Lupus Eritematoso y Fisioterapia por Clínica Fuensalud

Lupus Eritematoso y Fisioterapia

Esta semana vamos a tratar una enfermedad que ha decir verdad es una gran desconocida. Os vamos a contar todo lo referente al Lupus Eritematoso y, además, os vamos a dar unas pautas para la realización de una Rehabilitación correcta.

Si te quedas conmigo a lo largo de este artículo descubrirás cosas muy interesantes. ¿Comenzamos?

Introducción

El Lupus Eritematoso es una enfermedad autoinmune. Es decir, el sistema inmunitario del paciente va a atacar por confusión a las células del tejido sano del afectado.

El Lupus Eritematoso también es conocido por otros nombres tales como:

  • LES
  • Eritema malar.
  • Lupus.
  • o, Lupus eritematoso diseminado.
  • Lupus discoide.

Aunque la manera más común es nombrarla por el nombre de Lupus Eritematoso (LES).

Es una enfermedad crónica cuyo origen no está muy claro. Y que va a afectar más a las mujeres que a los hombres, en un rango de edad comprendido entre los 15 y los 44 años.

Hemos comentado anteriormente es una enfermedad autoinmune y por el momento no se ha desarrollado ningún tratamiento para conseguir su cura. Hasta el momento sólo se puede paliar sus síntomas con los diferentes tratamientos que existen.

¿Cuáles son las causas del LUPUS?

Como hemos comentado anteriormente, no se sabe con exactitud la o las causas que desencadenan el desarrollar o el padecer esta enfermedad.

Pero según estudios realizados, se sospecha o se piensa que el padecer Lupus Eritematoso lleva asociado ciertos factores tales como:

  • Factores genéticos.
  • Factores hormonales. Por eso afecta más a las mujeres que a los hombres, ya que las mujeres tienen un sistema hormonal más activo y más vulnerable que los hombres.
  • Puede ser que se desencadene debido a la ingesta errónea de ciertos medicamentos.
  • O bien, puede ser debido a ciertos factores ambientales.

 

¿Cómo se diagnostica el LUPOS Eritematoso?

El Lupus o LES en un principio resulta algo complicado de diagnosticar. El diagnóstico se va a basar sobre todo en los síntomas que nos va a describir el paciente.

Aunque podemos hacer uso de una analítica de sangre para poder verificar los síntomas que nos detalla el paciente.

Los datos o los niveles que tenemos que debemos tener en cuenta o que nos debemos fijar en la analítica de sangre son:

  • Los niveles de leucocitos están más bajos de lo normal.
  • Los niveles de linfocitos no son los adecuados, ya que también son mucho menores.
  • Los valores de las plaquetas también son inferiores a lo normal.
  • En la sangre podemos encontrar anticuerpos anti-DNA. O anti-Sm.
  • Y, por último, en la sangre también encontramos la presencia de anticuerpos antifosfolípidos.

análisis de sangre para LUPUS

 

Pero el diagnóstico no sólo se va a basar en los resultados que arroje la analítica de sangre, sino que además se debe complementar con otras pruebas para cerciorarnos que estamos ante esta enfermedad. Estas pruebas a las que nos referimos son:

  • Hay que realizar una analítica de orina.
  • Es importante fijarnos en los niveles de Creatinina.
  • Es conveniente realizar pruebas por imagen para poder observar el estado del corazón, los pulmones, las articulaciones o los músculos. Estas pruebas a las que nos referimos pueden ser una radiografía (RX), una Resonancia Magnética (RMN) o bien una ecografía.

Con todos los datos que nos arrojen las diferentes pruebas que se ha realizado el paciente y junto con la descripción que realiza el paciente de sus síntomas, podemos verificar que el paciente padece de Lupus Eritematoso o LES.

¿Qué síntomas padecen los pacientes con LUPUS Eritematoso?

Al ser una enfermedad autoinmune y que afecta o ataca a las células sanas, puede afectar a los tejidos de los diferentes órganos del paciente.

Pero hay que decir, que los síntomas que vamos a describir a continuación, pueden ser muy variados de una persona a otra.

