Ligamento cruzado anterior

Fisioterapia para el Ligamento Cruzado Anterior

Hola a todos. Esta semana vamos a desarrollar un artículo, que desde mi punto de vista es bastante interesante. Además, ha sido un tema que nos lo ha pedido un paciente de nuestro Centro, de Clínica Fuensalud.
Este tema que vamos a explicar es sobre la rehabilitación o el tratamiento fisioterápico que se debe realizar, cuando tenemos una lesión del ligamento cruzado anterior (LCA) de la rodilla.
Pues venga, vamos a ello.
Las lesiones del ligamento cruzado anterior (LCA) de la rodilla, es una lesión muy frecuente, sobre todo entre las personas que realizan algún tipo de deporte.

Con este artículo lo que queremos es contaros varias cosas:
– Cuál es la función principal del ligamento cruzado.
– Cuáles son las lesiones más frecuentes que puede sufrir este ligamento.
– Cuáles son los posibles tratamientos que hay para poder tratarlo, en función de la gravedad de la lesión.

ligamento cruzado anterior rodilla

Anatomía de la Rodilla

Para poder entender un poco todo lo que os vamos a contar, veo necesario decirnos o contaros un poco de la anatomía de la rodilla.

El ligamento cruzado anterior (LCA) es un ligamento que está ubicado en la parte interna de la rodilla.

Recibe el nombre de cruzado, debido a que junto con el ligamento cruzado posterior, forman una cruz.

Estos dos ligamentos tienen una función muy importante, que la de dar estabilidad a la rodilla en sentido anterior, posterior y también en las rotaciones de la rodilla.

Pero el ligamento cruzado anterior (LCA) tiene una función mucho más exacta, que es la de evitar que la rodilla se desplace hacia delante. Es decir, que el fémur no se desplace hacia delante con respecto a la tibia.

Anatomía de la rodilla ligamento cruzado anterior

 

Síntomas de lesión en el Ligamento Cruzado Anterior

Las lesiones del ligamento cruzado anterior (LCA) se suelen producir sobre todo en aquellos pacientes que realizan algún tipo de deporte de contacto. Como por ejemplo, fútbol, atletismo, esquí o baloncesto.

En la mayoría de los casos en el momento que se lesiona suelen sentir un dolor muy fuerte e intenso. Pero hay que decir, que en otras ocasiones el paciente suele sentir una pequeña molestia, pero esta no le impide seguir con su actividad deportiva.

Por lo general cuando el ligamento cruzado anterior (LCA) se lesiona, suele ser debido a que se ha producido una rotación interna de rodilla, mientras que hemos mantenido fijo el pie. Es decir, se realiza, lo que llamamos, un movimiento de pivote.

Pero no sólo existe esta única manera de lesionarse en ligamento cruzado anterior (LCA). Hay otros mecanismos de lesión, como por ejemplo:

  • Para de correr de una manera muy brusca.
  • Cambiar el peso de una pierna a otra de una forma muy rápida.
  • Con una extensión completa de rodilla, caer de forma muy brusca. Por ejemplo, cuando se da un salto.
  • O bien recibir un golpe fuerte sobre la rodilla.

Los síntomas que suele presentar el paciente van a variar en función de la gravedad de la lesión. Pero por lo general los síntomas más frecuentes son:

  • Inflamación de la rodilla.
  • Dolor.
  • Hematoma.
  • La rodilla está inestable.
  • Imposibilidad a la hora de andar.

ligamento cruzado anterior dolor de rodilla

 

Tipos de Lesiones en el Ligamento Cruzado Anterior

El ligamento cruzado anterior (LCA) puede sufrir diferentes tipos de lesiones. La gravedad de la lesión va a depender del mecanismo o del modo que nos lesionemos. Por ello podemos decir que los tipos de lesiones que hay para este ligamento son:

 

1.- La lesión más frecuente que nos solemos encontrar los fisioterapeutas, son los esguinces de este ligamento. Se producen debido que hay un sobre estiramiento del ligamento, llegando a superar la elasticidad del mismo.

2.- Otra lesión frecuente de este ligamento, es la rotura parcial del mismo. En este caso se produce una rotura parcial de las fibras del ligamento, pero se va a perder la continuidad y por lo tanto tampoco la estabilidad de la rodilla.

