Amaxofobia miedo a conducir por Clínica Fuensalud

Amaxofobia: miedo a conducir

Hola a todos y bienvenido de nuevo a nuestro blog de Psicología de Clínica Fuensalud. En esta ocasión vamos a desarrollar un artículo sobre las fobias y más concretamente sobre la fobia a conducir. Se conoce como amaxofobia.

El hecho de conducir supone un acto que lo hacemos casi sin pensar y que nuestro cerebro lo automatiza, para poder ejecutarlo de manera automática.

Pero seguramente conozcas a alguien o quizás tu mismo hayas sentido o sientas miedo o pánico a conducir, generando en ti y en las personas que están a tu alrededor un ambiente de mucho estrés y de mucha tensión.

Pues bien, si te quedas conmigo a lo largo de este artículo podrás descubrir muchas cosas interesantes sobre esta patología y además te explicaremos una serie de consejos y pautas que puedes realizar para poder hacer frente a esta situación y sentirte libre.

¡Comenzamos!

 

Miedo a conducir

Primero y lo más importante es definir de manera muy sencilla y rápida el tema que en esta ocasión vamos a desarrollar.

Pues bien, cuando se siente miedo e incapacidad para poder conducir, podemos decir que estamos ante una fobia. Que en este caso se la denomina como amaxofobia.

Es importante puntualizar que esta fobia o miedo a conducir es un trastorno de ansiedad, que se suele desarrollar o que aparece debido a una serie de causas o circunstancias. Estas causas a las que estamos haciendo referencia, si os parece bien las desarrollaremos en profundidad en otro punto.

Por otro lado, hay que decir que las personas no nacen fóbicas, si no que las fobias se desarrollan a lo largo de nuestra vida por diversas causas o motivos.

Las personas que padecen de amaxofobia sienten un impedimento total y absoluto a la hora de ponerse ante un volante y conducir.

 

¿Miedo o inseguridad?

Es muy importante poder detectar o saber diferenciar de manera correcta, si lo que se siente cuando estamos ante el volante, es realmente miedo o por el contrario lo que se siente es inseguridad.

El miedo o la fobia es cuando se siente un verdadero pánico a conducir, de tal manera que nos resulta imposible ponerse al volante de un coche.

Pero cuando la persona siente miedo, pero al final termina por ejecutar la acción, que en este caso es conducir, podemos decir que no estamos ante una persona que sufra amaxofobia, si no ante una persona que lo que siente es inseguridad a la hora de conducir.

Amaxofobia miedo a conducir

 

Por lo tanto, se puede decir que las fobias son aquellas patologías que desencadenan en nosotros un miedo injustificado y completamente irracional, llegando incluso a provocar estados de verdadero bloqueo y pánico.

 

Causas que desencadenan la amaxofobia

En este punto os vamos a exponer cuales son las causas o los desencadenantes más frecuentes que puede provocar el desarrollar amaxofobia o el miedo a conducir:

  • Haber sufrido o padecido una situación traumática, como por ejemplo un accidente de tráfico. Cuando la causa que desencadena la amaxofobia es esta, debemos saber si nuestro paciente iba de acompañante en el coche o bien era el que iba en el coche conduciendo.

accidente de coche

 

Este dato es importante conocerlo, ya que el tratamiento psicológico que propongamos, tendrá una hoja de ruta diferente.

  • Por otro lado, hay personas que sienten miedo o amaxofobia cuando las circunstancias climatológicas no son las idóneas. Es decir, se puede sentir amaxofobia cuando llueve mucho o bien cuando hay mucha niebla.

clima

  • Sin embargo hay otro grupo de personas que pueden sentir o desarrollar amaxofobia en ciertos espacios. Cuando decimos esto, estamos haciendo referencia a aquellas personas que desarrollan este tipo de fobias cuando tienen que conducir en autovías, autopistas o bien cuando tienen que conducir por el centro de la ciudad con las correspondientes aglomeraciones de coches.

autovía

  • Otra causa que, para poder sufrir amaxofobia, es cuando tenemos que conducir por aquellos lugares que no conocemos, ya que desencadenan en nosotros inseguridad y miedo.
  • Por otro lado, hay que comentar que aquellas personas que hayan tenido en su familia algún antecedente familiar que haya sufrido algún tipo de patología psiquiátrica.

Por lo tanto, en estos casos de amaxofobia pueden tener un cierto componente genético y por lo tanto predisposición a sufrirla.