Los síntomas más característicos que presenta el paciente con Lupus Eritematoso son los siguientes:

  • Cansancio.
  • Pérdida de peso repentina.

pérdida de peso por lupus

  • Fiebre sin causa aparente.
  • Dolor e inflamación articular. Llegando incluso a desarrollar artritis. Estos dolores articulares van a afectar sobre todo a las manos, a los dedos de las manos, a las muñecas, a los codos, a los pies y a las rodillas. Cuando presentan este dolor a nivel articular, el paciente por las mañanas cuando se levanta, siente una gran rigidez articular.
  • Existe un malestar general.
  • Suelen presentar una caída de pelo importante.
  • Hay dolor torácico cuando respiran profundamente. Esto es debido a que los pacientes con Lupus Eritematoso suelen desarrollar pleuritis, que es una enfermedad de los pulmones. Pero hay que decir que en ocasiones esta pleuritis, no sólo se manifiesta con dolor en el tórax, sino que a veces puede incluso aparecer fiebre.

pulmón

  • Otro síntoma muy característico de esta enfermedad es que los pacientes presentan lesiones en la piel. Y más concretamente padecen una lesión que se la conoce con el nombre de eritema en alas de mariposa. Esta patología en la piel se caracteriza por el enrojecimiento y la erupción de la piel en la región de la nariz y de las mejillas.

 

eritema

 

  • Los riñones es otro órgano que por lo general también se ven afectados. La inflamación que se produce en los riñones se la conoce como nefritis. En muchas ocasiones esta alteración en el riñón suele ser asintomática. Pero sin embargo en otras ocasiones puede aparecer sangre en la orina.
  • Pueden tener úlceras o llagas en la boca.

  • Los ganglios linfáticos también se ven afectados, por lo que son pacientes que son más propensos a padecer infecciones de cualquier tipo.
  • Pero no sólo se ven alterados los órganos anteriormente citados. El cerebro y el Sistema Nervioso también sufren las secuelas de esta terrible enfermedad. Los síntomas que presenta el paciente con Lupus Eritematoso (LES) sobre ellos son dolor de cabeza, hormigueos, se ve alterada la visión, siendo muy sensibles a la luz del sol e incluso pueden llegar a convulsionar.

cerebro

 

Como habéis podido comprobar el Lupus Eritematoso es una enfermedad que es bastante invasiva, ya que va a afectar prácticamente a todos los órganos.

Por ello, siempre se recomienda al paciente que es necesario abordar la enfermedad desde diferentes especialidades médicas. Es decir, el paciente debe controlar los síntomas con la ingesta de medicación prescrita por su médico, con Psicología para que le ayude a sobre llevar esta enfermedad tan invalidante. Y por último con Fisioterapia para evitar que los síntomas articulares vayan a más.

 

La Fisioterapia y el LUPUS Eritematoso

Un dato importante que debemos hacer mención sobre esta enfermedad, es que presenta brotes. Es decir, hay momentos o épocas en las que todos los síntomas que hemos descrito anteriormente son estables, pero sin embargo en ocasiones los síntomas se agudizan, produciendo picos de gran inestabilidad.

No existe un tratamiento que pueda curar esta enfermedad. Pero si que podemos conseguir es paliar o aliviar los síntomas que presente el paciente.

Por lo que la Fisioterapia juega un papel muy importante en estos pacientes que sufren Lupus Eritematoso (LES). Ya que podemos hacer que el paciente tenga o que mejore su calidad de vida.

1.- OBJETIVOS DE LA FISIOTERAPIA.

Cuando estamos ante un paciente que presenta esta enfermedad, nos debemos plantear unos objetivos principales. Los cuales son:

– Reducir el dolor.

– Eliminar el edema que presente debido a la inflamación de las articulaciones.

– Mitigar la inflamación de las zonas afectadas.

– Es importante impedir que aparezca la rigidez articular.

– Al igual que es fundamental prevenir la atrofia muscular.

– Hay que conservar la capacidad pulmonar del paciente.

– Enseñar al paciente cómo hacer frente y controlar los brotes que pueda sufrir a consecuencia de la enfermedad.

– Es fundamental que el paciente conserve la independencia funcional.

dolor articular

Es decir, en definitiva es muy importante que el paciente tenga una excelente calidad de vida, dentro de las limitaciones que pueda presentar debido a su enfermedad.

2.- TÉCNICAS DE FISIOTERAPIA.

Para poder conseguir todos los objetivos nombrados anteriormente, los fisioterapeutas podemos hacer uso de muchas técnicas. Pero en el momento de decantarnos por una técnica u otra, siempre debemos tener en cuenta el estado del paciente y las limitaciones que presenta.

Con esto lo que queremos decir que debemos diseñar un tratamiento completamente personificado para él. Y que además debemos ir cambiando en función de cómo se encuentre el paciente.