3.- Puede que el paciente sufra una rotura total del ligamento. Por lo que en este caso, sí que va a existir la pérdida de continuidad del ligamento cruzado anterior (LCA).

4.- Otro tipo de lesión que nos podemos encontrar es la conocida por el nombre de avulsión. Esta lesión va a consistir en el desprendimiento o desgarro de un poco de hueso, en la zona dónde se va a insertar el ligamento. Este se produce debido a la tracción fuerte que se ha producido sobre el ligamento.

 

Cómo se diagnostica una lesión en el Ligamento Cruzado Anterior

Es la pregunta estrella que nos hacen los pacientes en el Centro. ¿Cómo se puede saber si tengo una lesión en mi rodilla o en mi ligamento?

Bueno ante esta pregunta hay que decir que existen unas pruebas muy sencillas de realizar para ver y observar como se comporta la rodilla ante la movilidad de la misma. Ya que gracias a estas pruebas vamos a determinar, ver y valorar la tensión de los ligamentos.

En algunas ocasiones, podemos ver que el paciente puede tener mucha inflamación en su rodilla. En estos casos, lo mejor es realizar una punción para poder extraer líquido. Del color de este líquido podemos sacar mucha información. Si el líquido presenta sangre, es muy probable que el ligamento esté roto.

Pero sin duda la prueba que nos sacará de cualquier duda ante cualquier tipo de lesión que sufra el ligamento, va a ser la Resonancia Magnética (RMN). Además, con esta prueba diagnóstica, podremos saber exactamente el alcance de la lesión, para poder abordar cualquier tipo de tratamiento con total exactitud.

ligamento cruzado anterior rx de rodilla

 

Tratamientos para Ligamento Cruzado Anterior

Cuando estamos ante un paciente que tiene o que sufre una lesión del ligamento cruzado anterior (LCA), tenemos que tener en cuenta dos factores importantes:

1.- El tipo o la gravedad de la lesión.

2.- Las características de nuestro paciente.

Una vez comentado esto, podemos decir que existen dos tipos de tratamientos:

 

1.- TRATAMIENTO MÉDICO O QUIRÚRGICO.

Este tipo de tratamientos se suele aplicar cuando existe una rotura total del ligamento, ya que este no tiene la capacidad de regenerar las fibras por sí mismo.

Dependiendo de la rotura del ligamento, de cómo se haya producido y de la actividad que realice el paciente habitualmente, es el médico quien decidirá que tipo de técnica quirúrgica aplicará.

La cirugía del ligamento cruzado anterior (LCA) va a consistir en la sustitución o en el emplazamiento del ligamento roto por otro.

El ligamento que se va a sustituir se va a coger de la misma rodilla del paciente. Es decir, el médico va a realizar un injerto. A este tipo de actuación se le conoce como plastia.

La técnica que normalmente suele aplicar el cirujano, es la artroscopia.

Los tipos de injertos que se puede realizar en la rodilla son:

  1. Los injertos hueso-tendón-hueso (HTH). Se les conoce así, ya que es se suele tomar o coger un poco de tendón rotuliano o un poco de los tendones de la zona de la “pata de ganso”. Pero además los médicos van a tomar un poco de hueso de la rótula o bien de la tibia.
  2. Los injertos Tetrafasciculares. Es prácticamente igual, pero en el injerto se va a utilizar un poco del tendón de los isquiotibiales.

ligamento cruzado anterior dolor

 

 

2.- TRATAMIENTO CONSERVADOR.

Este tipo de tratamientos está recomendado o indicado cuando tenemos un paciente que sufre de un esguince o de una rotura parcial del ligamento cruzado anterior (LCA). Y por lo tanto no se necesita de cirugía. Este tratamiento es el que realiza el fisioterapeuta.

A continuación, vamos a detallar y explicar ampliamente en qué consiste este tratamiento y qué protocolo de tratamiento hay que seguir.

 

Ligamento cruzado anterior camilla fisioterapia

 

Tratamiento Fisioterápico para el Ligamento Cruzado Anterior de Rodilla

 

Cómo hemos comentado anteriormente, el tratamiento que vamos a describir a continuación está indicado para aquellos pacientes cuya lesión, no implica gravedad. ES decir que su ligamento no ha sufrido una rotura total del ligamento.

