha

  • TERCER EJERCICIO. Este ejercicio se le conoce como plancha lateral.

En este caso, el ejercicio va a consistir en realizar elevación de todo el tronco, al igual que en el ejercicio anterior. Pero ahora se hará de manera lateral. Iniciando el ejercicio con el cuerpo apoyado en el suelo de manera lateral.

Cuando realicemos este ejercicio debemos mantener la postura 20 segundos.

ejercicios lumbago plancha lateral

  • CUARTO EJERCICIO. A este ejercicio se le llama Superman.

Cuando vayamos a realizarlo nos tenemos que poner tumbado boca abajo.

Una vez que estemos en esta postura, el ejercicio va a consistir en levantar el brazo derecho a la vez que despegamos del suelo la pierna izquierda. Y luego debemos realizar el mismo ejercicio levantado o despegando el brazo izquierdo y la pierna derecha.

Debemos mantener la postura unos 20 segundos aproximadamente.

ejercicios lumbago

Cuando estamos realizando esta serie de ejercicios, lo que estamos favoreciendo es potenciar toda la musculatura de la columna vertebral y abdominal.

Los músculos que principalmente trabajamos son:

  • Toda la musculatura paravertebral.
  • Los músculos abdominales.
  • Los músculos oblicuos.
  • Y la musculatura transversa.

Pero no sólo os recomendamos ejercicios para fortalecer toda la musculatura de la región lumbar, sino que también es muy importante darle flexibilidad a la musculatura y a todas las estructuras de esta zona.

Para ello os proponemos estos ejercicios:

 

  • EJERCICIO DE GATO. Este ejercicio seguramente lo habéis visto en alguna ocasión.

Cuando lo vayamos a realizar nos tenemos que poner boca abajo (decúbito prono), con las rodillas y caderas flexionadas y apoyadas en el suelo. Mientras que nuestras manos deben estar apoyadas en el suelo con los brazos estirados. Es decir, nos tenemos que poner a cuatro gatas.

El ejercicio va a consistir en sacar chepa llevando bien los hombros hacia abajo. Y luego a continuación debemos arquear nuestra espalda.

Ejercicio lumbago Posición de gato

 

ejercicios lumbago posición de gato 2

 

  • Otro ejercicio que os proponemos es tumbado boca arriba (decúbito supino), de tal manera que el lo que tenemos que realizar es doblar nuestras caderas y rodillas a la vez que las sujetamos con nuestras manos. Así lo que vamos hacer es llevar nuestras rodillas al pecho.

ejercicios lumbago flexión de cadera y rodillas

 

  • Y por último otro ejercicio que os proponemos para estirar y darle flexibilidad a la columna lumbar es el siguiente, la postura inicial es igual que en el caso anterior. Es decir, en decúbito supino (boca arriba).

El ejercicio va a consistir en llevara la rodilla estirada a nuestro pecho, mientras que la pierna contraria debe estar estirada y totalmente apoyada en el suelo.

Esto le debemos hacer tanto con una pierna como con la otra.

ejercicio lumbago flexión de cadera y de rodilla con una pierna

 

 

Desde Clínica Fuensalud, queremos recalcar la importancia de acudir lo antes posible a un especialista para poder tratar este tipo de molestias con un tratamiento fisioterápico totalmente personalizado.

Espero que este artículo haya sido de vuestro interés y que os haya resultado práctico. Si tenéis alguna o pregunta, nos lo podéis hacer llegar a través de la parte de comentarios. Pero si prefieres que tu duda sea resulta de manera directa y totalmente personificada, no dudes en ponerte en contacto con el departamento de fisioterapia de Clínica Fuensalud.

 

Teresa Leo Jiménez. Fisioterapeuta Colegiada número 1651

Share your thoughts