Una vez comentado esto, las técnicas más comunes que los fisioterapeutas podemos hacer uso son:

  • Cuando utilicemos esta técnica debemos tener en cuenta que debe ser relajante y descontracturante. Por lo que siempre lo debemos aplicar de manera suave y sin aplicar demasiada intensidad. Lo importante es no provocar dolor.
  • Estiramientos.
  • Punción Seca.
  • Acupuntura.
  • Fisioterapia respiratoria.
  • Se puede aplicar Ultrasonido (US) pero siempre lo debemos hacer en forma pulsátil y nunca continua. Pero además debemos evitar su aplicación cuando el paciente esté sufriendo un brote de esta enfermedad.
  • Y, por último, se puede aplicar calor. Pero es fundamental que se evite aplicar Termoterapia cuando el paciente se encuentre en un brote. Ya que con el calor vamos a favorecer que exista más inflamación.

masaje contra el LUPUS

Cuando diseñamos el protocolo de tratamiento que vamos a realizar debemos tener en cuenta dos aspectos fundamentales:

  1. Las sesiones que realicemos con el paciente deben ser muy suaves y hay que evitar que sean muy largas. Decimos esto, ya que lo que no queremos es fatigar muscularmente al paciente, ni tampoco provocar una inflamación articular.
  2. Cuando se realicen estiramientos o ejercicios, estos deben ser muy suaves y lentos. Nunca debemos provocar dolor alguno.

 

3.- DISEÑAR UNA TABLA DE EJERCICIOS.

Otra función importante que tiene el Fisioterapeuta es diseñar una tabla de ejercicios para el paciente. Estos ejercicios siempre se deben ajustar a la capacidad o a las limitaciones que presente nuestro paciente.

El papel que juega el ejercicio en estos pacientes es muy importante, ya que gracias a ellos:

  • El paciente previene la rigidez articular.
  • Se van a tonificar los ligamentos, tendones y los músculos, dándole así una mayor estabilidad a la articulación.
  • Evitamos que pueda coger algo de peso corporal, impidiendo con ello que aparezca el dolor y la inflamación en las articulaciones.
  • Como hemos comentado anteriormente los pacientes que sufren de Lupus Eritematoso (LES) van a ver mermada su capacidad cardiaca y respiratoria. Pues bien, con los ejercicios vamos a intentar que estas se mantengan y que no empeoren o disminuyan.

 

Pero, ¿qué tipo de ejercicios se pueden realizar o se pueden prescribir para los pacientes que sufren de Lupus Eritematoso?

Existen varios ejercicios que se pueden realizar, pero insisto todo va a depender de la capacidad y las limitaciones que presente el paciente.

Por lo general, lo que se intenta con estos ejercicios es que el paciente mantenga o gane la flexibilidad, la fuerza y la resistencia. De esta manera siempre se realiza cinesiterapia.

Por lo tanto, nos basaremos en ejercicios de:

  • Estiramientos. Con ellos se va a ganar la flexibilidad muscular y articular.

estiramientos

  • Fortalecimiento muscular. Vamos a intentar ganar un poco de fuerza en los músculos, provocando que las articulaciones sean mucho más estables.
  • Ejercicios aeróbicos. El objetivo es aumentar la resistencia de los pulmones y del corazón. De esta manera el paciente podrá realizar un mayor número de actividades de la vida diaria sin notar el cansancio tan rápido. Algunos de los ejercicios que proponemos pueden ser como por ejemplo andar, nadar o realizar bicicleta estática.
  • Pilates. Con este tipo de actividad vamos a favorecer la relajación, pero además vamos a mejorar la coordinación y la postura corporal.

pilates

 

Es muy importante que cuando se inicia con el programa de ejercicios, se empiece de manera gradual y es fundamental realizarlo a diario.

En el caso que cuando se esté realizando el ejercicio, vemos que nos estamos fatigando mucho o nos estamos cansando o bien nos aparece dolor, es muy importante descansar y dejar los ejercicios.

Del mismo modo debemos decir que cuando el paciente se encuentra en un pico o en un brote de la enfermedad, no es aconsejable que realice el programa de ejercicios que se le han prescrito. Es mejor descansar, para no provocar una mayor inflamación.


Bueno pues hasta aquí el artículo referente al Lupus Eritematoso (LES). Espero que os haya sido de utilidad y que hayáis aprendido algo más de esta enfermedad. O bien que os haya despejado alguna duda que tuvierais sobre ella.

De todos modos, si a lo largo del artículo os han surgido alguna duda o pregunta, no dudéis en dejarnos vuestras inquietudes en el apartado de comentarios y las contestaremos.

Pero si por el contrario quieres que tu duda o pregunta sea resulta de manera individual o privada, puedes ponerte en contacto con nosotros.

Recuerda en compartir este artículo, ya que puede ser de gran utilidad para muchas personas.

 

Teresa Leo Jiménez. Fisioterapeuta Colegiada Nº 1651

Share your thoughts