Por otro lado hay que decir, que cuando el paciente se lesiona este ligamento, va a notar una especie de chasquido en el interior de la rodilla. La inflamación o el edema puede aparecer de manera casi inmediata o bien puede hacer presencia a las 24 horas de lesionarse.

Cuando los fisioterapeutas tenemos que tratar o rehabilitar un cruzado anterior, nos vamos a marcar unos objetivos muy claros. Estos objetivos son:

  • Tenemos que bajar la inflamación que haya en la rodilla.
  • Por otro lado es muy importante conseguir todo el rango articular de la rodilla.
  • Es muy importante que se consiga una musculatura muy fuerte y flexible, para que la rodilla sea lo más estable posible. Para ello nos centraremos en potenciar los músculos cuádriceps e isquiotibiales.
  • También hay que decir que para que la rodilla sea estable, es muy importante que se potencie y se insista en el trabajo de la propiocepción de la rodilla.

 

Por otro lado hay que decir que si el paciente sufre una rotura total del ligamento cruzado anterior (LCA), cómo hemos hecho mención a lo lago de este artículo, necesita cirugía.

Cuando nos encontramos con una rehabilitación postoperatoria, los objetivos que nos proponemos van a ser más o menos los mismos. Pero evidentemente también es importante que nos centremos en la cicatriz, ya que debemos evitar que se formen en ella queloides o que se convierta en una cicatriz con adherencias. Esto es importante ya que si esto sucede nos ralentizará mucho el tratamiento.

El tratamiento fisioterápico o la rehabilitación del ligamento cruzado anterior (LCA), en ambos casos, se debe iniciar lo antes posible, ya que la musculatura se atrofia con gran rapidez. Pero siempre siguiendo las recomendaciones médicas.

Pues bien una vez comentado estos aspectos básicos, vamos a ir describiendo en que consistiría el tratamiento fisioterápico para el ligamento cruzado anterior (LCA).

FASE 1.- A lo largo de las dos primeras semanas, es importante que el paciente mantenga reposo. Pero además deberá seguir correctamente, el tratamiento antinflamatorio que le haya prescrito el médico.

A medida que vaya bajando la inflamación, el paciente podrá ir dando pequeños paseos, con la ayuda de dos muletas, para evitar el apoyo de la rodilla lesionada.

Por otro lado, es importante para bajar la inflamación de la rodilla, que el paciente se ponga hielo en la rodilla tres veces al día durante 20 minutos.

ligamento cruzado anterior, muleta

FASE 2.- Una vez que han transcurrido estas dos semanas y ha bajado gran parte de la inflamación el paciente puede empezar con la rehabilitación de su rodilla. Que consistirá en:

-En el caso que el paciente haya sido operado, se comenzará por tratar la cicatriz. Para ello utilizaremos una crema, y haremos movimientos en “zig-zag”. Con el objetivo de darle a la cicatriz toda la flexibilidad posible y evitar las temidas adherencias y queloides en ella.

 

– Por otro lado, debemos comenzar el trabajo de la musculatura. Que cómo hemos comentado anteriormente se atrofia muy rápidamente. Para ello realizaremos ejercicios isométricos del cuádriceps.

Este ejercicio es muy fácil de realizar. El paciente se debe tumbar boca arriba en la camilla y con su rodilla estirada, le colocaremos un rulo o una toalla enrollada debajo de esta. El ejercicio va a consistir en que el paciente intente apretar hacia abajo la rodilla. Como si quisiera aplastar el rulo o la toalla.

Se debe mantener esta presión durante 5 segundos y descansar o relajar tres segundos. -es importante que se realice unas diez veces aproximadamente. Pero a medida que el paciente vaya teniendo más fuerza el su cuádriceps podemos ir aumentado el tiempo y el número de series.

 

-Hay que ir trabajando y ganando poco a poco el rango articular de la rodilla. Para ello realizaremos ejercicios o movilizaciones asistidas (con ayuda) de flexión y extensión de la rodilla.

– En el caso que el paciente tuviera la posibilidad de ir a la piscina, sería una gran ayudar para la rehabilitación. Ya que en con esto se aceleraría la recuperación.