  • Todas aquellas personas que tengan una personalidad altamente exigente y perfeccionista, también pueden llegar a desarrollar amaxofobia.
  • A medida que vamos cumpliendo años y comenzamos a entrar en una edad avanzada, nuestra destreza y nuestros reflejos se ven mermados a la hora de conducir. Así pues, una causa para poder desarrollar amaxofobia también puede ser esta.

edad

  • En ocasiones otra causa o el origen de la amaxofobia, puede ser debido a que el momento de estar aprendiendo a conducir, las clases que nos hayan facilitado hayan sido escasas o bien la enseñanza haya sido precaria. Por lo tanto, en el momento de ponernos al volante no sintamos inseguros y con el tiempo se coja miedo a conducir llegando a sufrir amaxofobia.

Insisto estas son las causas más frecuentes para poder padecer amaxofobia, pero hay que decir que hay que evaluar de manera independiente e individualizada para poder detectar la causa por la que se ha desarrollado amaxofobia o cualquier otra fobia en general.

 

Síntomas de la Amaxofobia

Cuando las personas padecen amaxofobia o miedo a conducir, suelen sentir un conjunto de síntomas propios de una fobia. Con esto queremos decir que no es que se dé un solo síntoma, si no que se pueden dar varios a la vez.

Los síntomas más frecuentes que suelen sentir las personas que sufren amaxofobia son los siguientes:

  • Por un lado están todos aquellos síntomas que podemos decir que son subjetivos. Es decir, aquellos síntomas que no podemos medir.

Estos síntomas a los que estamos haciendo referencia son:

  • Dificultad para poder concentrarse.
  • Incapacidad para tomar decisiones al volante.
  • Preocupación excesiva.
  • Se suele sentir una gran inseguridad.
  • Por otro lado, se presenta mucho temor o miedo.
  • En el momento de conducir suelen tener una infinidad de pensamientos negativos.
  • Y por otro lado, también tienden a adelantarse a cualquier posible peligro.

falta de concentración  Amaxofobia

 

  • Sin embargo la persona que padece de amaxofobia puede tener o sentir una serie de síntomas que son motores. Estos síntomas son fácilmente y claramente observables por la persona que está al lado suyo.

Estos síntomas motores a los que estamos haciendo referencia son los siguientes:

-Evitan a toda costa ponerse delante de un volante o bien eluden el hecho de conducir.

-Suelen tener movimientos torpes y claramente desorganizados.

-Y, además, presentan un grado importante de hiperactividad.

 

  • Y por último las personas con amaxofobia presentan una serie de síntomas fisiológicos, que del mismo modo que el punto anterior también es fácilmente apreciable por la o las personas que están cerca de ella.

Estos síntomas fisiológicos que se desencadenan con la amaxofobia son los siguientes:

-Suelen tener un pulso muy acelerado.

-Con la sensación de falta de aire.

-Además, la respiración es muy rápida y entrecortada.

-Pueden llegar a sentir una fuerte opresión en el pecho.

-Pero además pueden llegar a sentir molestias estomacales.

-Existe dolor de cabeza.

dolor de cabeza

-El paciente genera una gran tensión muscular.

-Aparecen temblores incontrolados de las manos.

-Por otro lado, pueden llegar a sentir sofocos.

-Pero además, llegan a tener una gran sudoración general de todo el cuerpo.

-E incluso en los casos más extremos la persona puede llegar hasta el punto de desmayarse.

presión en el pecho

Estos síntomas fisiológicos que acabamos de describir son muy parecidos y se corresponden a los síntomas que padecen las personas que están sufriendo en ese momento un ataque de ansiedad.

 

¿Se puede tratar la Amaxofobia?

Como habéis podido comprobar la amaxofobia es una patología muy compleja ya que puede tener diferentes causas u orígenes. Pero además tiene una gran diversidad de síntomas. Pero esta complejidad es mayor ya que cada paciente es completamente diferente a otro y por lo tanto hay que saber y averiguar exactamente el factor desencadenante y los síntomas que desarrolla a la hora de ponerse al volante nuestro paciente.

Esto va a ser de vital importancia para poder proponer un tratamiento efectivo.

Pero por suerte la amaxofobia es un problema que, si es tratado por un Psicólogo experimentado en este tipo de fobias, tiene un alto grado de éxito en su cura.

Aunque también hay que decir, que parte del éxito del tratamiento, va a venir de parte del paciente. Es decir, la mayoría de las personas que sufren amaxofobia son conscientes de su problema, pero no se atreven a reconocerlo. Por lo que es muy importante y fundamental que el paciente no sólo reconozca su problema, sino también que quiera solucionarlo, para curar esa situación que le incapacita para ser y sentirse libre.

Por eso cuando el paciente llega a la consulta de Psicología, es muy importante determinar de manera exhaustiva la o las causas que hacen que el paciente entre este bucle de pánico que le paraliza.

Una vez focalizado el problema, es el momento de proponer una ruta de tratamiento para poder tratar con éxito la amaxofobia.

Para poder tratar la amaxofobia, los Psicólogos podemos hacer uso de diferentes terapias:

  • EYE MOVEMENT DESENSITIZATION AND REPROCESSINGE (EMDR). Esta terapia es usualmente muy frecuente aplicarla en aquellos pacientes que han desarrollado amaxofobia por causas traumatológicas.
  • MINDFULNESS. Esta terapia se aplica para aquellos pacientes que pierden la concentración al volante debido a sus temores y miedos.
  • HIPNOSIS. Cuando el Psicólogo hace uso de esta terapia es porque quiere tratar de manera específica esos pensamientos negativos que tiene el paciente. Además, también es muy beneficioso para tratar esos ataques de ansiedad incontrolados que padece el paciente.

hipnosis  Amaxofobia

TERAPIA SENSORIOMOTRIZ. Con este tipo de terapias los Psicólogos podemos hacer ver y enseñar a los pacientes que tienen recursos internos para hacer frente a sus miedos o a la amaxofobia.

terapia sensoromotriz

  • TERAPIA CENTRADA EN LA COMPASIÓN. Con este tipo de terapia los Psicólogos hacemos ver al paciente que no debe sentir vergüenza por sufrir amaxofobia, ni tampoco debe sentir culpa por ello.
  • TERAPIA CENTRADA EN EL SELF. Cuando los Psicólogos hacemos uso de esta terapia es para indagar en lo más interno y profundo de la mente de nuestro paciente, para averiguar aquellas situaciones que han provocado la amaxofobia, y que el paciente no es consciente de ellas.
  • TERAPIA GESTALT. Con esta terapia podemos tratar aspectos muy concretos o específicos de la amaxofobia o de cualquier otra fobia.
  • TERAPIA ICV Y BRAINSPOTTING. Estas dos terapias son de última generación. Gracias a ellas podemos desarrollar situaciones difíciles para el paciente, ver cómo se comporta y por consiguiente enseñarle como puede hace frente a ellas.

Pero sin duda alguna la terapia más utilizada por los Psicólogos, ya que tiene un alto grado de éxito en el tratamiento de la amaxofobia o miedo a conducir es la TERAPIA CONGNITIVO-CONDUCTUAL.

 

¿En qué consiste la terapia cognitivo-conductual?

Como hemos comentado anteriormente esta terapia es la más utilizada por los Psicólogos para tratar la amaxofobia debido a su alto grado de éxito en el tratamiento de esta patología.

Esta efectividad se debe a que esta terapia tiene o consiste en tres fases:

PRIMERA FASE. – En esta fase los Psicólogos es muy importante hacer ver al paciente cómo la amaxofobia se ha implantado en su vida y en su conducta. Por lo tanto, lo que estamos haciendo es que el paciente sea completamente consciente de su problema.

terapia cognitivo-conductual

 

SEGUNDA FASE. – Una vez que el paciente ha toma conciencia, es el momento de aplicar técnicas para puede hacer frente a la amaxofobia o miedo a conducir. Por lo tanto, le enseñaremos a poder controlar todos los síntomas que desarrolla cuando está delante del volante.

TERCERA FASE. – Cuando el paciente llega a esta fase es el momento de enfrentarse a conducir. Al principio lo puede hacer junto a una persona de sea de su plena confianza y progresivamente a medida que vaya cogiendo seguridad lo puede conducir solo.

 

conducir  fobia Amaxofobia

Resumen

Cuando hablamos de amaxofobia es una fobia que es mucho más habitual de lo que nos pensamos. Es una fobia que afecta tanto a los hombres como a las mujeres, provocando en ellos un miedo incontrolado e irracional a conducir, desencadenando escenas de verdadero pánico.

Pero es muy importante saber diferenciar las situaciones de inseguridad a aquellas escenas de miedo a conducir o amaxofobia.

Este tipo de fobias por su puesto que tiene tratamiento y por consiguiente su cura, mejorando con ello la calidad de vida del paciente, ya que éste se siente independiente y libre.

Para que esto sea así es muy importante que el paciente reciba un tratamiento Psicológico de calidad y completamente personalizado.

superar Amaxofobia

 

¡Pierde completamente el miedo a conducir!

 

Bueno, hasta aquí este artículo sobre la amaxofobia o miedo a conducir. Espero que haya sido de vuestro interés y que os haya sido de utilidad.

Si sufres amaxofobia y quieres tratarlo, puedes ponerte en contacto con los Psicólogos de Clínica Fuensalud para recibir más información o bien para comenzar con un tratamiento.

 

Departamento de Psicología, Clínica Fuensalud

 

ENLACES DE INTERÉS

Share your thoughts