– Debemos empezar con ejercicios de poyo de manera suave y progresiva.

ligamento cruzado anterior rehabilitación

FASE 3.– Esta fase comienza más o menos a las 8 semanas. El objetivo de esta fase es que el paciente empiece a realizar más o menos todas sus rutinas con cierta normalidad. Como por ejemplo conducir.

Por lo que en esta fase nos debemos centrar en:

-El paciente debe andar sin la ayuda de las muletas.

-Nos seguiremos centrando en la potenciación de la musculatura y el seguir trabajando el rango articular de la rodilla.

-El paciente puede comenzar a montar en bicicleta estática, de manera suave.

– Pero además puede comenzar a andar en cinta estática.

– Por otro lado, ya podemos comenzar a realizar ejercicios de propiocepción en un plano o plato de Bohler. Y se puede realizar tanto con el apoyo de un solo pie, cómo de los dos.

 

ligamento cruzado anterior bicicleta estática

ligamento cruzado anterior bohler

FASE 4.- Esta fase se inicia más o menos a las 12 semanas. En esta fase la rehabilitación o el tratamiento fisioterápico va a consistir:

  • Seguiremos insistiendo el trabajo de la potenciación de la musculatura, de la propiocepción y de seguir ganando grados del arco articular.

 

  • Si observamos que el paciente no presenta ninguna molestia a la hora de montar en bicicleta estática o cuando camina en la cinta, podemos indicarle que empiece a trotar en la cinta.

ligamento cruzado anterior cinta de correr

 

FASE 5.- Esta fase se inicia más o menos después de las 12 semanas. El objetivo de esta fase es comenzar a preparar la rodilla del paciente para la actividad deportiva (en el caso que el paciente realizara).

Por ello, nos centraremos en los siguientes ejercicios:

-Como en las fases anteriores, demos seguir con el trabajo de propiocepción, la potenciación de la musculatura y seguir trabajando el rango articular.

 

-Por otro lado, es importante que iniciemos ejercicios en los que esté implicado cambios de ritmo y de dirección de la marcha o del trote.

 

– Del mismo modo también comenzaremos a realizar ejercicios en los que el paciente tenga que hacer carreras laterales y saltos.

 

FASE 6.- Esta es la última fase del tratamiento fisioterápico o rehabilitador del ligamento cruzado anterior (LCA) de la rodilla. Esta fase se sitúa más o menos entre el quinto y sexto mes desde que el paciente inició su tratamiento.

En esta fase el paciente está totalmente preparado para iniciar o retomar una actividad deportiva completa.

 

 

Es muy importante comentar que este protocolo de tratamiento es orientativo. Ya que cada paciente sigue un ritmo diferente de rehabilitación.

Pero además debemos decir que el tiempo en el que cada paciente permanece en cada fase también es orientativo, ya que va a depender de:

  • El progreso que cada paciente realice en cada fase.
  • El paso de una fase a otra también va a depender de la valoración que realice el médico y el fisioterapeuta.

Recomendaciones después del Tratamiento

Es importante que el paciente siga una serie de recomendaciones o de consideraciones para realizar después de cada sesión de fisioterapia.

Estas recomendaciones son:

  • Después de cada sesión, es muy importante que apliquemos al paciente hielo. Esta aplicación de hielo será de unos 15 ó 20 minutos aproximadamente.
  • En el caso que el paciente note después de una sesión cierta molestia en la rodilla, podrá hacer uso de algún medicamento que le alivie el dolor. Pero esto sólo se debe realizar cuando sea necesario y no abusar de los medicamentos.

Hielo para el ligamento cruzado anterior

Ejercicios básicos para el Tratamiento de Fisioterapia Ligamento Cruzado Anterior

A continuación, os vamos a presentar una serie de ejercicios. Ejercicios fundamentales para conseguir una buena rehabilitación del ligamento cruzado anterior (LCA). Así de esta manera os resultará mucho más cómodo entender los ejercicios. Son ejercicios para realizar y potencia o trabajar la musculatura del cuádriceps y de los isquiotibiales.

 

EJERCICIOS PARA POTENCIAR Y TRABAJAR EL CUÁDRICEPS.

a) Isométricos del cuádriceps. Este ejercicio ya lo hemos explicado anteriormente. Consiste en colocar una toalla enrollada o un rulo debajo de la rodilla. La idea o el ejercicio es que el paciente haga fuerza con la rodilla hacia abajo. Es decir, que apriete el rulo o la toalla. Un dato muy importante a la hora de realizar este ejercicio, es que el paciente no debe despegar o separar su talón de la camilla. Esta presión o empuje hacia debajo de la toalla o rulo se debe mantener durante 5 segundos y después descansar 3 segundos. Hay que hacerlo 10 veces.

Este ejercicio se suele realizar en las fases de inicio de la rehabilitación.

ligamento cruzado anterior isométrico de cuárideps

 

b) Elevaciones de la pierna. Para realizar este ejercicio el paciente debe tener la pierna la rodilla lo más estirada posible. Y a continuación levantar la pierna y mantenerla arriba durante 5 segundos, para luego bajarla de manera lenta y suave. Se debe realizar 10 veces.

ligamento cruzado anterior elevación de pierna

 

c) Ejercicios de extensión de la rodilla. Para poder realizar este ejercicio el paciente debe estar sentado en una silla, para estirar todo lo que pueda la rodilla.

A medida que el paciente va adquiriendo fuerza en el cuádriceps, se le puede ir añadiendo peso que lo colocaremos en el tobillo.

Cuando se realice este ejercicio, el paciente deberá mantener arriba 5 segundos. Y lo deberá realizar 10 veces.

ligamento cruzado anterior extensión de rodilla

 

EJERCICIOS PARA TRABAJAR Y POTENCIA LOS ISQUITIBIALES.

 

  1. a) Ejercicios de extensión de cadera. Para realizar este ejercicio el paciente se debe tumbar boca arriba. Sus piernas deben estar flexionadas, teniendo los pies apoyados en el suelo, al igual que las palmas de sus manos. El ejercicio va a consistir en hacer elevaciones de cadera. Es decir, el paciente debe” levantar el culete”.

Una vez que la cadera esté levantada, el paciente debe mantener arriba el culete 5 segundos y bajar lentamente. Para descansar durante 3 segundos.

Este ejercicio se debe repetir 10 veces.

ligamento cruzado anterior elevación de cadera

 

b) Ejercicios de isométricos de los isquiotibiales. Para realizar este ejercicio el paciente debe estar tumbado boca arriba. Tener los talones apoyados en una silla o en una mesa. De tal forma que sus rodillas estén flexionadas.

El ejercicio va a consistir en que el paciente intente empujar son sus talones la silla hacia abajo, es decir hacia el suelo.

Cuando esté realizando este ejercicio, el paciente debe prestar gran atención a su cadera, que no se debe despegar del suelo en ningún momento.

Para que el ejercicio se realice correctamente, el paciente debe mantener esta presión durante 5 segundos y descansar 3 segundos. Así hasta un total de 10 veces.

ligamento cruzado anterior isométricos de isquiotibiales

 

Algo importante que debemos indicar de estos ejercicios es que a medida que el paciente vaya adquiriendo más fuerza en su musculatura. Con el paso del tiempo se irá aumentado la intensidad y la dificultad de los ejercicios.

Pero hay que destacar que todos estos ejercicios, se deben realizar siempre bajo la supervisión de un fisioterapeuta, para conseguir que los ejercicios se hagan de manera correcta, evitando con ello que nos hagamos más daño en la rodilla.

El equipo de fisioterapeutas de Clínica Fuensalud, somos expertos en tratar lesiones del ligamento cruzado anterior (LCA). Pero además nos podemos desplazar al domicilio del paciente, para poder realizarte un diagnóstico y un tratamiento totalmente personalizado. Y todo esto siempre adaptándonos a los horarios de nuestros pacientes.

 

Espero que este artículo haya sido de vuestro interés. Espero que os haya despejado alguna duda sobre el protocolo de tratamiento que se debe seguir en el caso de sufrir alguna lesión en el ligamento cruzado anterior.

Si os surgieran dudas o alguna pregunta, no dudéis en dejarnos vuestro comentario.

 

Teresa Leo Jiménez, Fisioterapeuta Colegiada 1651 en Clínica Fuensalud

Share your thoughts